El PNV recuerda a Bildu que le ofreció un pacto en las Cuentas 40 veces mayor que el navarro

Iturrate afea que rechazara en 2018 la subida de la RGI y 80 millones en dos años

17.11.2020 | 02:46
Iturrate, en un pleno ante Iriarte y seguido por Arzuaga . Foto: J. Muñoz

vitoria – Cada vez que el PNV recrimina a la izquierda abertzale que sea más generosa a la hora de brindar su respaldo a los Presupuestos en el Estado o en Nafarroa y no muestre la misma actitud con el Gobierno vasco, EH Bildu le devuelve la pelota con el argumento de que el problema lo tiene el Ejecutivo de Iñigo Urkullu porque sería menos dialogante que Sánchez o Chivite. Pero el parlamentario jeltzale Iñigo Iturrate ofreció ayer una cifra para zanjar el debate y reflejar que, en realidad, el Gobierno Vasco ha brindado a la izquierda abertzale un margen negociador mayor que en otras instituciones con las que sí acuerda. En concreto, Iturrate se remitió a la negociación fallida de 2018, a las conversaciones mantenidas por el Gobierno Vasco de coalición PNV-PSE con EH Bildu para incrementar la renta de garantía de ingresos en el contexto del diálogo presupuestario. En aquel momento, se le ofreció a la coalición abertzale un incremento de la RGI del 7% en dos años y partidas por un valor de más de 80 millones, una cantidad cuarenta veces superior a los 1,9 millones que ha arrancado en Nafarroa.

La negociación terminó con un portazo de EH Bildu y abocó al Gobierno Vasco a una prórroga presupuestaria, a pesar de que el consejero Azpiazu había puesto toda la carne en el asador. EH Bildu había comenzado la negociación pidiendo un complemento para las pensiones, y Azpiazu se movió desde su negativa inicial (esa subida podía interferir en las competencias estatales y estaba abocada a ser recurrida por Madrid en los tribunales), y realizó un ejercicio de imaginación y manga ancha ofreciendo una subida generalizada de la RGI para que no se entendiera como una medida específica para los jubilados, y para cubrir a más colectivos pero también a las personas con pensiones más bajas, lo que afectaba a muchas viudas vascas. El Gobierno Vasco ofreció a EH Bildu una oferta plurianual, que además, por su propia naturaleza, abría un horizonte de colaboración hasta el final de la legislatura. Ofreció 80 millones hasta 2020 (35 en la RGI y 45 en planes de empleo), a los que añadió un emplazamiento para que influyera en el destino de los 50 millones de superávit previstos para 2019.

Iturrate aplaudió ayer el acuerdo presupuestario en Nafarroa, entre otras razones porque el propio PNV está representado en el Gobierno de Chivite, pero vio una incoherencia en EH Bildu. "Sorprende que en Navarra se presente como un magnífico acuerdo, que no dudo de que lo sea, cuando sus enmiendas se traducen en 1,9 millones y dos informes sobre medidas fiscales. Hace año y medio, en la CAV, estuvimos a punto de cerrar un acuerdo que contemplaba la subida de la RGI en un 7% en dos años y partidas por valor de más de 80 millones. Lo que comprobamos es una actuación inconsistente de EH Bildu, que en algunos sitios actúa con una generosidad importante, y en otros no da ni agua al Gobierno Vasco ni al PNV", zanjó en Onda Vasca. Iturrate criticó la estrategia "inconsistente e incoherente". El Gobierno Vasco tiene ahora mayoría absoluta y puede aprobar los Presupuestos solo con los votos de PNV y PSE, aunque va a intentar un acuerdo más amplio.

Otra de las contradicciones que afeó Iturrate a EH Bildu fue que trate de vender su respaldo a los Presupuestos estatales como un paso para tumbar el régimen, cuando ese mismo proyecto incluye partidas para la Casa Real, el Ejército, la Guardia Civil o la Policía española. Ahí lo dejó el jeltzale, aunque a EH Bildu se le presentan más contradicciones, como su respaldo a un proyecto que también incluye partidas para el Tren de Alta Velocidad y otras cuestiones que considera macroinfraestructuras innecesarias y que critica al PNV cuando las respalda en la comunidad autónoma. De hecho, a día de hoy sigue tratando de contraponer el discurso de EH Bildu en Madrid con el de las inversiones que arranca el PNV a Sánchez y que no comparte. En ese sentido, Iturrate también pidió a EH Bildu que sea clara y transpartente en las negociaciones con Madrid, que a día de hoy no se conocen. "Parece que están defendiendo una agenda vasca oculta en Madrid, porque no han explicado a cambio de qué es ese anuncio de apoyo", lanzó.

El jeltzale criticó a EH Bildu que ahora se sume al perfil negociador del PNV en Madrid cuando el partido con sede en Sabin Etxea lleva "más de 40 años trabajando" por los intereses vascos y "EH Bildu nos ha acusado de traidores, de vender a Euskadi por un plato de lentejas". "Bienvenidos pero, como dijo Manuel de Irujo, los conversos a la cola", sentenció.

El PNV atribuye las contradicciones de EH Bildu a una acción "anti" comunidad autónoma vasca. El Gobierno vasco lo forman PNV y PSE, dos partidos que también gobiernan en Nafarroa (los jeltzales, a través de Geroa Bai). En el Estado, gobierna el PSOE con Unidas Podemos, con el PNV como socio preferente. Estas alianzas no se están trasladando a la comunidad autónoma, e Iturrate quiso aclarar ayer que no se debe a que el lehendakari Urkullu gestione con puño de hierro.

"Parece que defienden una agenda vasca oculta en Madrid, porque no han explicado nada"

iñigo iturrate

Parlamentario del PNV