Ainhoa Lekuona presidenta de la asociación de diabetes de álava

"Para una persona diabética es muy importante mantener las rutinas y el ejercicio físico"

Justo antes de la pandemia, la Asociación de Diabetes de Álava cambió su junta, así que la nueva presidenta, Ainhoa Lekuona, se vio en la tesitura de tener que adaptar la entidad a la nueva situación de crisis sanitaria

14.11.2020 | 01:19
Ainhoa Lekuona presidenta de la asociación de diabetes de álava

vitoria – Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Este año dedicado a Enfermería y diabetes. A la presidenta de la asociación alavesa le hubiera gustado poder celebrarlo con actos presenciales, pero la situación de pandemia sanitaria lo impide. No obstante, Ainhoa Lekuona se une a la reivindicación lanzada a nivel estatal: la necesidad, cada vez mayor, de que se note la presencia del colectivo de Enfermería en "nuestra vida diaria porque necesitamos una atención especializada y constante en todas las edades, pero muy especialmente en edades tempranas". Se trata de una solicitud permanente del colectivo, que pide la presencia de personal especializado tanto en los colegios como en los comedores escolares.

Vaya entrada, ¿no? Casi a la par que la pandemia.

–Sí, fue justo antes de la llegada de la pandemia.

¿Tenía en mente dar algún cambio de rumbo a la asociación con la nueva junta?

–Pues no nos ha dado ni tiempo a pensar en cambio de rumbo alguno, que no sea el forzado por la covid. En este momento no nos lo podemos ni plantear, pero siempre hay nuevos proyectos que están en mente. Además, ha entrado gente nueva, joven y con muchas ganas e ilusión por hacer cosas.

La situación epidemiológica no debe ser fácil para los enfermos de diabetes al ser un grupo de riesgo.

–Sí que ha habido muchas llamadas a lo largo de estos meses, y a todos les hemos tratado de solventar sus dudas. Hay que tener en cuenta que la diabetes es una enfermedad que necesita rutinas y, claro, con el confinamiento, pues ha habido que readaptar dichas rutinas. Por ejemplo, si antes iba a pasear hasta Armentia, pues ahora tendré que hacerlo por el pasillo de casa, decíamos. En ese sentido, les hemos asesorado sobre cómo adaptarse a la situación de covid porque un diabético tiene que mantener la dieta y el ejercicio físico igual o más con confinamiento que sin él y pese a las dificultades que entraña. Es muy importante mantener tanto la dieta como el ejercicio físico.

Es una enfermedad que requiere un exhaustivo control.

–Sí, y esos controles varían en función de la dieta y del ejercicio físico, pero también de otros factores como el estrés... Hay algunos que podemos controlar y otros que no, por ejemplo el emocional, que es importante en una situación de pandemia como la actual. Hay que cuidarse mucho, hacer caso a las medidas de prevención, no perder las rutinas y tener la glucemia bajo control.

¿Qué reclama la asociación a instituciones y gobiernos?

–En general, que tengan en cuenta a las personas con diabetes a la hora de tomar decisiones. Este año, en particular, ponemos el acento en la importancia que tienen la educación y formación en diabetes. Es muy necesaria.Sí, he leído que es uno de los puntos que reivindica la federación a nivel estatal.

–Sí, la educación en diabetes es básica. Por eso es fundamental crear la figura de educadora en diabetes en atención primaria, así como en los centros escolares mediante la figura de la enfermera escolar. Nunca se sabe cuándo un niño va a tener una bajada de azúcar y cómo actuar en ese momento. En el caso de los comedores escolares hay que diseñar dietas, contar raciones..., así como ayudarles a ponerse la inyección de insulina si fuese preciso. De ahí que sea tan necesario contar con personal especializado.

Una enfermera escolar.

–Sí, en otros países ya existe esta figura. Para que cualquier niño en edad escolar tenga atención, lo mismo si sufre una bajada de azúcar que cualquier otro síntoma o afección, ya que si hay personal especializado, puede actuar en consecuencia, y no sólo por causa de la diabetes.

Y espera verlo algún día...

–Sí, claro, espero verlo.

Hoy celebran su Día Mundial y, precisamente, está dedicado a Enfermería y diabetes.

–Sí. Desde la asociación somos muy conscientes de la necesidad, cada vez más, de la presencia del colectivo de Enfermería en nuestra vida diaria porque necesitamos una atención especializada y constante en edades tempranas. Nos hubiera gustado conmemorar el día de otra manera, pero con el covid no es posible, así que hemos organizado, junto con los colectivos de Bizkaia y Gipuzkoa, acciones on line, y como siempre, habrá encendido especial de los principales edificios de Vitoria.

Algún mensaje que quiera lanzar...

–Sí, que la asociación de diabetes de Álava está a completa disposición de todo aquel que demande ayuda, consejo, recomendaciones o información. Que contacten con nosotros, sean socios o no, y trataremos de solventar sus dudas. A día de hoy tenemos 790 asociados, pero no es difícil saber cuántos diabéticos puede haber en Álava. Lo que sí sabemos es que hay más personas con diabetes que diagnosticadas, ya que es una enfermedad que puede no dar síntomas durante mucho tiempo. En ocasiones, el diagnóstico no se ve a no ser que por alguna razón te hagas una analítica. Otros años, coincidiendo con el día mundial de la diabetes, realizábamos la prueba de la glucemia en las farmacias, pero con la situación particular de este año, no se puede. Por eso tenemos que tener en cuenta que en esta enfermedad son muy necesarias la educación, sensibilización y prevención.

Las personas que precisen asesoramiento o aclarar sus dudas, pueden ponerse en contacto con la Asociación de Diabetes de Álava (ADA) en los teléfonos: 945 24 86 86/669 831 816. Su sede está en la calle Pintor Vicente Abreu, 7.

"Es difícil saber cuántos diabéticos hay en Álava, lo que sí sabemos es que hay más de los que están diagnosticados"

"Este año ponemos el acento, sobre todo, en la importancia que tienen la formación y educación en diabetes"