Begoña Calvo HernáezCatedrática de Farmacia en la upv/ehu
Alerta Mundial por el coronavirus Alerta mundial por el coronavirus

"En la mitad de los casos, la transmisión del coronavirus tiene lugar en la fase presintomática"

28.03.2020 | 23:17
Begoña Calvo Hernáez, Catedrática de Farmacia en la UPV/EHU

Begoña Calvo, catedrática de Farmacia, estudia la evolución que está teniendo el coronavirus en el mundo y asegura que la sociedad generará cierta inmunidad.

VITORIA – Catedrática de Farmacia en la UPV/EHU y especialista en análisis y control de medicamentos, la doctora Begoña Calvo está siguiendo con inquietud la evolución de la pandemia del coronavirus, tanto a nivel regional como en lo que toca a otros países y continentes.

¿Qué características presenta este virus?

–Los coronavirus, como agentes patógenos en humanos, son conocidos desde hace muchos años, desde mediados de los años 60. Se aislaron por primera vez a partir de muestras obtenidas del tracto respiratorio de adultos con síntomas de resfriado común. De hecho, causaban infecciones respiratorias leves. Los coronavirus tienen una forma esférica y su nombre viene de unas espículas que sobresalen y que les dan la apariencia de una corona cuando se observa el virus en el microscopio electrónico. El problema que hemos tenido en el siglo XXI es que han aparecido otros tipos de coronavirus con una mayor patogenicidad y que han sido los responsables de dos grandes brotes epidémicos uno el del Sars y otro el del Mers.

¿Qué diferencia hay entre uno y otro?

–El virus del Sars o síndrome respiratorio agudo severo, generó un brote en China en el año 2002 e infectó a más de 8.000 personas en 30 países de todo el mundo con un 10% de mortalidad. La pandemia del Sars se logró contener en medio año aproximadamente, y desde el 2004 no se han detectado nuevos casos de la enfermedad. El Mers, o síndrome respiratorio de Oriente Medio, apareció en el año 2012, afectó principalmente a los países del Oriente Medio y hubo unas 2.500 personas infectadas, este virus tenía un bajo índice de contagio entre humanos, pero con una letalidad altísima del 35%.

Y en diciembre llegó este nuevo coronavirus.

–Efectivamente, en diciembre del 2019 se detectó en la ciudad china de Wuhan el virus actual covid-19, en donde produjo una epidemia que debido a la hiperconectividad que existe hoy en todo el mundo a través de los aviones y otros medios, se ha traducido en la pandemia sin precedentes en la que nos encontramos actualmente. La fuente causante del virus podría ser el pangolin, un mamífero de pequeño tamaño típico de China y otros países asiáticos.

¿Cuál es la situación epidemiológica actual del covid-19?

–Diariamente se puede seguir minuto a minuto la situación de la epidemia en todo el mundo a través de numerosas fuentes accesibles en Internet. La Organización Mundial de la Salud también publica a diario informes de situación de la pandemia. A fecha de ayer, –por el día 28–, el nuevo coronavirus había infectado más de 600.000 personas en 188 países del mundo y el número de fallecimientos era de unos 27.000. En España hay más de 70.000 contagios confirmados y cerca de 6.000 muertes y mas de 12.000 pacientes curados. La enfermedad tuvo gran incidencia en Corea del Sur en febrero, pero a mediados de marzo logró contener la propagación del virus.

¿Cuál es el porcentaje de mortalidad global?

–Se calcula que es del 4%, aunque es variable dependiendo de los países. Por ejemplo, en China es un 2,5%, en Italia es del 8% y en España es un 3,5%. Hay que tener en cuenta que la mortalidad depende de la edad, a partir de los 60 años el riesgo de mortalidad es más alto y a partir de los 80 es mucho mayor. Por debajo de los 60 años, especialmente por debajo de los 30 años, la mortalidad es muy, muy baja. Por otro lado, los casos confirmados representan una parte del total de las personas contagiadas que en muchos casos también tienen síntomas del covid-19 pero no se les ha practicado el test, por lo que no figuran en los registros. Podemos haber pasado la infección sin saberlo, aunque se podría analizar anticuerpos en sangre y se puede confirmar si hemos generado defensas contra la infección de la que no somos conscientes de haberla pasado, porque no nos produjo ningún síntoma.

¿Cuál es la tasa de infectividad comparado con la gripe?

–Para conocer la infectividad, lo primero que tenemos que analizar en cualquier brote es el número reproductivo básico, conocido como R0 (es el número de casos nuevos que genera un caso determinado a lo largo de un período infeccioso). El R0 del covid-19 es de 3, es decir cada persona contagiada puede transmitir el virus a otras tres personas, por tanto su infectividad es muy alta, mientras que para la gripe es de 1,3 aproximadamente.

¿Y la vía de transmisión siempre es de persona a persona?

–Sí, puede ser de persona a persona, a través de las gotículas que se expulsan al hablar, estornudar o toser una persona enferma. En esas gotas, que son como un aerosol, una especie de spray, hay saliva, moco de las vías respiratorias y si una persona tiene la infección, es posible que en este aerosol haya partículas del virus. Ese aerosol flota 1 metro o 1,5 metros y cae por la gravedad al suelo o a la superficie más cercana. Si otra persona está delante o próxima de la persona infectada e inhala alguna de estas partículas puede que se contagie. Por eso se recomienda la distancia de seguridad de 1 o 2 metros.

¿Y se puede contagiar por el aire?

–Se considera poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de 1 ó 2 metros.

¿Y si el virus lo tenemos en la ropa o en las zapatillas, por ejemplo?

–Al regresar a casa desde la calle por ejemplo, para no expandir los posibles virus en toda la casa, hay que tener la precaución de depositar en la entrada el calzado, la prenda exterior, abrigo, etc.., el bolso, llaves, que se han podido contaminar. Se recomienda limpiar el teléfono móvil con una solución desinfectante y lavarse bien las manos.

¿Y si esas partículas han caído encima de una superficie?

Si se toca la superficie con las manos y después se lavan bien con agua y jabón no pasa nada, pero si con las manos contaminadas nos tocamos los ojos, la nariz o la boca, el virus puede entrar a través de esas mucosas. Por ello es muy importante lavarse las manos con frecuencia y limpiar bien las superficies, para reducir la capacidad de contagiarnos. Hay que tener en cuenta que según un estudio reciente de la revista New England Journal of Medicine, el nuevo coronavirus puede resistir mucho tiempo en las superficies dependiendo del material, puede resistir hasta dos o tres días en el plástico y el acero inoxidable. Por ello es muy importante limpiar las superficies con frecuencia.

Respecto a la transmisión, ¿se produce cuando la persona ya tiene síntomas?

–No. La transmisión no sólo se produce a partir de una persona con síntomas, sino también en la fase asintomática. Según los estudios publicados, se calcula que en la mitad de los casos, la transmisión tiene lugar en la fase presintomática. Además la transmisión también es posible después de la curación. Por eso la OMS recalca que el aislamiento debe continuar durante dos semanas después de la desaparición de los síntomas.

¿Cuál es el intervalo del periodo de incubación?

–El periodo de incubación medio del coronavirus es de cinco días aproximadamente. Se ha calculado que el 50% de los pacientes presenta síntomas a los cinco días de la infección y la gran mayoría, el 98%, de personas infectadas puede mostrar síntomas entre el día 2 y el día 14.

¿Cómo se pueden diferenciar los síntomas clínicos de la gripe?

–En general las manifestaciones clínicas del coronavirus y de la gripe son parecidas, aunque tienen algunas diferencias. En el coronavirus las formas leves pueden tener un poco de tos seca, un poco de dolor de cabeza y apenas fiebre, son síntomas más leves que en la gripe. Curiosamente, cada vez se están reportando más casos de pacientes que comunican una pérdida del olfato que suele conllevar una pérdida del gusto, y que según los datos disponibles de otros países pueden presentarlo hasta el 30-60 % de los afectados. En algunos pacientes también puede aparecer diarrea. Mientras que la gripe suele comenzar con bastante fiebre, escalofríos, congestión nasal, dolor de cabeza intenso y dolores musculares. En la gripe se tiene una sensación de trancazo importante. Cualquier persona podría tener las formas más graves o más complicaciones de esta enfermedad, pero la mayoría de los casos descritos de personas que tienen estas complicaciones corresponden a personas de más de 60 años especialmente personas de más de 80 años de edad.

¿Qué grado de severidad tiene esta enfermedad?

–Una vez contagiados, la mayor parte de pacientes, el 81% presentan síntomas leves, similares a un simple resfriado o a un cuadro respiratorio, un poco de fiebre, quizá mocos, y se van a recuperar espontáneamente, pero un 14% van a desarrollar una enfermedad grave, pueden presentar neumonía, insuficiencia respiratoria aguda y por último el 5% pueden sufrir la enfermedad en estado crítico, que corresponde a los pacientes que requieren ingreso en la UCI. De estos pueden hasta un 50% pueden fallecer y todo esto ocurre en muy pocos días dentro de las 2 semanas desde el inicio de los síntomas.

¿Qué comorbilidades presentan más riesgo en pacientes infectados?

–A veces nos preguntan qué tienen que hacer las personas que tienen otras patologías como por ejemplo asma, enfermedad pulmonar obstructiva, enfermedad cardiovascular, diabetes, etc... Estas personas en principio tiene que seguir las mismas recomendaciones que la población general, las precauciones habituales. Pero si alguna de estas personas con patología previa se contagia tiene más riesgo de sufrir complicaciones, puede que tengan dificultad para respirar o pueden tener una infección pulmonar, una neumonía, que en algunos casos puede ser realmente grave que lógicamente requiere una atención especial. Hay otro grupo de enfermedades qué también tiene un poco más riesgo no solo para el coronavirus, sino para otras infecciones, como son personas con insuficiencia renal, trasplantados, inmunodeprimidos, etc. Por tanto, en todas estas enfermedades los pacientes deben tener especial precaución para evitar el contagio.

¿Las personas que superan enfermedad quedan inmunes?

–Lo más probable es que este coronavirus genere cierta inmunidad, se parecería un poco a la gripe que cada temporada va cambiando un poco el virus y la inmunidad no dura.

"Diariamente se puede seguir minuto a minuto la situación de la epidemia en todo el mundo"

"Por debajo de los 60 años, especialmente por debajo de los 30, la mortalidad es muy, muy baja"

"Se contagia de persona a persona, a través de las gotículas que se expulsan al hablar, estornudar o toser"