Araba

El Gobierno Vasco estudia si recurrir la resolución judicial

El Ejecutivo de Urkullu apela a los hosteleros y a los clientes a ser "estrictos" con las medidas

10.02.2021 | 00:20
Bingen Zupiria.

gasteiz – Los servicios jurídicos del Gobierno Vasco estudian si recurrir el auto del TSJPV sobre el cierre de la hostelería en zona roja, para lo cual tienen un plazo de cinco días que comenzó a contar ayer. Su portavoz, Bingen Zupiria, apeló ayer a los hosteleros y a los clientes de bares y restaurantes a ser "estrictos" con el cumplimiento de las medidas vigentes en estos espacios y consideró "grave" que el alto Tribunal haya entrado en valorar cuestiones epidemiológicas a la hora de argumentar su decisión.

El portavoz señaló que el Ejecutivo vasco "respeta" pero no comparte la decisión del TSJPV, ya que esta "debilita las herramientas de las que disponemos para preservar la salud en una situación tan delicada". Por ello, los servicios jurídicos analizarán el auto, "y el impacto que pueda tener en las competencias de nuestra comunidad", y, en base a ello, se tomará la decisión si presentar un recurso o no. "Los servicios jurídicos van a estudiar la resolución del Tribunal y el impacto que puedan tener, o la alteración que puedan suponer para las competencias de nuestra comunidad en esta tarea de hacer frente a la lucha contra la covid-19", explicó. Zupiria recordó que las medidas adoptadas hasta ahora, como el cierre de bares en los municipios que entran en zona roja por su alto índice de contagios, han sido adoptadas bajo criterios sanitarios, en la Comisión interterritorial de Salud del Estado español y siguiendo las directrices de instituciones como la Organización Mundial de la Salud. "Antes de adoptar medidas, los responsables institucionales han atendido a informes de expertos y también a los dictámenes de la comisión técnica de LABI, compuesta por microbiólogos, epidemiólogos, investigadores y expertos en diferentes ámbitos de la salud pública. Ninguna decisión se ha adoptado sin contar con su consentimiento", subrayó.

En este sentido, reconoció no entender las razones que han llevado a los magistrados a tomar esta determinación, con una situación epidemiológica "muy grave y alarmante" que requiere adoptar medidas "que se están adoptando en medio mundo" y que "están dando resultado, algo que se está comprobando estos mismos días".

"Muchos meses por delante" Sin adelantar si el próximo viernes se adoptará alguna nueva medida, el portavoz insistió en que "lo que sí tenemos claro es que esta comunidad todavía tiene muchos meses por delante para hacer frente a esta situación delicada de salud y va a hacer falta el compromiso de todos y el esfuerzo de todos para superar esta situación hasta que las vacunas consigan ponerle freno". Por ejemplo, estas próximas fechas de Carnaval, cuyos festejos han sido suspendidos por la pandemia, ante las cuales apeló a la responsabilidad tanto de los propietarios de los locales de hostelería como de los clientes que acuden a ellos. "Tenemos claro desde las instituciones, con respecto al mundo de la hostelería y a lo que vamos a vivir en los próximos meses, es que la única forma de abordar esta situación, con más o menos restricciones, será si los hosteleros son estrictos con los clientes que vamos a los bares y a los restaurantes en el cumplimiento de las medidas que están establecidas, y si los clientes somos serios y estrictos en el cumplimiento de estas medidas", concluyó.