Exalbiazul

El cuento de hadas de Manu García en Chipre

El Aris Limassol, un recién ascendido a la liga, opta al título tras una brillante trayectoria hasta la fecha

17.01.2022 | 12:13
Manu García, sonriente tras una victoria en la liga chipriota

Manu García se marchó el pasado verano del Deportivo Alavés apenado y en contra de su voluntad tras no recibir una oferta de renovación, pero en Limassol está encontrando durante estos meses una felicidad inesperada. De hecho, quien todavía se mantiene como un icono del club de Mendizorroza y un ídolo del alavesismo acaba de encaramarse a la cúspide de la liga chipriota con el Aris tras la victoria por la mínima (1-0) del pasado viernes ante el Doxa Katokopia FC.

El flamante equipo del gran capitán, para más inri un recién ascendido a la liga chipriota que está viviendo su particular cuento de hadas, lidera contra todo pronóstico la clasificación con 33 puntos en 16 partidos. En concreto, totaliza diez victorias, tres empates y tres derrotas. Números impensables para un modesto club que se le ha subido a las barbas al AEK Larnaca, con la misma puntuación, y a otro conjunto de su misma ciudad como el Apollon, que suma 32.

El centrocampista gasteiztarra, cuya salida de Vitoria fue difícil de digerir por casi todo el mundo, es un indiscutible en el once inicial de Liasos Louka. De hecho, ha sido titular en doce de los trece partidos donde ha estado disponible y disputa una media de prácticamente 80 minutos aportando su conocido carácter, espíritu de lucha y brega en la zona ancha.

El Aris Limassol, que basa su éxito en un sobrio trabajo defensivo al haber encajado únicamente 11 goles hasta la fecha, nunca ha levantado un trofeo en su país. Su mejor resultado fue un subcampeonato de Copa en el lejano año 1989, de ahí que su magnífica trayectoria esté traspasando fronteras.

De hecho, algunos medios chipriotas ya comparan su posible éxito con el protagonizado por el Leicester en la Premier League en 2016 por tratarse de un equipo de medios modestos que está desafiando a clubes de mayor solera. En Limassol, Manu García se ha reencontrado con un viejo compañero en el Alavés como Dani Pacheco. También con el excéltico Facundo Roncaglia, que disputó aquella semifinal de la Copa del Rey en la que el Glorioso obtuvo el billete para Madrid.

"A nivel de personal, de gente que está alrededor del futbolista, en nuestro equipo estamos al mismo nivel que está el Alavés. Sin embargo, a nivel de infraestructura los clubes son mucho más modestos y están evolucionando bastante. En Limassol está prácticamente construido un nuevo estadio para la ciudad que tiene una pinta muy buena. Estuve mucho tiempo en casa y salir siempre supone un gran cambio. La gente aquí es muy acogedora y nos ayuda un montón", explicó Manu García recientemente en una entrevista a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA sobre lo que está suponiendo su experiencia en el Aris Limassol, con el que ha firmado tan solo hasta junio de 2022.

El sistema de competicion en Chipre es diferente al de la liga española. Ahora quedan seis jornadas para terminar la primera fase, que es de ida y vuelta entre los doce equipos. Despues de ello, el torneo se divide dos grupos: los seis primeros optan al titulo y a los puestos europeos, mientras que el resto compite para no descender.

Aunque todavía resta mucho para alcanzar la gloria, nadie pone freno a la ambición del equipo de Manu García, que de ganar el título se clasificaría para la previa de la Liga de Campeones de la próxima temporada. De conseguirlo, quién sabe si el gasteiztarra podría replantarse su continuidad en un fútbol exótico como el chipriota que aspira a recortar la desventaja que le separa de otros dentro del Viejo Continente.

noticias de noticiasdealava