La lucha contra el coronavirus

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de covid?

El Departamento de Salud recuerda que "una actuación responsable" es la mejor arma contra la enfermedad

22.03.2021 | 11:24
El uso de la mascarilla, la distancia social y las burbujas de contactos son claves para mitigar la expansión del virus.

En medio de la escalada de contagios que están experimentando Álava y Euskadi durante estos últimos días, el Departamento vasco de Salud ha puesto sobre la mesa este lunes varias pautas sencillas de prevención para evitar la transmisión del covid-19, tanto su contagio como su propagación una vez contraída la enfermedad.

Salud ha recordado que, en caso de presentar síntomas, es "de vital importancia" una actuación "responsable" por parte de cada persona que tenga sospechas de haber resultado infectada o de haber estado en contacto con una persona positiva.


Autoasilamiento y lista de contactos

En caso de presentar síntomas compatibles con el covid-19 –fiebre, tos, dolor de garganta, sensación de falta de aire o pérdida de olfato, entre otros–, se debe contactar por teléfono con el centro de salud de referencia y, desde ese momento y sin esperar a la realización del test, "la actitud más responsable es el autoaislamiento inmediato", según ha enfatizado Salud.

Además, es conveniente realizar una lista de los contactos estrechos que se hayan tenido en los dos últimos días antes de empezar a sentir síntomas para poder transmitir esa información a las personas encargadas de la vigilancia y el rastreo, de cara a cortar cuanto antes la cadena de contagio.

"Es importante detallar al equipo de rastreo cualquier actividad durante la cual se haya podido producir la transmisión del virus. Cabe señalar que la red de vigilancia y rastreo no busca penalizar ni castigar, sino cortar la cadena de contagio", han recordado las autoridades sanitarias vascas.

Quien lo desee, tiene a su disposición más información al respecto en https://www.euskadi.eus/como-actuo/web01-a2korona/es/


Evitar los contagios

Salud ha remarcado que el riesgo de transmisión aumenta en las distancias cortas, en entornos cerrados y concurridos, especialmente cuando están mal ventilados, y si se realizan actividades que aumenten la generación de aerosoles. Son, entre otras, hacer ejercicio físico, hablar alto, gritar o cantar.

Cinco medidas muy básicas pueden reducir el riesgo de contagio considerablemente, según ha enumerado Salud. La primera es mantener la distancia, siempre que estemos con personas no con vivientes. La segunda es la higiene de manos, porque hay que recordar también que la enfermedad, "en gran parte, se transmite con el contacto". La tercera es la utilización "en todo momento" de la mascarilla, especialmente con esas personas no convivientes.

Otra acción muy importante es la ventilación de los espacios cerrados. Y en quinto lugar, establecer burbujas de contactos. Se trata, según Salud, de "reducir la actividad social y el número de personas con quienes nos relacionamos".