ÚLTIMA HORA
Nueve denunciados en Alegría-Dulantzi por celebrar una fiesta en una vivienda
Turismo

Álava trabaja con la vista puesta en la temporada turística de verano

La Diputación cree que la situación epidemiológica obliga a ser "prudentes" en Semana Santa

03.03.2021 | 00:32
Cristina González, diputada de Turismo de Álava

Vitoria – El Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo de la Diputación de Álava está trabajando, fundamentalmente, con la vista puesta en verano, temporada alta turística.

También con la vista puesta en la segunda parte de este año 2021, con la confianza de que la pandemia del coronavirus estará entonces controlada gracias a la campaña de vacunación y a las medidas preventivas vigentes hoy en día en cuanto a movilidad y vida social.

"Estamos trabajando en el diseño de nuevas propuestas y campañas turísticas para dar a conocer nuestros recursos y atractivos naturales, patrimoniales, culturales y enogastronómicos de cara a los meses de verano. Esta estrategia irá dirigida dar a conocer Álava como destino en las comunidades autónomas cercanas y en el conjunto del mercado nacional", indica la diputada foral de Turismo, Cristina González.

"Vamos a trabajar en este objetivo, como hasta ahora, en coordinación con las entidades locales, cuadrillas y ayuntamientos", añade la titular del área.

A lo largo de las próximas semanas, la institución foral aprobará las convocatorias de ayudas económicas para que las entidades locales y empresas del sector mejoren su oferta, así como herramientas de promoción turística pensando en el verano y en el segundo semestre del año.

En semana santa: "prudencia"

¿Y de cara a Semana Santa? La Diputación de Álava afronta la Semana Santa con "prudencia", tanto por motivos sanitarios –la situación epidemiológica sigue siendo complicada y las instituciones debemos ser responsables a la hora de fomentar la movilidad– como por la elevada incertidumbre acerca del grado de movilidad que habrá a principios del mes de abril.

"Teniendo en cuenta la situación epidemiológica y el hecho de que apenas faltan 30 días para Semana Santa, lo que parece seguro es que la movilidad continuará siendo limitada y, por lo tanto, la actividad turística, también, ya que ambas van unidas. Iremos adaptándonos a las decisiones que se vayan adoptando, pero siempre con la prudencia como criterio esencial", subraya Cristina González.

Prudencia, por ejemplo, para que en el caso de que se abra la movilidad dentro del territorio histórico de Álava, los alaveses se muevan por toda la provincia y no se concentren exclusivamente en determinadas localidades y/o recursos turísticos. "Álava es extenso y todas sus comarcas tienen mucho que ofrecer", emplaza la diputada de Turismo.

Entre dichos recursos están los grandes espacios abiertos de que dispone Álava, como son los cinco parques naturales, más de mil kilómetros de itinerarios verdes, recursos a cielo abierto como el Valle Salado de Añana, el Jardín Botánico de Santa Catalina, el románico alavés y las nuestras torres y castillos, junto con numerosas actividades que se pueden realizar al aire libre, ayudarán en este objetivo.

Y, por supuesto –añade Cristina González–, la atractiva oferta turística que presentan las bodegas de Rioja Alavesa y Ayala, de las que se podrá disfrutar a través de programas seguros adaptados a la actual situación de pandemia.

Empaparse de Álava

En este sentido, una propuesta presentada en la última edición de la feria internacional del turismo (Fitur) "muy adecuada" en estos momentos es para el departamento de Turismo Empápate de Álava. Se trata de más de 40 ideas que invitan a descubrir las distintas comarcas del territorio a través de sus ríos, lagos, playas de interior y cascadas.

Así, entre las múltiples experiencias de las que los turistas se pueden empapar en Álava están: la cascada de Aguaqué (Antoñana), las piscinas fluviales de Fresnedo (Santa Cruz de Campezo), el barranco de Igoroin (Maeztu), el desfiladero del río Ayuda (Okina), el nacedero del río Zarpia (Kontrasta), el cañón de Delika (Amurrio), las pozas del río Herrerías (Retes de Llanteno) o las cascadas del río Baias (Zuia).

También las playas interiores de Landa y Garaio, la cascada de Gujuli, la senda del río Purón, la ruta del agua (Berganzo), las cascadas de la Tobería (Andoin), el barranco-cueva de la Leze, las lagunas de Laguardia, el soto del río Ebro, en Lapuebla de Labarca, y los humedales de Salburua de Gasteiz, entre otros muchos enclaves del territorio dignos de visitar.

"Lo que parece seguro es que la movilidad seguirá siendo limitada en Semana Santa"

Cristina González

Diputada de Turismo de Álava