Alerta mundial por el coronavirus

Las restricciones persisten en el HUA-Txagorritxu y Olarizu

El Colegio de médicos defiende la profesionalidad del personal de Medicina Interna

05.03.2020 | 01:57
Un paciente ajeno a esta información accede ayer con mascarilla al edificio de consultas externas.

Vitoria – La irrupción del coronavirus en un medio tan sensible como el propio sistema sanitario mantiene las restricciones en la red pública gasteiztarra, especialmente en el HUA-Txagorritxu y el centro de salud de Olarizu. En el primero, por haber sido el principal foco de contagio del Covid 19 en la ciudad, lo que ha provocado la puesta en cuarentena de decenas de profesionales de distintas unidades y servicios. En el segundo, porque se mantiene también a media docena de sus trabajadores en aislamiento tras haber tenido contacto directo con casos confirmados.

Aunque la llegada de profesionales para sustituir al personal en vigilancia activa se ha acelerado en el HUA, el Departamento de Salud y Osakidetza están priorizando las atenciones indemorables y numerosas citas no urgentes y pruebas complementarias se han pospuesto hasta nuevo aviso. Mientras tanto, está previsto que el centro de salud de Olarizu mantenga tanto hoy como mañana su horario reducido de 8.00 a 17.00 horas, readaptado durante esta semana de crisis a la atención de casos urgentes, aunque con consultas de enfermería, medicina y pediatría y las analíticas también funcionando. Profesionales llegados de otros ambulatorios de la OSI Araba, sustituidos a su vez en sus puestos en muchos casos por personal residente, están cubriendo las ausencias forzosas de sus compañeros. Por el momento, ningún otro centro de salud ni el PAC han visto reducidas sus horas de atención desde que se detectaron los primeros casos.

coordinación "en red" La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, circunscribió en la mañana de ayer estos cambios a "medidas organizativas internas" en el marco de una coordinación "en red" de todos los recursos de Osakidetza y garantizó el mantenimiento de la "calidad" asistencial a pesar de las circunstancias. En el HUA, por ejemplo, "el servicio se está manteniendo en todas las áreas", pese a la cancelación de consultas y pruebas. Por lo demás, en Txagorritxu impera un ambiente "de silencio", según describió una trabajadora en conversación con este diario, ayudado también por el cierre de sus dos cafeterías, tanto la destinada a profesionales como la de pacientes. Una medida que también se ha implementado en el HUA-Santiago.

En otro orden de cosas, el Colegio oficial de médicos de Álava (Icoma) defendió a través de un comunicado la "profesionalidad" tanto de la primera médica internista del HUA infectada por el Covid 19 como la del resto de profesionales de este servicio donde se originó el foco de Gasteiz. "Ante las acusaciones que se están vertiendo", Icoma subrayó que "la responsabilidad ejercida por estos profesionales evitó, sin duda, que el volumen de contactos se hubiera multiplicado, lo que habría podido ocasionar un número más elevado de contagiados". El colegio profesional felicitó al mismo tiempo a los profesionales sanitarios "por su abnegada labor en esta delicada situación, anteponiendo los intereses de los pacientes a los suyos propios", una realidad que a juicio del colegio alavés "engrandece nuestras profesiones".

"Queremos agradecer los esfuerzos suplementarios que los profesionales sanitarios están realizando en estos momentos como consecuencia tanto de la epidemia como de las ausencias obligadas, incluidos los que desde su aislamiento colaboran en la medida de sus posibilidades, para garantizar la mejor calidad asistencial a todos los alaveses", apuntó el colegio profesional. Icoma transmitió además su apoyo tanto a esa primera profesional infectada por coronavirus como al resto de miembros del servicio y su "deseo de su pronta y total recuperación". "Deseo que hacemos extensivo a todos los afectados y afectadas por el mencionado Covid 19", remarcó el colegio.

Reducir contactos. Osakidetza recordó ayer a los profesionales sanitarios la conveniencia de que se laven las manos cada vez que atiendan a un paciente, que no acudan a congresos y que, en los centros sanitarios, se reduzca el contacto entre profesionales, evitando las reuniones prescindibles. El ente público recomendó tambiéjn ofrecer mascarillas a los pacientes con síntomas respiratorios que acuden a los centros sanitarios y que se eviten contactos cuando se presenten síntomas respiratorios agudos.