Lejos del once titular

El momento más difícil de Martin Aguirregabiria

El lateral derecho gasteiztarra, titular el curso pasado, no está contando para Machín en el arranque y la llegada de Tavares lo deja con pocas opciones de jugar

11.10.2020 | 00:42
Martín camina cabizbajo hacia el vestuario mientras Duarte se lamenta tras la derrota contra el Betis, su única actuación. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Cada vez que se produce un cambio de entrenador, los futbolistas vuelven a partir de cero en la pelea por convencer al técnico y hacerse un hueco en el once titular. Nadie tiene asegurado jugar, y quienes estaban anteriormente en el ostracismo pueden convertirse en una pieza esencial para la idea de juego del recién llegado. Esto es lo que ha ocurrido, por ejemplo, con Pere Pons, desaparecido el año pasado con Garitano y titular esta temporada con Pablo Machín en los primeros cinco encuentros de liga. Sin embargo, puede darse el caso contrario y que uno de los habituales en el once titular no convenza al entrenador y desaparezca de la rotación, como le ha ocurrido hasta ahora al gasteiztarra Martin Aguirregabiria.

El lateral diestro babazorro ha sido suplente en los primeros cinco partidos de liga y solo jugó los últimos minutos del estreno contra el Real Betis, en el que su ingreso al terreno de juego coincidió con el tanto de la victoria del conjunto andaluz. Desde entonces, el que fuera el lateral titular del Alavés a lo largo de la mayor parte de la pasada temporada no ha vuelto a pisar el verde. Pablo Machín no ha contado con él ni para el esquema 3-5-2 en la posición de carrilero ni para el 4-4-2 en el puesto de lateral.

Aguirregabiria es sin duda el mejor fruto que ha dado la cantera albiazul en los últimos años. Vitoriano y alavesista desde pequeño, su figura ha sido utilizada como referente para los más jóvenes, como ejemplo de que se puede triunfar en la élite futbolística formándose en Ibaia. El jugador gasteiztarra tiró abajo la puerta del primer equipo en cuanto se le dio la oportunidad, allá por diciembre de 2017 ante el Girona, que, curiosamente, por aquel entonces estaba entrenado por Pablo Machín, el hombre que, tras casi tres años como dueño del lateral diestro, lo ha relegado al banquillo.

FRENO A SU PROGRESIÓN Cuando Martin debutó con la elástica albiazul, parecía que se iba a comer el mundo. En cada encuentro que disputaba en Primera División mejoraba sus prestaciones del choque anterior. Muy querido por la afición por su condición de canterano y representante local, las expectativas fueron creciendo poco a poco. Sin embargo, llegó un momento en el que su progresión se estancó y quedó claro que no llegaría a ser una superestrella, pero sí un jugador muy válido para el Deportivo Alavés. Ximo Navarro se convirtió en un gran complemento para él a partir de 2018.

La experiencia y versatilidad del andaluz fueron una apuesta segura tanto para Abelardo como para Garitano. Cuando el partido requería mayor profundidad por las bandas o un lateral con mayor llegada, Aguirregabiria era el elegido, mientras que si era necesario mantener el resultado o poner freno al arsenal ofensivo rival, Ximo Navarro se encargaba de achicar agua en tareas de contención. Además, en caso de darse bajas en el puesto de central Ximo podía pasar perfectamente al centro de la zaga y compartir minutos con el gasteiztarra.

Sin embargo, con Machín parece no haber encontrado su espacio en el equipo. En un principio, parecía que podía ser un futbolista válido para jugar en la posición de carrilero en el esquema favorito del soriano, el 3-5-2. Aguirregabiria es físicamente potente, rápido y tiene mayor proyección que Ximo Navarro. Sin embargo, el técnico ha preferido sacrificar prestaciones defensivas en favor de mayor mordiente y calidad en ataque con Edgar Méndez, titular indiscutible hasta el momento.

Después, Machín se vio forzado a volver al esquema 4-4-2 por falta de futbolistas con las características necesarias para llevar a cabo su idea futbolística y no recurrió a Martin, sino a Ximo Navarro, al que probó en pretemporada en la línea de tres centrales. Para colmo, en el encuentro contra el Villarreal el técnico soriano regresó al 3-5-2 en el tramo final y colocó al jugador del filial Sergi García en el puesto de carrilero antes que al vitoriano.

FICHAJE DE TAVARES Si la situación de Martín ya pintaba mal antes del cierre del mercado de fichajes, con la contratación del portugués de 19 años Tomás Tavares el club el club dejó claro que no confía en Martín Aguirregabiria. La entidad ha preferido fichar a un jugador jovencísimo, con todavía mucho que demostrar y que viene a Vitoria a foguearse para después regresar al Benfica antes de apostar por su canterano, más experimentado en Primera División. Es cierto que las características de Tavares lo convierten en principio en una mejor opción para el carril, ya que es un jugador técnico con capacidad de crear peligro en el área rival, pero su llegada no es más que un parche, ya que la próxima temporada volverá a su club y Martin pasará un año en blanco.

Ya sea porque sus cualidades no encajan con la idea del nuevo entrenador o porque se ha estancado y no cuenta con nivel para ser titular, el caso es que Martín Aguirregabiria está pasando por su momento más difícil desde que debutó con el primer equipo del Deportivo Alavés. A sus 24 años, sería un duro golpe para él pasar en el banquillo una temporada entera y acabaría con todas las expectativas que se generaron en su debut. Ni siquiera contra el Athletic, duelo para el que seguro que estaba motivado, tuvo la ocasión de reaparecer para dar descanso a sus compañeros, que disputaron tres jornadas en una semana y podían necesitar descanso. Esta temporada se le puede hacer muy larga al canterano albiazul, que es ahora la tercera opción de Machín para el carril diestro babazorro.

internacionales: Tavares no juega contra Noruega

Encuentros de selecciones. El reciente fichaje del Deportivo Alavés, Tomás Tavares, vio desde el banquillo el enfrentamiento clasificatorio para la Eurocopa entre la selección de Portugal sub-21 y Noruega, que terminó con un 4-1 favorable a los lusos. Mahmoud Abdallahi, por su parte, sí gozó de protagonismo con la selección absoluta de Mauritania, que venció 2-1 a Sierra Leona en un partido amistoso disputado el viernes. El centrocampista babazorro comenzó el partido en el banquillo, pero ingresó en el terreno de juego en el descanso. Ambos volverán a tener la oportunidad de contar con minutos el próximo martes.

Edgar Méndez, en el puesto de carrilero, y Ximo Navarro, en el de lateral, son quienes se han repartido los minutos hasta el momento

El canterano disputó los últimos minutos contra el Betis en la primera jornada y desde entonces no ha vuelto a jugar en partido oficial