Se rebaja la presión en la frontera con Polonia

Lukashenko envía a los migrantes a una nave industrial tras una reunión con Vladímir Putin

20.11.2021 | 00:47

Moscú – Los presidentes de Rusia y de Bielorrusia, Vladímir Putin y Alexandr Lukashenko, insistieron ayer en la importancia de que se establezca una cooperación entre Minsk y la Unión Europea (UE) para resolver la crisis migratoria en la frontera bielorruso-polaca.

Los dos mandatarios volvieron a mantener este viernes una conversación telefónica sobre la situación en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, en la que subrayaron "la importancia de establecer una cooperación entre Minsk y la Unión Europea para resolver el problema", informó el Kremlin.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que el hecho de que hablen Lukashenko y Putin "no es suficiente para hallar vías de solución a esta crisis". "Es muy importante que continúen los contactos directos entre Lukashenko y representantes de la UE", recalcó.

Hasta ahora, únicamente han estado en contacto directo con el presidente bielorruso para abordar la situación en la frontera la canciller alemana, Angela Merkel, y el propio Putin.

Lukashenko informó a su homólogo ruso de las dos conversaciones que mantuvo con Merkel y "de las medidas tomadas por Minsk para aliviar la crisis y brindar ayuda humanitaria a los migrantes", señaló el Kremlin. El jueves la portavoz del mandatario bielorruso, Natalia Eismont, dijo que Lukashenko propuso a la canciller alemana la creación de un "corredor humanitario" para la salida de unos 2.000 migrantes en la frontera.

En la república exsoviética se encuentran cerca de 7.000 refugiados, de los que unos 2.000 se concentraban desde el pasado día 8 en un bosque cerca de la frontera y posteriormente en el puesto de control Bruzgui-Kuznitsa.

La intención de Minsk es devolver a unos 5.000 a sus países de origen y enviar los restantes 2.000 a la UE, en particular a Alemania, algo a lo que el club comunitario se opone.

Más de 400 personas fueron además repatriados el jueves a Irak. Según la agencia BELTA, ya no quedan migrantes en el puesto de control, dado que todos se trasladaron a la nave industrial que se abrió el martes, si bien eso no excluye que no haya nuevos intentos de cruzar a la UE, como confirmó ayer la Guardia Fronteriza de Polonia.

225 nuevos intentos. La Guardia de Fronteras de Polonia informó ayer de 255 nuevos intentos de cruzar la frontera desde Bielorrusia por parte de inmigrantes así como de la expulsión de 45 ciudadanos extranjeros en las últimas 24 horas. "Dos grandes grupos intentaron cruzar la frontera por la fuerza - uno tenía 500 y el otro 50 extranjeros. La gente fue agresiva". Desde principios de año, la Guardia de Fronteras registró más de 34.000 intentos de cruzar ilegalmente la frontera polaco-bielorrusa.

noticias de noticiasdealava