Siguen aún cerrados

Trabajadoras de comedores escolares lamentan el trato recibido por educación

Denuncian que no fueron consultadas para redactar el protocolo anticovid tomar parte en las decisiones

26.09.2020 | 01:07
Concentración del miércoles frente al Gobierno Vasco por el cierre de los comedores. Foto: Alex Larretxi

VITORIA – Un grupo de trabajadoras de los comedores de los centros escolares denunciaron en la jornada de ayer a través de un comunicado que el Gobierno Vasco no consultó a este colectivo para redactar el protocolo de prevención del covid-19 en estos espacios y resaltaron además cómo un total de 400 de ellas están desempleadas, a la espera de que se abran todos estos servicios de la capital alavesa.

En el comunicado de ayer en el que hicieron alusión a su situación, 26 empleadas de los comedores destaparon a la opinión pública el "malestar" de este colectivo por el "trato" recibido por el Gobierno Vasco desde el principio del curso educativo 2020-21, marcado por la sombra y la amenaza de la pandemia del coronavirus. Los comedores escolares en muchos centros de la capital alavesa permanecen cerrados porque tanto las familias como las direcciones de los mismos consideran que no cuentan con personal suficiente para garantizar que se cumpla el protocolo frente al covid-19, ni con espacio para dar servicio a todo el alumnado que lo necesite. "En ningún caso se ha contado con nosotras para la organización y activación de protocolos dictados por el Gobierno Vasco", reprocharon las representantes del colectivo, que reivindica que desarrolla una "importante función educativa y social" que le convierte en un "elemento complementario al aprendizaje en el aula", señalaron. Por ello, lamentan que Educación no haya contado con ellas y llaman la atención sobre la "grave" situación de los centros de Infantil y Primaria de Vitoria. "Los comedores no se están abriendo y 400 trabajadoras, en su mayoría mujeres y con trabajos precarios, siguen en paro", explicaron en uno de sus párrafos.

RATIOS DESFASADOS Además, alertaron también ayer de que las trabajadoras que sí que han podido incorporarse a sus puestos están en una situación "muy difícil" porque los ratios de comensal por monitora "están desfasados", más aún con las normas que marca el Gobierno Vasco para evitar los contagios en estos espacios. Por todo, exigieron formar parte activa de todas y cada una de las decisiones que se tomen en cada momento, tanto a nivel laboral como social, al insistir en que "hasta este momento se ha puesto en marcha el curso escolar sin tener en cuenta las necesidades reales de toda la comunidad educativa en su conjunto".

Esta representación de las trabajadoras de los comedores escolares aprovecharon la jornada de ayer para hacer pública su protesta el día en el que el Departamento de Educación del Gobierno Vasco anunció su intención de dotar de un total de 630 personas más a los comedores de las escuelas públicas vascas, 500 de ellos monitores, medida considerada insuficiente por la confederación de ampas de esta red en toda Euskadi, Ehige. El pasado miércoles los afectados por el cierre de los comedores llevaron a cabo un almuerzo de protesta junto a sus retoños frente a la campa de la sede del Gobierno Vasco situada en Lakua.
 

AL DETALLE

Comedores cerrados. El curso escolar 2020-21 ha comenzado sin que parte de estos recintos estén abierto y puedan ser utilizados por los alumnos. Esta situación mantiene en paro a casi medio millar de trabajadoras y ocasiona un quebranto a las familias.

 

TRABAJADORAS DE COMEDORES "NO SE HA CONTADO CON NOSOTRAS PARA LA ORGANIZACIÓN Y ACTIVACIÓN DE LOS PROTOCOLOS DICTADOS POR GOBIERNO VASCO"

Ayer publicaron un escrito dando a conocer su precaria situación.

LA CIFRA

400

Trabajadoras en paro. El cierre de los comedores afecta a un amplio colectivo de personal.