Aguas de las Cuencas de España

La Diputación aguarda noticias oficiales de ACUAES

A falta de una declaración oficial, el proyecto de regadío y el embalse pensado para Barrón siguen vigentes

21.02.2020 | 01:16
El diputado foral de Agricultura, Roberto Aguinaco (c), durante su comparecencia en la comisión de su área en Juntas Generales

Vitoria – La Diputación de Álava está a la espera de la reunión de la comisión bilateral, establecida entre la institución foral y Acuaes (Aguas de las Cuencas de España) para conocer de manera oficial cuál es la decisión sobre el futuro del regadío de Valles Alaveses y las alternativas ofrecidas desde la Administración del Estado para los agricultores para el caso de que definitivamente no se construya el embalse de Barrón. Así lo resumió ayer el diputado de Agricultura, Eduardo Aguinaco, en el transcurso de la comparecencia realizada en la comisión de Agricultura de Juntas Generales, solicitada por el grupo Popular. El objeto no era otro que informar sobre el desistimiento por parte de Acuaes de la ejecución del embalse de Barrón y alternativas al mismo.

El popular Eloy López de Foronda argumentó la urgencia de la comparecencia porque, el pasado 23 de enero, se conoció un escrito del Gobierno central desistiendo de la construcción del embalse por su alto coste y su dudosa utilidad práctica.

Aguinaco contestó que él mismo tuvo conocimiento de esta decisión por los medios de comunicación y que, al no haber una confirmación oficial, el convenio entre la Diputación y Acuaes, firmado el 24 de noviembre de 2010, seguía vigente. Sin embargo, tanto Diputación como la comunidad de regantes de Tumecillo se pusieron en contacto con Acuaes y se fijó una reunión en Madrid para el 11 de febrero, aunque la víspera se suspendió por un problema personal. Se pidió otra convocatoria y todavía no se ha fijado fecha para aclarar el desestimiento. Por esa razón, para Aguinaco, hay continuidad en el proyecto. Y en todo caso, si se ha descartado Barrón, la Diputación pedirá alternativas para el futuro agrario de la comarca de Valles Alaveses, ya que la agricultura es casi la única posibilidad de desarrollo para la comarca, "el regadío es un elemento fundamental para su desarrollo", admitió. Por eso, prefirió no especular sobre la carta en cuestión y se mostró partidario de aguardar a la comisión mixta.

En los turnos de intervenciones, desde Elkarrekin se pidió "buscar medios para que cualquier agricultor pueda regar y vivir de sus cultivos". En el PP se plantearon las dudas que hay sobre si los propietarios de las tierras estarían de acuerdo o no con las expropiaciones y recordaron que en la carta de desestimiento se planteaban dudas sobre la capacidad del departamento de Agricultura para desarrollar el proyecto". Desde las filas socialistas se puso en duda la capacidad de negociación del PNV en Madrid y no quisieron entrar en debate hasta que haya una declaración oficial. Por último, desde EH Bildu, se afeó la declaración de Aguinaco de hace unos días al afirmar que el embalse se haría de cualquier manera y pidió soluciones para que los agricultores rieguen con un proyecto adecuado a la realidad.

También ayer, se aprobó la comparecencia de UAGA y comunidad de regantes de Tumecillo. El abertzale Kike Fernández de Pinedo reprochó que no comparecieran otros colectivos interesados en esta infraestructura, en alusión a la plataforma, a lo que el presidente de la Comisión, Borja Monge dijo que nadie lo había solicitado.

Tanto la Unión Agroganadera de Álava como la comunidad de regantes de Tumecillo, criticaron el desestimiento del embalse de Barrón, ya que supone la paralización total del regadío de Valles Alaveses, un proyecto que afecta a un total de 6.000 hectáreas de superficie de cultivo que se quedarían sin posibilidad de mejora. Hay que tener en cuenta, además, que ya existe una fase ejecutada y en funcionamiento, que cuenta con unas 2.000 hectáreas de superficie en regadío. Por esta razón, ambas organizaciones han recordado que el proyecto de regadío de Valles Alaveses está aprobado y cuenta con una declaración de impacto ambiental favorable. Tanto UAGA como los regantes advierten de que el regadío es necesario para el desarrollo de Valles Alaveses, tanto para el sector agrario como para el medio rural.

Nuevas iniciativas Por su parte EH Bildu presentó una moción para su debate en Pleno pidiendo la "actualización, reestructuración y búsqueda de alternativas" para el proyecto de regadío de Valles alaveses. Los abertzales solicitan que se estudien otras alternativas como la construcción de balsas para garantizar las necesidades de regadío de la zona. "La Diputación debe tener en cuenta las conclusiones de la Fundación Nueva Cultura del Agua para revitalizar el primer sector y la comarca para potenciar su desarrollo socioeconómico y la fijación de población", señaló Kike Fernández de Pinedo en su intervención.

noticias de noticiasdealava