La Fiscalía ve a Rajoy “posible responsable” de espiar a Bárcenas

El Ministerio Público critica que el juez quiere “delimitar artificialmente” la trama a Interior

09.09.2021 | 00:16
Mariano Rajoy y Jorge Fernández Díaz, en un homenaje a las víctimas en Gasteiz en 2015. Foto: Afp

madrid – La Fiscalía Anticorrupción ha apuntado a "una posible responsabilidad" del expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy en la Operación Kitchen, reprochando que el presunto espionaje parapolicial al extesorero del PP Luis Bárcenas "se quiere delimitar artificialmente en el ámbito del Ministerio de Interior", según señala en el recurso formulado contra la decisión del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón de poner fin a la investigación de esta pieza separada de Tándem.

Los fiscales César de Rivas y Miguel Serrano hablan de esa delimitación artificial porque, a su juicio, aunque las pesquisas reflejan con "contundencia y solidez" que la Operación Kitchen se habría desarrollado por parte de la cúpula policial con "conocimiento y protección" del Ministerio de Interior, "esto no implica que las posibles responsabilidades fuera de ese ámbito", y que el expresidente del Gobierno y los exdirigentes del PP "no constituyan el objeto del procedimiento".

En este sentido, subrayan que en el curso de las actuaciones han aparecido "elementos que confluirían en una posible responsabilidad del presidente del Gobierno" de entonces, Mariano Rajoy.

Entre esos "elementos" mencionan los números de teléfono aportados por el comisario José Manuel Villarejo, desde los que dice que se mensajeaba con Rajoy sobre la Kitchen, y las grabaciones de conversaciones en las que se alude a El Asturiano como la persona a la que se reportaba sobre este supuesto operativo ilegal, y que podría ser un alias para referirse al entonces líder del PP.

Por ello, el Ministerio Público cree que resulta "imprescindible" dilucidar "si los funcionarios policiales y los máximos responsables del Ministerio de Interior actuaban en concierto con dirigentes del partido político gubernamental".

"No se puede concluir que se hayan perfilado todos los elementos del complejo hecho punible, ni tampoco que se haya determinado la participación en el mismo de todos los partícipes, en unos casos, ante los evidentes indicios de la participación de personas hasta la fecha no investigadas; en otros casos, ante la necesidad de concretar el alcance de la participación en los hechos de personas que ya ostentan la condición procesal de investigadas", sostienen De Rivas y Serrano.

Defienden asimismo que los avances en la investigación han puesto de manifiesto que "por encima de la cúpula policial y de los máximos responsables del Ministerio de Interior otras personas habrían participado activamente en el desarrollo" de la Kitchen, refiriéndose a dirigentes del PP que estarían al tanto del operativo ilegal, entre los que cuenta a la ex secretaria general de los populares María Dolores de Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro.

"Que de forma paralela a esta tutela de la ilícita operación policial por parte de los máximos responsables del Ministerio de Interior la Operación Kitchen fuera también conocida, promovida, por la secretaria general del PP, el partido gubernamental en aquellas fechas, junto con su esposo, no es una mera hipótesis plausible desde una mera lógica de los hechos, sino que descansa en varios de los elementos indiciarios recabados durante la instrucción", afirman.

Por ello, entienden que "resulta prematuro el sobreseimiento de las actuaciones respecto de estos dos investigados, que encarnarían la conexión política ajena al Ministerio de Interior de la Operación Kitchen. Así las cosas, el Ministerio Público solicita reabrir las pesquisas judiciales para ambos, que llegaron a estar imputados ante las sospechas de García-Castellón de que su intervención fue "decisiva" para captar al entonces chofer de los Bárcenas, Sergio Ríos, como espía.

noticias de noticiasdealava