Lavanderías y tintorerías piden dejar de ser de primera necesidad

Su exclusión permitiría a las empresas plantear un ERTE por la caída abrupta de sus ingresos durante la alarma

23.03.2020 | 01:02
Una lavandería y tintorería de la capital alavesa. Foto: Cedida

vitoria – La Asociación de Tintorerías y Lavanderías de Álava (ATLA) expresó ayer, a través de un comunicado, su posicionamiento de "decepción e incredulidad" ante las medidas económicas decretadas por el Gobierno de Pedro Sánchez referidas al sector de la limpieza y autónomos en esta crisis sanitaria.

Como primera modificación, instan a situar a todo este gremio "en el listado de empresas obligadas a no abrir y que se nos saque de la denominación de primera necesidad", enfatizan después de concretarse en la mañana de ayer la prórroga, hasta mediados de abril, de la vigencia del estado de alarma.

El decreto del pasado sábado 14 de marzo, donde se instauró ese estado, incluyó a las tintorerías y lavanderías como sectores económicos de "primera necesidad sin diferenciar el trabajo de cada uno e individualmente y de cada empresa", explica a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA Jose María Alonso, presidente ATLA, que aprovecha el comunicado para hacer varias matizaciones sobre esta catalogación. "Si verdaderamente somos un sector de primera necesidad deberíamos aplicar el IVA reducido, como corresponde a esa calificación, en lugar de aplicar el 21%", concreta el presidente del colectivo. Considera ATLA como algo "injusto" la inclusión de todos los comercios que aparecen en el mismo epígrafe dentro de este decreto ya que las características de trabajo "tienen diferencias abismales". En las tintorerías y las lavanderías domésticas, su clientela es en su totalidad el consumidor final o cliente particular. "Son las lavanderías industriales las que realizan su labor a empresas, industrias, hoteles, restaurantes y hospitales", diferencia Alonso.

"Mientras a nosotros nos ha bajado el trabajo a niveles de cero absoluto estas lavanderías industriales han tenido que reforzarse para poder sacar su trabajo, con lo que es lógico que se les catalogue como de primera necesidad", reflexiona el presidente de ATLA.

En Gasteiz y Álava, la totalidad de las tintorerías han tenido que cerrar sus puertas por falta de trabajo y ya desde el lunes se ha indicado a los respectivos trabajadores de cada comercio que se quedaran en casa "ante la obligación de velar por su salud", receta el presidente.

El hecho de estar incluidos en la relación de actividades de primera necesidad abriría las puertas a la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y así "poder hacer frente con mayores posibilidades a esta crisis sin tener que despedir a ninguno de nuestros empleados, algo inminente de no ser así", alertan en su comunicado. Recuerdan cómo en pasados periodos de vientos desfavorables "nuestro sector ha sido castigado gravemente en otras crisis, obligando a cerrar muchos negocios o desprendernos de nuestros trabajadores. Esta nueva crisis sanitaria puede ser la puntilla para los negocios que aún quedan abiertos", vaticina Alonso.

"Los ingresos en estos días de estado de alarma se han desplomado llegando al cero absoluto. Debemos asumir alquileres, gastos fijos de electricidad, seguridad social, autónomos. Sabemos por otras experiencias que las ayudas gubernamentales no van a llegar a pequeñas pymes como las nuestras y que se quedarán en las grandes empresas. Las ayudas destinadas a comercio, servicios e industria siempre nos dan la espalda, dejándonos en la estacada. Este sector, desprotegido y olvidado a lo largo de la historia necesita la ayuda urgente de la administración y no un nuevo espaldarazo", concluye el comunicado conjunto de las tintorerías y lavanderías de Álava.