Iñaki Gurtubai, concejal de Hacienda

"Si ahora no somos prudentes con la deuda en el futuro habrá que ajustar el doble"

El edil de Hacienda admite la vía del endeudamiento como salida de la crisis pero remarcando que se trata de una "solución temporal"

07.10.2020 | 23:25
Fachada principal del Ayuntamiento de Gasteiz y arcos de acceso al edificio. Foto: J. Muñoz

VITORIA – Las secuelas de la emergencia sanitaria causada por el coronavirus tienen ya una incidencia directa en la economía de las principales instituciones. El Ayuntamiento de Gasteiz no escapa al notable descenso de los millones de euros que han dejado de entrar en sus arcas, y que van a repercutir a la hora de confeccionar el presupuesto municipal para 2021. Desde las más altas esferas económicas internacionales se ha llamado a elaborar unas cuentas expansivas y optar por el camino del endeudamiento, lejos de la austeridad económica que se impuso en la gran crisis de 2008. La primera institución municipal ya se ha adentrado este curso en esa senda del endeudamiento y de los diez millones de euros previstos para este año, se ha elevado el listón hasta llegar a la barrera de los 15.

Fue el propio concejal de Hacienda del Consistorio vitoriano, Iñaki Gurtubai, el que confirmó el incremento en esta variable "y no hemos llegado a más porque no hemos podido", significó al hacer alusión a la intensidad con la que la pandemia viene azotando a la economía local desde marzo.

Aludió al acuerdo de la pasada semana sellado en la Comisión Mixta del Concierto Económico por el que se contemplaba para la Diputación de Álava una cantidad de 90 millones de endeudamiento para este año y el ejercicio venidero. En la vertiente municipal, aludió Gurtubai a ese remedio al que puede acogerse el ayuntamiento, pero siempre teniendo presente que se trata de una "solución temporal" y que a futuro "las deudas hay que devolverlas", remarcó el responsable de las finanzas de Gasteiz. En esa línea esbozó la intención de la institución local de "recurrir a algún tipo de préstamo vinculado a la Diputación de Álava, pero siempre tratando de que sea la mínima cantidad posible", expresó con cautela el edil.

Aludió a los "límite económicos" que hay que establecer en toda operación de endeudamiento y esgrimió el habitual argumento que un informe tras otro expone el interventor municipal. En los últimos lustros los gastos corrientes del Ayuntamiento de Gasteiz son muy superiores a los ingresos corrientes, lo que sitúa al ahorro neto de la institución en unas cantidades insignificantes. "Sin ahorro neto no podemos pagar esas deudas", argumentó Gurtubai, para repetir a continuación la intención de que el Consistorio pueda endeudarse pero "no más allá de la prudencia necesaria" y recordando una vez más que las deudas tienen que ser saldadas en el futuro.

"Ahora toca endeudarse y todo el mundo es seguidor de la teoría keynesiana. Ahora toca gastar, pero pasado mañana llegará el tiempo de los ajustes", alertó Gurtubai poniendo la mirada en el medio plazo. "Si ahora no somos prudentes, con la deuda, en el futuro tendremos que ajustar el doble. Cuanta más alegría hay hoy, más duro será pasado mañana", remarcó de manera gráfica y explicativa el concejal de Hacienda.

REPROCHES DESDE EH BILDU La exposición por parte de Gurtubai de las previsiones actuales de aportaciones de la Diputación de Álava a la institución municipal para este año abrió un debate con EH Bildu. La previsión para todo este ejercicio de 186.592.138,14 euros, se ha visto finalmente reducida a los 147.146.189,94 euros, lo que supone que se queden por el camino 39,44 millones de euros. La inmensa mayoría de esta cantidad suponen los 38,30 millones del fondo de financiación de las entidades locales (Fofel) que se dejarán de recibir debido a la disminución de la recaudación registrada a lo largo de este año.

"Europa nos dice que es el momento de invertir", remarcó la portavoz municipal de EH Bildu, Miren Larrion. Recordó también cómo también desde otras instancias se alude a "presupuestos expansivos" en alusión a los esbozos iniciales de las cuentas del Gobierno Vasco y del ejecutivo de Pedro Sánchez en Madrid. "Algo habrá que hacer en la única institución dónde se llega a este tipo de recorte", precisó la soberanista en relación a esos 39,4 millones que no entrarán en las arcas del Ayuntamiento de Gasteiz. Puso sobre la mesa también la decisión de la Diputación de Bizkaia en el reparto de fondos "donde un municipio como Durango no va tener recortes en la cantidad procedente del Fofel", aireó con orgullo Miren Larrion en encendido debate con el responsable de Hacienda.

Unos minutos antes de abordar este punto, Iñaki Gurtubai sacó a colación el nombre del municipio vizcaíno al señalar cómo en Durango, gobernado por EH Bildu, de cara al año que viene el impuesto de bienes inmuebles va a incrementarse un 14%. En la capital alavesa el proyecto de ordenanzas fiscales que plantea el gabinete Urtaran pasa por plantear una congelación en 2021 y una subida del 2% en los dos ejercicios siguientes.

Este planteamiento lo esgrimió Gurtubai para dar respuesta también a los representantes del turno popular que comparecieron al inicio de la comisión para exponer su postura contraria al proceso de tramitación que se ha llevado a cabo desde el equipo de gobierno durante estas semanas.

"Habrá que recurrir a un préstamo vinculado a la Diputación, pero que sea lo mínimo posible "

IÑAKI Gurtubai

Concejal de Hacienda

"Otras instituciones hablan de presupuestos expansivos y Europa anima a invertir"

MIREN Larrion

Portavoz municipal EH Bildu


Noticias relacionadas