La Guardia Civil detiene a dos expresos por organizar ‘ongietorris’

La Audiencia les imputa un delito de “enaltecimiento terrorista y humillación a las víctimas”

01.07.2021 | 00:30
‘Ongietorri’ a la exmilitante de ETA Kemen Uranga en Ondarroa en 2017. Foto: DNA

Bilbao – La Guardia Civil detuvo ayer a los exmilitantes de ETA Carlos Sáez de Eguilaz y Felipe San Epifanio, Pipe, exjefe del comando Barcelona, por su presunta relación con la organización y coordinación de los ongietorris a expresos de la banda armada.

Las detenciones fueron ordenadas por la dirección del Juzgado Central de instrucción número 6 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional por un supuesto delito de "enaltecimiento terrorista y humillación a las víctimas". Se enmarcan dentro de la operaciónKabat, por la que la Guardia Civil apresó a otras cuatro personas en Gernika, Agurain, Tolosa y Zarautz en enero del año pasado por la organización de casi un centenar de recibimientos a exmiembros de ETA entre 2016 y 2019. Los dos arrestados ayer quedaron en libertad con cargos horas más tarde.

Según informó la Guardia Civil en un comunicado, "se utilizaron diversas asociaciones, instrumentalizadas y usadas a modo de pantalla" para ocultar el núcleo de los ongietorris. Posteriormente, estos recibimientos eran "llevados a cabo por terceras personas, siguiendo las directrices que partían del grupo que conformaban los detenidos", concluyó.

Carlos Sáez de Aguilar fue condenado a 15 años de cárcel en Francia como miembro del aparato de extorsión de ETA. Fue detenido en 2003 junto a otros dos miembros de la banda en posesión de 72.000 euros procedentes del impuesto revolucionario y con documentación falsa.

Felipe San Epifanio, Pipe, fue jefe del comando Barcelona y dirigente de Herri Batasuna en los años noventa. Cumplió condena de más de 200 años por diversos atentados y salió en libertad en 2017 tras pasar 23 años en la cárcel.

Julen Arzuaga, parlamentario de EH Bildu, señaló que con las detenciones de Sáez de Aguilar y San Epifanio se intenta "golpear" a quienes trabajan por los derechos de los presos de la banda. "Es tiempo de vaciar las cárceles, no de llenarlas", remarcó.

Arzuaga añadió que la Guardia Civil, que realizó las detenciones, y la Audiencia Nacional, que las ordenó, "no quieren, ni por asomo, asentar un escenario de convivencia y resolución". "No se pueden normalizar operativos de estas características", concluyó.

Por otro lado, la red ciudadana Sare se posicionó mediante un comunicado en el que denunció que las detenciones de los exmiembros de la banda armada trasladan "al pasado" y suponen un "espectáculo" que está "fuera de lugar y es totalmente innecesario".

Sare se mostró en contra de los arrestos: "No puede convertirse en delito la alegría que puede producir entre familiares y amigos la libertad de una persona que ya ha cumplido su pena".

Por último, abogó por "buscar el equilibrio entre esa alegría y el respeto a todas las víctimas, para poder convivir todos juntos", tarea que corresponde "a todos", "sin pisotear ni dejar atrás los derechos de nadie".

Por una manifestación pro-presos

Denuncian al alcalde de Hernani

Acto en las fiestas patronales. La Fundación Villacisneros presentó ayer ante la Fiscalía General del Estado una denuncia contra el alcalde de Hernani, Xabier Lertxundi (EH Bildu), por haber incluido en el programa de las fiestas patronales "una manifestación a favor de los presos de ETA" bajo el lema Presoak Kalera! el pasado 23 de junio. Desde la Fundación aseguraron que es "intolerable" que se "reivindique de manera festiva la excarcelación de asesinos de la banda terrorista ETA". Cabe recordar que la Fundación Villacisneros se autodenomina como un actor social que "defiende los valores del cristianismo, la unidad de España y la dignidad de las víctimas del terrorismo frente a la amenaza de quienes quieren destruir la nación española y difundir un relato falso de la historia".

noticias de noticiasdealava