Sostenibilidad

Energías renovables, el reto de la década

La Ley de Cambio Climático reclama una producción limpia de energía del 74% para 2030; Álava apenas llega hoy al 8%

29.05.2021 | 23:57
La nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece que para 2030 el 74% de la producción total de energía sea mediante fuentes renovables como los aerogeneradores. En Álava hay en la actualidad dos instalaciones de este tipo, la de Elgea-Urkilla y la de Badaia.Foto: Ángel Ibáñez

Gasteiz – El pasado 22 de mayo entraba en vigor la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, un hito que da la vuelta a la estrategia de España en materia de generación de energía y que no solo abre la puerta a un aumento radical de la producción renovable, sino que obliga a las administraciones a que, para 2030, el 74% de la energía que se produce provenga de fuentes limpias, y que el 42% del consumo final en casas, industrias o medios de transporte sea renovable.

A día de hoy, el territorio alavés apenas alcanza un 8% de esa producción, a través fundamentalmente de los parques eólicos de Badaia (50 megavatios) y Elgea-Urkilla (32 MW), y de Ekian, el gran parque solar del sur del territorio capaz de producir 24 megavatios.

Con el objetivo de elevar esa producción y acercarse a los objetivos que establece la ley se constituyó Aixeindar, una sociedad en la que participan Iberdrola y la sociedad pública Ente Vasco de la Energía, y que promueve cuatro nuevas instalaciones fotovoltaicas, en Labraza (40 MW), Iturrieta (75 MW), Arkamo (90 MW) y Azazeta (40). Además, al calor de la nueva legislación se van estudiando nuevos proyectos en Álava de carácter netamente privado que vienen a confirmar el paso definitivo hacia la transición renovable.

Los proyectos de Aixeindar planteados suman 245 megavatios renovables a los 106 ya instalados, a los que se podrían sumar otros 300 MW si los tejados de todas las viviendas del territorio colocaran placas fotovoltaicas, según explicó el pasado lunes en las Juntas Generales el diputado de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera. Además, las emergentes comunidades energéticas locales podrían añadir como mucho otros 5 MW, dijo Galera.

"muy lejos" del objetivo En total se lograrían obtener de fuentes limpias, con estos recursos, algo menos de 700 MW de energía renovable, para atender a un consumo que en 2019 fue el equivalente en Álava a 1.355 MW. Hay que tener en cuenta además que, sobre todo en el caso del viento, la disponibilidad del recurso natural es impredecible, y en todo caso "la conclusión es que estamos muy lejos de las necesidades energéticas de este territorio", resumía Galera en su comparecencia.

De entrada, cabe pensar que la solución pasa por instalar más molinos y más placas fotovoltaicas, y a ello se tiende, de hecho, pero el viento sopla con más fuerza en las tierras más altas y expuestas. En esos lugares, normalmente poco antropizados, es donde habitualmente se refugia la mayor riqueza en cuanto a flora y a fauna, sobre todo en lo relativo a las aves. En cuanto a las placas solares, la necesidad de ocupar grandes cantidades de suelo lleva a una pugna por el territorio entre estas instalaciones y el tradicional uso agrícola de las llanuras alavesas.

En ese sentido, el diputado general alavés, Ramiro González, advertía el pasado martes de que "cualquier proyecto supone afección medioambiental", y afirmaba que a la Diputación le corresponde analizar dicha afección y valorar con ese diagnóstico su viabilidad.

Mecanismo "garantista" La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, aseguraba por su parte la pasada semana en DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA que los cuatro permisos para parques eólicos concedidos a Aixeindar en Álava están sujetos a un mecanismo de protección y de conservación "garantista" desde el punto de vista ambiental, y prometía que el Gobierno Vasco no va a establecer parques eólicos "por encima de nadie ni a cualquier precio".

Desde la oposición que conforman EH Bildu, Elkarrekin Araba y PP se argumenta por su parte que el actual marco, el Plan Territorial Sectorial de las energías renovables, es de 2002 y está pendiente de revisión y obsoleto. En ese sentido, González considera que "mientras no se elabore" ese PTS "tenemos una obligación" con respecto a la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Por su parte, hace una semana la plataforma Mendiak Aske se manifestó en Agurain en contra de las ubicaciones propuestas por Iberdrola y el Ente Vasco de la Energía en Álava.

Los datos

1.355

Megavatios

El equivalente a esta cantidad de energía es lo que se consumió en el territorio alavés en 2019.

245

Megavatios

Los cuatro proyectos eólicos que promueve la sociedad público-privada Aixeindar (Labraza, Arkamo, Iturrieta y Azazeta) tendrían capacidad para generar 245 megavatios.

106

Megavatios

En la actualidad, los parques eólicos de Elgea-Urkilla (32 MW) y Badaia (50 MW), y el fotovoltaico Ekian (24 MW) suman 106 MW de energía renovable.

noticias de noticiasdealava