La UE no renegociará el protocolo irlandés para evitar “inestabilidad e incertidumbre”

El vicepresidente de la CE Maros Sefcovic achaca el clima de enfrentamiento a “las decisiones adoptadas por Londres”

11.09.2021 | 00:42
Maros Sefcovic, vicepresidente de la CE para Relaciones Interinstitucionales, ayer en la Universidad Queen’s de Belfast. Foto: AFP

Dublín – El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, advirtió ayer de que no se puede renegociar el protocolo del Brexit para Irlanda del Norte, ya que provocaría "inestabilidad, incertidumbre e imprevisibilidad" en la provincia británica. Por contra, abogó por que Londres y Bruselas sigan dialogando de manera "constructiva" para "lograr un entendimiento" que limite el impacto del citado protocolo en la región, en un proceso, dijo, en el que "estudiaremos cómo involucrar" a la ciudadanía norirlandesa.

"Pero tengo que ser honesto. Aunque seguiremos buscando soluciones para minimizar los impactos del Brexit en vuestro día a día, nunca seremos capaces de eliminarlos completamente, pues son las consecuencias del Brexit y de las decisiones tomadas por el Gobierno del Reino Unido", afirmó Sefcovic en una conferencia pronunciada en la Universidad Queen's de Belfast.

Sefcovic, quien también es el principal negociador comunitario para el Brexit, realizó una visita de dos días a Irlanda del Norte, donde el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) amenazó con hacer caer el Gobierno autónomo "en las próximas semanas" si no se modifica radicalmente el protocolo.

El dirigente comunitario recordó que la eliminación de este mecanismo no arreglará la situación porque "no es el problema, sino la única herramienta que tenemos" para encajar a la isla de Irlanda en la nueva realidad que ha creado la salida del Reino Unido de la UE. "Estamos buscando soluciones que funcionen para todos, incluidos aquellos que se oponen al protocolo. Porque, sea cual sea su perspectiva, todos estamos metidos en esto a largo plazo. Sé que es posible trabajar juntos, pero es necesario rebajar el tono en las dos partes", agregó Sefcovic.

Nuevo aplazamiento El Reino Unido decidió el pasado lunes de manera unilateral aplazar por tercera vez los controles aduaneros posbrexit en Irlanda del Norte que acordó con la UE, un asunto que lleva varias meses causando fricciones entre ambos bloques y ha provocado la apertura de un expediente a Londres en Bruselas.

A este respecto, el líder del DUP, Jeffrey Donaldson, reiteró ayer su intención de abandonar el Gobierno de Belfast, compartido entre nacionalistas y católicos, si no se toman "medidas urgentes" sobre el protocolo, lo que sumiría a la provincia en una nueva crisis institucional. Donaldson afirmó que Irlanda del Norte "no sobrevivirá" a un "periodo indefinido de impás" y avisó de que la violencia callejera, como la registrada el pasado abril, podría regresar a zonas protestantes-unionistas de la región.

El protocolo establece que Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario, por lo que las mercancías que cruzan entre ese territorio y el resto del Reino Unido deben pasar controles aduaneros en los puertos de la región.

De esta manera, se asegura que la frontera entre las dos Irlandas sigue siendo invisible, un elemento que es clave para el proceso de paz y las economías de la isla.

Nuevo cambio. Las autoridades de Reino Unido y de Gibraltar analizan medidas para favorecer el tránsito en la frontera con España para plantear alternativas a la posibilidad de que no se alcance un acuerdo sobre la futura relación de Gibraltar con la Unión Europea. Una posible actuación s es la construcción de una ampliación del edificio de entrada peatonal en la frontera para albergar una serie de puertas automáticas de control fronterizo que podrían utilizarse en caso de que no se alcanzara un acuerdo.

noticias de noticiasdealava