14 de marzo de 1966

Conversaciones con el Atlético de Madrid para convertirse en filial de los colchoneros

Urquiri no desespera y a base de trabajo consigue hacerse un hueco en el equipo titular

14.03.2021 | 00:36
Deportivo Alavés de la temporada 1929-30. De izquierda a derecha: Ibarrarán, Cachi Miranda, Urquiri, Ciriaco, Beristain, Albéniz, Chomin Rey, Olivares, Calero, Quincoces y Crespo. Foto: Archivo municipal Vitoria. Yanguas.

luis Urquiri Urain es una de esas personas que pasaron por el Deportivo Alavés para servirle y no para servirse del club. En todas las facetas en las que estuvo unido al conjunto albiazul, jugador, entrenador o asesor, siempre colaborando y apoyando, continuamente brilló la figura del debatarra y su caballerosidad. Urquiri, con 21 años, ya forma parte de la plantilla del Deportivo Alavés en la gloriosa temporada 1927-28, aquella que lleva al conjunto alavesista a las semifinales del Campeonato de España. Futbolistas de la talla de Camio, Antero, Patxi Errasti y Roberto Echevarría, dos de ellos serían internacionales con selección española jugando en el Deportivo Alavés, le cierran el paso. Pero Urquiri no desespera y a base de trabajo consigue hacerse un hueco en el equipo titular, estando presente en el once que el 12 de febrero de 1928 logra la primera victoria en su historia en el Campeonato de España, frente al Athletic de Madrid (1-3) en el Estadio Metropolitano. El de Deba estará en todos los éxitos albiazules de sus comienzos, Campeonato de Vizcaya, ascenso a Primera y tres temporadas consecutivas en la máxima categoría del fútbol estatal.

A finales de 1937, retirado en su localidad natal, acude presuroso a la llamada del Deportivo Alavés que reclama sus servicios y su experiencia. Vestido de albiazul de nuevo, Urquiri se proclama campeón de la Copa Brigadas de Navarra (1938) y semifinalista, al cabo de once años, en el Campeonato de España (1939). En agosto de 1939, casi con treinta y tres años, firma por el Athletic de Madrid que en septiembre se convertirá en Atlético Aviación. Bajo las órdenes de Ricardo Zamora como entrenador, el conjunto rojiblanco logra las dos primeras Ligas de la posguerra 1939-40 y 40-41. Cuando sus piernas no dan más de sí, Urquiri se convierte en ayudante del que fuera mejor portero del mundo y posteriormente iniciar su andadura en solitario por los banquillos: Hércules, Deportivo de la Coruña, Málaga, Zaragoza, Oviedo, Celta, Racing de Santander y, cómo no, Deportivo Alavés en Segunda (1956-57 y 57-58), son sus equipos.

A comienzos de los años sesenta, colgado el chándal, vive en Vitoria regentando su negocio, Carbones Urquiri. En la temporada 1965-66 es cesado el entrenador del Deportivo Alavés, Juan Mari Lasa, y es sustituido por Agustín Barcina, que al carecer del título de entrenador nacional se apoya en la figura de Don Luis, como siempre le llamaba Barcina. El 14 de marzo de 1966 es el último de los tres días que permanece en Madrid una comisión albiazul formada por Luis Urquiri, José Ustaran (presidente) y Manolo Ibáñez (tesorero), gestionando con los directivos del Atlético madrileño la posibilidad de convertirse en filial del equipo que preside Vicente Calderón. El preacuerdo se plasma en un documento y el Alavés recibiría por la filialidad 500.000 pesetas (3.000 €) antes de finalizar la temporada y varios jugadores rojiblancos para la campaña 1966-67. A cambio los colchoneros exigen que Urquiri siga siendo el entrenador, que sea el que supervise los fichajes y el nexo de unión entre ambas directivas. La esperanza de Urquiri era devolver a Segunda al Deportivo Alavés. El documento se demora en su firma, ambos clubes introducen modificaciones al mismo, y el 23 de mayo Vicente Calderón, en persona, comunica a nuestro héroe, presente de nuevo en Madrid, que declinan la posibilidad de que el Glorioso, el verdadero, se convierta en filial del Atlético de Madrid. Desilusionado por romperse el pacto, renuncia a seguir como entrenador albiazul, pero en noviembre de 1968 intervendrá muy activamente en la llegada de Bernal a Mendizorroza, futbolista que estaba bajo la disciplina rojiblanca.

datos

adiós

Urquiri falleció en Vitoria el 1 de mayo de 1979, con 72 años. El funeral, celebrado en la iglesia de San Vicente, fue un homenaje a su figura. Su cuerpo fue enterrado en Santa Isabel. El 2 de mayo los jugadores albiazules portaron brazaletes negros en un Alavés-Valencia (0-1).

 

debatarras

La localidad de Deba rondaría los 4.000 habitantes en los años 50. En la temporada 1955-56, tres de ellos estaban entrenando en Primera: Urbieta (Murcia), Galarraga (Leonesa) y Urquiri (Celta). Todos con un pasado o futuro albiazul.

También podía haber escrito sobre...

14 de marzo de 1921.

Alavés y Regimiento de Cuenca se enfrentan en el campo de Cervantes. Vencen los albiazules (4-1).

14 de marzo de 1955.

Lunes de inicio de los ejercicios espirituales. Al finalizar los mismos, el Valencia será goleado (7-0).

14 de marzo de 1976.

La afición se harta y Mendizorroza se llena de almohadillas. Multa a la plantilla de 25.000 pesetas (150 €).

noticias de noticiasdealava