La vacuna llega a los centros de día y alcanzará más grupos desde el lunes

Una treintena de trabajadores forales reciben la primera dosis de AstraZeneca80 años por teléfono para iniciar el proceso la próxima semana

20.02.2021 | 00:17
La compleja campaña de vacunación contra el covid-19 entró ayer en una nueva fase con el inicio de la vacunación de los trabajadores forales de menos de 55 años y diferentes recursos sociosanitarios. En la imagen, una trabajadora recibe el inyectable de AstraZeneca.Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Con cierto suspense por el retraso con que llegaron las primeras dosis, pero la campaña de vacunación contra el covid-19 comenzó a primera hora de la tarde de ayer entre el personal de los centros de día para mayores y del servicio de valoración de la dependencia de Álava. Los viales del preparado de AstraZeneca, el elegido para inmunizar a los profesionales de menos de 55 años de estos y otros recursos sociosanitarios, fueron depositados en el punto de vacunación acondicionado por la Diputación alavesa, en la residencia foral Lakua, alrededor de las 14.30 horas, dos y media después de lo previsto.

Posteriormente, comenzaron a ser inmunizados los primeros trabajadores de este ámbito, hasta llegar a la treintena. Los elegidos fueron en su totalidad profesionales de centros de día públicos y del servicio de valoración, que en este último caso visitan domicilios de personas vulnerables. A medida que vayan llegando más dosis, se procederá a la vacunación de todo el personal de los centros de día para mayores tanto forales como privados, integrados en esta nueva fase de la compleja y cambiante campaña de inmunización, así como de otros recursos como los centros ocupacionales o de discapacidad o las viviendas tuteladas. "Como mínimo", a un ritmo de 100 profesionales al día, según avanzó el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, que se acercó hasta la residencia de Lakua.

"Nuestra intención es prestar un apoyo continuo a la campaña, porque esto es algo que apremia", remarcó Sola. Las personas de más de 55 años, que si los planes de vacunación no cambian recibirán los prototipos de Pfizer/BioNTech o Moderna, serán inmunizados después, cuando lleguen nuevas remesas a Álava.

Antes de ellos, llegará el turno del amplio colectivo de personas de más de 80 años que no viven en residencias y cuya vacunación comenzará la semana que viene, también con estos dos últimos preparados, que utilizan la tecnología de ARN mensajero. Según informó ayer el Departamento de Salud, Osakidetza iniciará la inmunización de este grupo conformado por más de 160.000 vascos por las personas de más de 100 años de edad, a quienes citará por teléfono a partir del lunes para planificar la cita.

Una vez vacunado este colectivo, integrado por alrededor de 1.800 mayores, el inyectable irá llegando a los de menor edad, por franjas, siguiendo por los mayores de 95. Habrá, como mínimo, dos puntos de vacunación en el ámbito de la OSI Araba, aunque si los mayores tienen dificultades, personal del ente público se trasladará a sus domicilios.

Mientras tanto, la campaña de inmunización contra el covid-19 ha arrancado también esta semana entre los profesionales de la red sanitaria privada de Gasteiz, aunque a un ritmo muy desigual. Un ejemplo más de cómo se está desarrollando esta carrera global contra la pandemia, a la espera de que exista una amplia disponibilidad de vacunas.

En concreto, alrededor de 50 trabajadores de primera línea del hospital Quirónsalud, la antigua clínica La Esperanza, han recibido ya la primera dosis de la vacuna de Pfizer, según confirmaron ayer fuentes del centro. Esta primera tanda de inmunizaciones se ha desarrollado entre estos pasados miércoles y jueves.

El proceso se reanudará en cuanto lleguen más viales al hospital, lo que permitirá activar una segunda tanda de vacunaciones que llegará a otros 40 trabajadores del centro. Aunque la plantilla de QuirónSalud está conformada por decenas más, un número importante de sanitarios han sido ya vacunados antes porque también trabajan en Osakidetza.

Mientras tanto, la plantilla del otro gran centro sanitario privado de la ciudad, Vithas San José, sigue todavía a la espera de noticias de la vacuna. La dirección ha remitido ya a las autoridades sanitarias vascas el censo de trabajadores para comenzar próximamente con las citaciones, pero todavía no se ha definido "ni cuándo ni cómo" se dará inicio al proceso, según informaron fuentes del comité de empresa del centro.

Ambulancias La vacunación contra el covid tampoco ha empezado todavía en el sector del transporte sanitario, que está gestionado por diferentes empresas privadas subcontratadas por Osakidetza, aunque la consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, aseguró ayer en el Parlamento Vasco que este proceso arrancará por fin la próxima semana.

Los profesionales de este sector, que se encargan de las ambulancias de soporte vital básico y avanzado o de transportes programados, y que por tanto tienen un contacto estrecho y constante con pacientes de riesgo, han amenazado esta semana con ir a la huelga si su vacunación no comenzaba de forma inminente. Pese al anuncio de la consejera, portavoces sindicales se mostraron escépticos.

Al detalle

Con AstraZeneca. Tras el inicio este pasado miércoles de la vacunación de los agentes de la Ertzaintza de menos de 55 años, la campaña arrancó ayer entre los profesionales de los centros de día para mayores y otros recursos sociosanitarios de la misma franja de edad. Ambos colectivos recibirán el preparado de AstraZeneca.

Con Pfizer y Moderna. Paralelamente, Osakidetza iniciará la próxima semana la vacunación entre las personas mayores de 80 años, a los que citará telefónicamente. Se les aplicará los preparados de ARN mensajero de Pfizer o Moderna, como al personal de las ambulancias. Es también el caso del personal de primera línea de Quirónsalud Gasteiz, cuya vacunación también ha comenzado esta pasada semana.

La frase

Emilio Sola "Nuestra intención es prestar un apoyo continuo a la campaña, porque esto es algo que apremia"

El diputado de Políticas Sociales avanzó que el ritmo de vacunación entre el personal foral se acelerará la próxima semana.

La CIFRA

11

Casos activos hay en las residencias.