10.000 apoyos a la jornada continua

La plataforma critica a las instituciones por “no hacer su trabajo” y les pide “que escuchen”

28.09.2020 | 23:26

Vitoria – La plataforma a favor de la jornada continua de Euskadi ha recogido ya 10.000 adhesiones a su manifiesto en 677 centros escolares de Infantil y Primaria de la CAV, tanto públicos como concertados. El colectivo difundió ayer un comunicado tras la negativa del Departamento de Educación a modificar la jornada partida para pasar a continua en los colegios que lo demanden de manera "excepcional" durante la pandemia y en función de sus necesidades.

El colectivo insistió en que su propuesta pasa por un horario lectivo de 9.00 a 14.00 horas, con comedor entre 14.00 y 16.00, y con actividades extraescolares hasta las 17.00 en caso de que en estas últimas se puedan cumplir los protocolos covid-19 marcados por el Gobierno Vasco.

La plataforma criticó al área dirigida por Jokin Bildarratz por no estar dotando a los centros escolares de los "recursos y protocolos necesarios para arrancar el curso con normalidad" y por estar "cargando de trabajo" al profesorado con labores administrativas y de cuidado asistencial "que no son de su competencia".

"Señores gobernantes, se les tendría que caer la cara de vergüenza. No han hecho su trabajo. Si realmente les importa la pedagogía y la conciliación familiar escuchen lo que pedimos. Estamos defendiendo una medida que podría ser beneficiosa para protegernos y mejorar la salud pública", remarcó la plataforma educativa.

"Hasta aquí" "Vivimos una situación de pandemia en la que han muerto miles de personas y algunas hemos perdido a nuestros seres queridos, es peligroso. Nos piden que mantengamos las distancias. Nos prohíben reunirnos más de 10 personas en la calle. Nos obligan a llevar mascarilla a golpe de talonario. Nos piden que protejamos a nuestros mayores. Nos han insistido en evitar desplazamientos innecesarios y muchas familias nos vemos condenadas a hacer cuatro viajes a diario. Hasta aquí", recordó el colectivo, que exigió a las instituciones que "escuchen".