La OCU advierte de las dificultades de la vuelta al colegio

La organización de consumidores denuncia que las aulas de Primaria superan el aforo recomendado en el ámbito estatal

19.08.2020 | 23:06
Alumnos de Bachillerato mantienen la distancia en clase. Foto: Jesús Hellín

vitoria – La OCU advierte de las dificultades para garantizar la seguridad frente al coronavirus en la vuelta al cole. Según una encuesta de la organización de consumidores, las aulas del 81% de los alumnos de Educación Primaria en el Estado superan los 20 alumnos por clase, el aforo máximo recomendado por las autoridades sanitarias para reducir el riesgo de contagio por coronavirus. Así las cosas, a poco más de dos semanas para la vuelta al cole, la asociación pide a las autoridades educativas que aclaren los protocolos de seguridad previstos, tanto los referidos a una posible limitación del aforo como cualquier otro que contribuya a reducir el riesgo de contagio.

Del mismo modo, y ante el riesgo de un próximo confinamiento, la organización de consumidores solicita que se refuerce urgentemente la formación tecnológica de profesores y alumnos, así como los medios materiales disponibles. Y es que, según otra encuesta de la OCU, uno de cada tres niños de Primaria no recibió clases on line los últimos tres meses del curso pasado.

Las autoridades sanitarias apuntan que la limitación del aforo de los colegios a grupos de 15 a 20 alumnos por clase resulta una de las medidas básicas para prevenir el contagio por coronavirus, pero la OCU alerta de que el aforo medio en una clase de Primaria es de 23 alumnos, tal y como revela una reciente encuesta realizada por la organización a 1.455 familias durante el presente curso escolar. En concreto, las clases del 81% de los niños de Primaria superan los 20 alumnos, un porcentaje que aumenta hasta el 96% en los colegios concertados. En Euskadi, la media se reduce a 19,6 alumnos por clase, según los últimos datos aportados por Educación.

La asociación solicita a las autoridades educativas que aclaren cuanto antes los protocolos de seguridad previstos. Si se pretende limitar el aforo máximo es probable que los colegios tengan que reforzar la capacidad docente, especialmente si se prevén habilitar nuevos espacios públicos como lectivos o se van a organizar turnos de mañana y tarde. Otras medidas, propuestas por la organización mundial de la salud (OMS) y por el centro europeo para la prevención y control de enfermedades, podrían pasar por la desinfección y ventilación regular de las aulas; la toma de temperatura a alumnos y personal docente; la separación de al menos un metro entre pupitres y la adecuación del colegio para favorecer el lavado frecuente de manos. También por el uso de mascarillas por parte de profesores y alumnos, según su edad.

Clases on line: "no para todos" La escuela presencial echó el cierre a mediados de marzo, como consecuencia del coronavirus y dejó a muchas familias al cargo de la educación de sus hijos y sin clases presenciales. ¿Cómo estudiaron los niños en casa durante el confinamiento? Una encuesta de OCU da las respuestas y pone el foco en aspectos que hay que mejorar.

Así, uno de cada tres niños de Primaria estuvo sin clases on line durante el confinamiento. "Queríamos saber cómo había sido la educación en el confinamiento. Para conocer cuál fue la respuesta educativa de los colegios y cómo vivieron las familias esta situación, OCU recogió la experiencia de 903 familias con hijos en educación Primaria de centros públicos y concertados. Entre los alumnos de colegios públicos, sólo el 62% tuvo clases on line por videollamada con alguno de sus profesores frente al 84% de los alumnos de centros concertados, y un dato importante, tres de cada diez escolares de Primaria se quedaron sin clase. La encuesta revela también que dos de cada tres niños de entre 6 y 12 años tuvieron clase on line... pero, ¿cuánto tiempo? Según los datos, entre los alumnos que recibieron clases on line, la duración media de las clases, incluyendo los vídeos realizados por los profesores, fue de algo más de dos horas al día.

Entre los niños que recibieron clases on line, el tiempo total dedicado a seguir las clases por videollamada y ver vídeos enviados por ellos sumó alrededor una hora y tres cuartos al día (100 minutos) para los alumnos de 1º, 2º, 3º y 4º de Primaria y algo más de tres horas diarias (185 minutos) para los de 5º y 6º. En este caso, y a diferencia de lo que sucedía con la existencia de las clases, no se observaron significativas diferencias entre educación pública y concertada.

Para poder realizar sus tareas y seguir las clases on line fue imprescindible contar con la tecnología adecuada. El 51% de los niños siguieron las clases con un ordenador, otros usaron una tableta, pero un 14% tuvo que conectarse con un móvil. "No todos los niños tuvieron a su entera y exclusiva disposición un ordenador, una tableta o un teléfono para poder usarlos como herramienta en sus clases". Más de la mitad de los alumnos tuvieron que compartir el dispositivo con otros miembros de la familia.

Además, ¿cuál fue la metodología educativa durante el confinamiento? El dato más llamativo fue la ausencia de clases on line por videollamada con alguno de sus profesores en los colegios públicos. Mientras que en los concertados fue mayoritariamente el profesor principal quien impartió esas clases on line por videollamada, solo sucedió en el 54% de los casos si el centro era público.

Otras alternativas de enseñanza on line fueron el envío de vídeos realizados por los propios profesores, el envío de tareas para descargar, realizar y devolver luego a los profesores y el uso de plataformas virtuales para realizar ejercicios. También fueron recursos más usados por los profesores de colegios privados.

Padres implicados Los datos de la encuesta reflejan igualmente que este tipo de enseñanza durante la crisis del coronavirus necesitó mucha ayuda por parte de la familia. Los padres tuvieron que implicarse mucho con los estudios de sus hijos, niños de Primaria, de entre 6 y 12 años que, lógicamente, necesitaron apoyo.

El tiempo de las clases on line, los periodos de trabajo de los niños con los profesores no recogen el tiempo que dedicó luego cada alumno a realizar deberes, que en tres de cada cuatro casos necesitó la ayuda de alguno de los progenitores.

El apoyo de los padres a sus hijos también fue necesario a la hora de manejar los dispositivos on line. También durante las clases: el 38% de los niños tuvo dificultades para concentrarse durante las videollamadas o a la hora de atender a los vídeos enviados por los profesores. Teniendo en cuenta todo esto, no es de extrañar que la satisfacción final de los padres con la educación on line fuera tan baja, apenas un 6,1 sobre 10. Y es que, las dificultades de los pequeños para concentrarse y trabajar solos, junto con el exceso de deberes, fueron las principales quejas de los encuestados.

Los resultados de la encuesta han puesto de relieve la falta de capacidad de muchos colegios para adaptarse a la educación on line, pese a los esfuerzos de muchos profesionales, que improvisaron soluciones imaginativas, a veces usando sus propios medios personales. Para OCU, desde las administraciones se debería hacer un esfuerzo para: reforzar la formación tecnológica de profesores y alumnos, facilitar medios materiales para que todos los alumnos tengan igualdad de oportunidades, ya que, según los datos de la encuesta, un 20% de las familias tuvo que adquirir dispositivos para la ocasión y un 14% de los niños tuvo que dar clase con un móvil. "La falta de una adecuada respuesta de los colegios a las clases on line se refleja en la pobre satisfacción de las familias", considera la OCU.

al detalle

Dificultades. La OCU ha advertido de las dificultades existentes para garantizar la seguridad frente al coronavirus en la vuelta al cole. A poco más de dos semanas para el regreso a las aulas, la asociación de consumidores ha pedido a las autoridades educativas que aclaren los protocolos de seguridad previstos, tanto los referidos a una posible limitación del aforo como cualquier otro que contribuya a reducir el riesgo de contagio.

Formación tecnológica. Del mismo modo, y ante el riesgo de un próximo confinamiento, la organización de consumidores ha solicitado que se refuerce urgentemente la formación tecnológica de profesores y alumnos, así como los medios materiales disponibles. Según otra encuesta de la OCU, uno de cada tres niños de Primaria no recibió clases on line los últimos tres meses del curso pasado.

Recomendaciones. La desinfección y la ventilación regular de las aulas; la toma de temperatura a alumnos y personal docente; la separación de al menos un metro entre pupitres y la adecuación del colegio para favorecer el lavado frecuente de manos son algunas de las pautas de la OMS para poner coto al covid en las aulas.

la cifra

81%

De las clases de Primaria superan en el Estado los 20 alumnos de media, un porcentaje que aumenta hasta el 96% en los colegios concertados. El ratio, según los datos de Lakua, está en 19,6.