Diputación de Alava invierte 84.000 euros en la conservación y musealización del Convento de San Francisco

Los elementos constructivos más relevantes son las bases de dos pilares que enmarcaban la fachada y un fragmento del suelo original del pórtico.

18.01.2021 | 18:28
Cultura invierte 84.000 euros en la conservación y musealización del Convento de San Francisco

El Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Alava ha invertido 84.000 euros en la conservación y musealización de los restos del Convento de San Francisco, encontrados durante la realización de las obras de mejora del entorno del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y Los Arquillos, en Vitoria.

En un comunicado, la diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, ha destacado que la labor de conservación, documentación y musealización realizada por la Institución foral "servirá de testimonio visible del pasado medieval de la ciudad".

Del Val ha explicado que durante el transcurso de las obras de mejora del entorno del Centro Memorial, aparecieron "interesantes restos arqueológicos" correspondientes al antiguo Convento de San Francisco y a diversas estructuras arquitectónicas y sepulturas anteriores incluso al convento, "lo que exigió una excavación arqueológica de todos los restos que iban a verse afectados por las obras".

Además y a la vista del interés histórico que presentaban algunas de las estructuras descubiertas, se consideró necesario iniciar acciones para proceder a garantizar su conservación 'in situ', de forma que pudieran convertirse en "testimonio visible del pasado medieval de la ciudad".

Por ello, el Ayuntamiento y la Diputación acordaron colaborar para la "puesta en valor de todo el entorno, generando un espacio atractivo y de divulgación".

La Diputación Foral ha invertido 84.055,78 euros para realizar parte de los trabajos arqueológicos y el resto de necesidades arqueológicas lo ha cubierto el contrato principal de la obra que han tenido una inversión de 2,1 millones de euros, de los que 1,7 han sido financiados por el Ministerio del Interior y el resto por el Ayuntamiento de Vitoria.

Para la diputada foral, Ana del Val, esta es "una nueva muestra de la importancia que tiene la colaboración interinstitucional". "Desde la Diputación Foral hemos realizado una serie de trabajos arqueológicos, de restauración y cuidado arquitectónico, porque estamos comprometidos con la conservación de nuestro patrimonio", ha señalado.

"Además, con esta labor que ha sabido dar respuesta a la demanda de una parte de la ciudadanía sensible con la memoria histórica, se repara de alguna manera un agravio histórico que existía en la memoria de alaveses y alavesas", ha indicado.

Según ha explicado, "considerando el interés de los restos aparecidos y la magnitud de la actuación necesaria para garantizar su conservación", los servicios forales de Museos y Arqueología, Patrimonio Histórico Arquitectónico y de Restauración, dependientes del departamento de Cultura y Deporte de la Diputación Foral, asumieron la ejecución directa de diversos trabajos de investigación, documentación y conservación de las ruinas del Convento de San Francisco.

Los restos conservados de forma genérica, corresponden a las ruinas de lo que fue la zona de entrada principal al Convento de San Francisco. Aunque su origen se remonta al siglo XIII, los restos aparecidos parecen corresponder al pórtico de acceso a la iglesia que se construyó en el siglo XVI y que en el siglo XIX sufrió ligeras modificaciones cuando el edificio se desamortizó y fue convertido en cuartel.

UN PAVIMENTO CON SUELO DIFERENCIADO

Los elementos constructivos más relevantes son las bases de dos grandes pilares que enmarcaban la fachada y un fragmento de pavimento de encachado que constituía el suelo original del pórtico.

El pavimento, de aproximadamente 17 metros cuadrados, se trata de un fragmento, realizado con canto rodado y material cerámico con formas geométricas y flores de seis pétalos.

Además, por el resto de la plaza, se ha recreado en el suelo, con un pavimento diferenciado --más oscuro--, el trazado de los muros descubiertos en la excavación y que corresponden a otros elementos del edificio conservados a una cota mucho más baja, sólo a nivel de cimentación.

En la cartelería colocada, se explican los resultados obtenidos en la excavación arqueológica realizada --destacando especialmente los enterramientos aparecidos que corresponden a una cronología también medieval, pero previa a la construcción del convento, y las ruinas de las estructuras del propio edificio--, así como los principales avatares históricos del edificio, desde sus orígenes hasta su demolición en el año 1930.