Lucha contra la pandemia

1.150 sanitarios de la OSI Araba y 74 de Rioja Alavesa ya se han vacunado contra el covid

Según fuentes sindicales, el ritmo de inoculación es "adecuado"

29.01.2021 | 17:00
Personal de Txagorritxu

Hasta la semana pasada, en concreto, a fecha de este pasado domingo, 1.150 profesionales pertenecientes a la OSI Araba han recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y solamente un trabajador ha rechazado la misma, lo que representa un escaso 0,09%. Cabe recordar que el pasado 15 de enero comenzó este proceso en el Hospital de Cruces y, cuatro días después, el 19 se empezó a generalizar entre el resto de sanitarios de Euskadi.

En el caso de la OSI Rioja Alavesa, otros 74 profesionales ya la han recibido y en la Red de Salud Mental de Álava, otras 35, sin que haya habido profesionales que lo hayan rechazado en estos dos últimos casos, según los datos a los que ha podido tener acceso DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

Pero poner un porcentaje del total de la plantilla que ya ha empezado a inmunizarse es más difícil. "Más que de porcentajes de trabajadores que hayan recibido la vacuna, habría que averiguar cuánto personal está adscrito en cada centro porque debido a los procesos de sustituciones y nuevas contrataciones, los datos no están actualizados. En la OSI Araba, por ejemplo, estamos oficialmente trabajando 4.000 y pico personas en plantilla, cerca de 5.000, pero realmente la plantilla es de unas 6.300 personas en los dos hospitales y centros de salud de Vitoria", precisan fuentes sindicales de ESK.


Ritmo adecuado

A juicio de esta central, el ritmo de vacunación contra el covid entre los profesionales "es el adecuado", aunque lo deseable es que la cifra de los que ya la han recibido fuera mayor, "teniendo en cuenta la transmisión comunitaria que hay, porque muchos de los trabajadores de la plantilla son de primera y de segunda línea, por lo que se enfrentan a la posibilidad de contagio".

Aunque, por otro lado, desde ESK también entienden que el problema concreto del ritmo de vacunación viene por la falta de suministro por parte de las farmacéuticas. "Se nos ha comunicado que tengamos confianza en esa promesa, de que van a vacunar todas las dosis que les lleguen. Si le llegan mil, pues mil. Eso lo tienen claro y así nos lo han trasladado", destacan desde esta central.

Desde ESK también ponen en valor todos los esfuerzos que se han hecho para incrementar el ritmo de vacunación, "porque para inocular a los profesionales, se han incrementado los equipos de vacunación. Ha habido nuevas contrataciones".

También es cierto, como puntualizan, que esta semana no se ha podido vacunar a estos profesionales por la falta de suministro, pero el viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, ayer mismo aseguró que "no hay riesgo en Euskadi de que quienes se hayan puesto la primera dosis no se puedan poner la segunda. Todas las personas van a ser revacunadas y completarán su ciclo".


Por puestos de trabajo

En relación a las vacunas inoculadas por puestos de trabajo, las centrales aseguran no estar recibiendo quejas o diferenciaciones por la categoría profesional. En concreto, 3.010 médicos de Osakidetza de todo Euskadi han recibido ya la primera dosis, 3.924 enfermeras, 1.922 auxiliares de enfermería, 425 correspondientes a otros sanitarios, 703 celadores, 757 auxiliares administrativos, 164 de limpieza y mantenimiento, 57 de cocina y otros 124 que pertenecen a "otros". En total, ya se han puesto 11.086 vacunas, 264 se han rechazado (2.38%) y 15 profesionales no lo han hecho por ser incompatibles.

"Lo que sí que es un error y esperemos que la OSI Araba lo subsane lo más pronto posible, es que en este proceso de vacunación no se ha incluido al personal de la subcontrata que presta sus servicios en la red de personal sanitario, tanto urgente como no urgente, es decir, las ambulancias de soporte vital básico y las de traslado de pacientes, es un personal que está contratado por una empresa aparte, que no tiene nada que ver con Osakidetza, con la cual no se ha iniciado un proceso de vacunación.


Prioridades

Desde ESK hemos pedido en varias ocasiones que se les integre y, además, dentro del personal de prioridad 1, porque tanto el personal de concertadas, de transporte sanitario normal, lleva a pacientes sensibles (como los que van a hemodiálisis o traslados de pacientes inmunocomprometidos). Y lo mismo pasa con la red de sanitaria de transporte urgente, que acude a domicilios y situaciones urgentes, en los que no saben cuál es la situación inmunológica de la persona a la que atiendes y se enfrentan a un riesgo de contagio. Por eso tienen que estar en primera fila", solicitan.

Asimismo, consideran "muy importante" que el Departamento de Salud y Osakidetza, "emitan directrices claras de vacunación y que se sientan con los agentes sindicales para planificar de forma racional este proceso de vacunación".