Se ponen a la venta 180 apartamentos junto al Iradier

Estarán en un edificio nuevo con uso mixto para residencia de estudiantes y apartahotel

17.12.2019 | 16:24
Recreación del edificio de 9 plantas, así como de sus baños y habitaciones. Abajo, solar en el que se proyectará.

Estarán en un edificio nuevo con uso mixto para residencia de estudiantes y apartahotel

Vitoria - Se venden 180 apartamentos (162 estudios y 18 pisos de dos dormitorios), exteriores, en primera línea de la plaza de toros de Vitoria. Los precios de estos inmuebles de obra nueva, según ha podido saber DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, oscilan, en el caso de los estudios, desde los 103.000 euros (38 metros cuadrados), a 106.000 euros (44 metros cuadrados), 135.000 euros (59 metros cuadrados) a los 185.000 euros, de los pisos de 66 metros cuadrados, con dos dormitorios. Un coste inmejorable para esta zona prime de la ciudad con la ventaja, además, de que vienen equipados con cocina y electrodomésticos de bajo consumo. Estarán en un edificio "icónico" y "polivalente", de nueve plantas, que se llamará Renacimiento central suites, pero la condición es que su propietario los debe poner en alquiler para que puedan ser usados como residencia de estudiantes durante el curso lectivo o como apartahoteles para turistas durante los meses de verano. Si bien, también ofrecen al inversor la posibilidad de disfrutar gratis de su apartamento durante una semana al año.

Este proyecto, como cuenta la compañía vasca que lidera la iniciativa, Kategora, con sede en Bilbao, "hace unas dos semanas que ha empezado a comercializarse y la previsión es que las obras empiecen en abril-mayo, para que el edificio esté listo en 2022". Destacan que su comercialización se lanza a través de inversores porque el terreno es de uso terciario, "de forma que nosotros sólo podríamos invertir en un espacio que fuera luego para alquilarlo. Por tanto, las adquisiciones se realizan sobre un elemento que luego va a a ser alquilado. Por eso tiene ese doble concepto de apartahotel y residencia de estudiantes", matiza Iñigo Egido, de Kategora.

Sin embargo, cualquier persona puede comprar allí un apartamento. "Ahora mismo la parte comercial está enfocada en inversores que entiendan que ese espacio es interesante y no solo por la adquisición de ese apartamento como tal, sino que nosotros nos encargamos de la gestión posterior del inmueble, es decir, de la explotación", resalta.

Es una fórmula que no se ve mucho en España, pero que empieza a ser atractiva para los inversores que buscan rentabilidades golosas en el sector inmobiliario. "Es una política por la que nosotros apostamos (Kategora ya explota este modelo de negocio en Budapest) porque al final es una solución completa, no sólo por la adquisición del inmueble sino que damos pie a que no tenga que preocuparse por esa gestión y le dé un rédito prácticamente desde el comienzo de esa adquisición. Por eso, hablamos de una rentabilidad fija y otra variable, dependiendo de la explotación que luego tenga el inmueble como tal".

En concreto, la rentabilidad estimada es de un 6% a partir del tercer año de explotación. Kategora gestionará el edificio como apartahotel garantizando un 3,5% de rentabilidad fija anual (neta de gastos y con pagos trimestrales). Al final de cada año (previa auditoría externa) los beneficios generados por la explotación serán repartidos entre los propietarios, lo que supondrá, estimativamente, un 2,5% de rentabilidad anual adicional. "Marcamos un tercer año de explotación, porque hablamos a partir de un 70-75% de ocupación, es decir, cuando los ratios empiezan a ser lo suficientemente altos para asegurar esa rentabilidad", precisa este experto, que como reitera, en su compañía se encargan de todo, desde el principio: "desde que diseñamos y conceptualimos el inmueble, lo construimos, y posteriormente hacemos la explotación".

Y lo mismo pasa con los gastos de mantenimiento. "Lo que nosotros hacemos, para que la propiedad no pierda valor a lo largo del tiempo, es que también nos encargamos de hacer unas inversiones a lo largo del tiempo para que al cabo de 10-15 años, el inversor no vea una infravalorización del inmueble. Nuestro compromiso no es sólo la gestión o la ocupación, sino el mantenimiento del edificio para que la inversión que ha hecho esa persona que ha confiado en nosotros, no pierda valor", resalta Egido.

Respecto a los precios por noche de los apartahoteles, "hay estimaciones" (en su día se habló de 50-60 euros la noche para cortas estancias), pero dependerá también de cómo esté el mercado cuando esté finalizado el proyecto, "pero ahora mismo no le podría dar una cifra porque podría ser algo aventurado por mi parte". En cuanto a los apartamentos dirigidos a estudiantes, en su día se habló de un alquiler mensual de 500-600 euros al mes, "la cifra no ha variado mucho, pero son datos estimativos aún, en todo caso".

Nueve plantas En cuanto a la distribución de las nueve plantas del edificio, habrá 20 apartamentos por cada una de ellas. "Los apartamentos como tales son cuatro diferentes, pero serían para cualquiera de los dos perfiles, ya sea para un turista que viene a la ciudad de Vitoria a pasar un fin de semana, o ya sea para estudiantes, porque los apartamentos son exactamente iguales", remarcan. Y, en principio, funcionarían según la estacionalidad de sector, es decir, en principio, como residencia de estudiantes durante el curso lectivo (de septiembre a mayo) y como apartahoteles durante el periodo de verano (de junio a agosto).

Lo que sí que Kategora ha generado son dos entradas bien diferenciadas, para que haya un acceso para el perfil estudiantil y otro para los turistas que visiten la ciudad y se alojen en el apartahotel, "para que no se genere un pequeño desajuste entre unos y otros".

Pero hay zonas comunes porque la idea es que sea un "sistema de ecoliving", es decir, el que ambos puedan convivir para potenciar un coworking, entre ellos. "Hay espacios para que tengan una convivencia más cercana que la que se pueda producir en un hotel", puntualiza. Como ejemplo de este uso lúdico colectivo, para estudiantes y clientes del apartahotel, está un solárium en cubierta con piscina y una cafetería-restaurante. Para los alumnos, además, habrá zonas de estudios, una mediateca/lounge y una zona de urbanización exterior privada.

al detalle

Renacimiento central suites. Kategora promueve la creación de una residencia de estudiantes y apartahotel en la plaza del Renacimiento. Tendrá 180 apartamentos (162 estudios y 18 pisos de dos dormitorios). Los precios oscilan desde los 103.000 euros del estudio más pequeño (33 metros cuadrados) a los 185.000 euros del piso de dos habitaciones, de 66 metros cuadrados. El precio incluye cocina y electrodomésticos de bajo consumo. Cabe la posibilidad de adquirir también garaje de acceso directo desde 25.000 euros más IVA.

El edificio. Tendrá nueve plantas. Empezará a construirse entre abril y mayo de este año y estará listo en 2022. Tendrá un uso mixto de residencia de estudiantes, durante el periodo lectivo, y apartahotel durante el verano.

Acceso principal. Se realizará a través de un atrio, que será la entrada del apartahotel, y dispondrá de recepción, así como de acceso a la cafetería. Habrá una segunda entrada específica para estudiantes, controlada por la recepción común, a través de un patio privado para disfrute de los alumnos.

Zonas comunes. Los clientes del apartahotel y estudiantes tendrán acceso al solárium en cubierta y con piscina y a la cafetería-restaurante.

Para estudiantes. Habrá zonas de estudios (individuales y grupales), mediateca/'lounge' y zona de urbanización exterior privada.

Garaje. Situado en el sótano, tendrá su acceso rodado desde la plaza del Renacimiento. En él habrá taquillas para almacenar las pertenencias de sus estudiantes durante el verano, así como un aparcamiento cerrado para bicicletas. Desde el garaje se accede al vestíbulo de entrada.

noticias de noticiasdealava