Añana se encamina a su recuperación patrimonial

Los meses con movilidad han logrado una afluencia masiva para visitar los atractivos turísticos de esta localidad Tanto el Valle Salado como la propia villa que tiene un ambicioso plan de restauración

16.12.2020 | 01:06
Añana se encamina a su recuperación patrimonial

Salinas de Añana – El alcalde de Añana y senador jeltzale, Juan Carlos Medina, ha señalado al referirse al turismo en su municipio durante la pandemia que "no se puede afirmar que ha estado bien o mal este año a causa de las restricciones. La verdad es que, durante el tiempo que se han podido abrir los recursos en Añana, han acudido muchos más visitantes que otros años. Ha sido una afluencia masiva, aunque concentrada en poco tiempo y con procedencia básicamente del País Vasco".

Medina realizaba esta declaración a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA al ser preguntado por los resultados turísticos de esta campaña, ya que al fin y al cabo en esa localidad está el Valle Salado, uno de los principales atractivos turísticos de Euskadi. Precisamente una de las próximas novedades que se podrán presentar en breve, "una iniciativa de la Asociación de Salineros", es el hostel construido en el centro de la localidad, que "ya está terminado, en fase de amueblamiento y preparándose el pliego de condiciones para poder licitar su gestión".

Esa obra es importante para los objetivos del Ayuntamiento, ya que se está a la espera de que quede completada toda la programación para que el Consistorio "acometa una adecuación global del urbanismo en Añana. Queremos reordenar el tráfico, peatonalizar algunas calles, para mejorar el acceso de visitantes con seguridad y comodidad". Y es que, además del Valle Salado, Añana tiene mucho más que ofrecer, como por ejemplo su muralla. "En 2021 –señalaba el alcalde– queremos avanzar junto con la Diputación Foral de Álava, en el nuevo paseo que discurre por terrenos de la muralla".

Para la mejora de la villa medieval, en calles, callejones, cantones y pórticos se mantendrán las alineaciones existentes, no se permitirán retranqueos de ningún tipo y las actuaciones que se realicen irán encaminadas a su recuperación e higienización y a la peatonalización, así como a la desaparición del uso de aparcamiento de superficie. Las medidas afectarán también a la travesía, por lo que se ha establecido que las intervenciones en ella, que separa el casco urbano de la explotación salinera, irán encaminadas a una reducción del tráfico rodado, favoreciendo la unidad del conjunto monumental en general y, en especial, del casco urbano con la explotación salinera.

En cuanto a las calles se ha decidido mantener el adoquinado y el carácter pétreo conferido por las tapias y las fachadas de mampostería, prohibiéndose las intervenciones que afecten a esa imagen y a los materiales y texturas actuales. También se procederá a la paulatina canalización subterránea de todas las redes de instalaciones técnicas de servicios urbanos, no autorizándose, en ningún caso, la existencia de líneas superficiales o aéreas.

Respecto a plazas, parques, jardines y otros espacios similares, además de incentivarse la puesta en valor del arbolado se han establecido medidas de conservación y puesta en valor de los arcos del edificio donde se sitúa el Ayuntamiento en la plaza Miguel Díaz de Tuesta; lo mismo para la fuente y muros de piedra de la plaza de La Fuente, y las plazas de Miguel Díaz de Tuesta, plaza de los Ozpinas y plazuela de la Fuente.

Asimismo, se ha definido ya cuál será el espacio libre de edificación en la zona norte, extramuros e intramuros, del entorno de la muralla. Por tanto, estarán libres de edificación los terrenos entre la muralla y la delimitación del casco urbano al norte, así como la parte oeste en lo alto del cerro, en la zona en la que actualmente se sitúan el frontón y las ruinas de la iglesia de San Cristóbal, en la zona existente entre la muralla y la línea paralela a ella situada a ocho metros de distancia. Igualmente quedará exenta de edificación la franja norte, en el espacio existente entre el intradós de la muralla y la línea paralela a ella situada a cuatro metros de distancia.

Y no solo se impedirán edificaciones en esos lugares, sino que además se tenderá a la recuperación de espacios libres de edificación alrededor de los tramos de muralla cuando en ellos no exista edificación o cuenten con inmuebles considerados discordantes o carentes de protección, excepto en la zona sur de la muralla, zona en la que es admisible la construcción sobre las parcelas edificables, siempre que la nueva construcción permita mantener exenta la obra de la muralla. En buena medida, este plan es realizable ya que hace años, la extinta Arabarri adquirió los terrenos adyacentes a la muralla, con lo que parte de la inversión ya está realizada. La próxima fase es la que pretende acometer el proyecto de intervención y cuantificación económica para el año 2021. En principio se baraja el acceder a una ayuda de 250.000 euros cuyo destino sería limpiar el paseo de ronda de las murallas y posteriormente se desarrollarían otras fases.

Mejoras para los vecinos Las actuaciones no solo se refieren a la mejora o potenciación de los elementos turísticos o patrimoniales. Juan Carlos Medina comentaba que desde el Ayuntamiento se han realizado actuaciones como el arreglo de tres tramos de caminos de la parcelaria que sufrieron las consecuencias de una fuerte tormenta el pasado 27 de abril. Gracias a una aportación de la Diputación se ha podido arreglar tras una inversión de 32.000 euros.

También, a 18.500 euros de fondos procedentes de Obras Menores, de la institución foral, se ha trabajado en la mejora de la antigua bolera: se ha limpiado, adecentado y se han eliminado todas las barreras arquitectónicas para darle al lugar accesibilidad total. Gracias a ello, a partir de ahora, ese lugar no solo será un lugar para ese juego, sino también un espacio para estar y realizar actividades.