Garaio y Landa sólo necesitarán leves modificaciones para reabrir sus playas

La Diputación señala que sus 170 hectáreas "son más que suficientes para mantener la distancia de seguridad"

26.05.2020 | 00:58
Varias personas descansan y se bañan en Garaio, en una imagen de archivo. Foto: J. Chavarri

vitoria – La Diputación Foral de Álava tan sólo deberá acometer "pequeñas modificaciones" en los parques de Garaio y Landa para que puedan empezar a acoger a los primeros bañistas a partir del 13 de junio, fecha fijada para el inicio de la campaña de verano en las playas del pantano alavés.

El diputado de Medio Ambiente, Josean Galera, recordó ayer que el gobierno foral trabaja desde hace días en la elaboración de un "plan de contingencia" que permita avalar la apertura de las playas del embalse de Ullibarri Gamboa en condiciones de seguridad para esta nueva temporada estival, marcada por el coronavirus. Un plan que se desarrollará "al amparo de las instrucciones tanto del Departamento vasco de Salud como de las órdenes ministeriales", pero que en el caso de Garaio y Landa no parece que vaya a requerir de grandes restricciones de aforo, a tenor de las palabras de Galera durante su comparecencia de ayer por videoconferencia en las Juntas Generales. Entre otros motivos, por las 170 hectáreas de superficie que suman ambos parques y que, subrayó el diputado, "son más que suficientes para que, siendo todos responsables, se puedan mantener las distancias de seguridad" entre los bañistas y visitantes que acudan a Garaio y Landa a partir del 13 de junio.

La ausencia de mareas, que en el caso de las playas de agua salada obligará a muchas a variar el aforo máximo permitido en función de marea alta o baja, será otro punto a favor que "no nos afectará en esta situación", incidió el máximo responsable del área de Medio Ambiente y Urbanismo.

Así, a la espera de que el gobierno foral culmine el plan de medidas de seguridad y las condiciones específicas que puedan establecerse para el acceso a ambas zonas, Galera avanzó que "salvo pequeñas modificaciones en las zonas de aseos, duchas y limpieza", la Diputación estará en condiciones de abrir sin problemas las playas y zonas verdes de Garaio y Landa "con garantías sanitarias" y sin grandes restricciones para la nueva temporada de baño en las playas del embalse alavés, que cada año abarca desde mediados de junio hasta el 31 de agosto.

aguas y residuos El diputado de Medio Ambiente y Urbanismo compareció ante las Juntas por vía telemática para informar sobre los ajustes que su departamento deberá acometer este año por la reducción del 22% que se espera en el presupuesto foral a consecuencia de la pandemia. En este sentido, Galera resaltó que hasta el inicio del estado de alarma su departamento tenía ya comprometidos 11,2 de los 18 millones de euros con los que iba a contar en 2020, el 64%.

Aunque asumió que "ajustes habrá que hacer", el diputado no concretó cuáles serán finalmente las partidas que desaparecerán este año del presupuesto de Medio Ambiente, pero sí avanzó que algunas obras y licitaciones, relacionadas principalmente con el saneamiento de aguas, se retrasarán respecto a los plazos previstos, como la red de colectores para la nueva depuradora de Agurain, que renovará la propia Diputación tras el acuerdo llegado a principios de este año con la Agencia Vasca del Agua (URA), encargada de financiar la futura Edar de la localidad.

Los nuevos colectores de la Edar de Valdegovía, en Espejo, la renovación de la red en alta de Sobrón, los trabajos en el depósito de Puentelarrá y Fontecha, el proyecto de construcción de la planta de recogida de voluminosos de la capital alavesa o la redacción del proyecto de la infraestructura para la recogida de la fracción orgánica de residuos urbanos también verán dilatados sus plazos por la suspensión de las licitaciones a consecuencia del covid-19.