Elecciones en estados unidos

Florida, récord de votos

Con un historial de recuentos bochornoso, uno de los estados clave llegaba con el reto de acelerar el escrutinio

04.11.2020 | 01:08
Votantes en el centro de votación de la Biblioteca John F. Kennedy en Hialeah, Florida. Foto: Efe

Miami – Florida, uno de los estados más poblados de Estados Unidos y con más votos en el Colegio Electoral, llegaba a estas elecciones con un récord histórico de más de 9 millones de votantes adelantados y un virtual empate entre el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden. Los resultados de este reñido estado, que en 2016 ganó Trump con unos 110.000 votos más que la demócrata Hillary Clinton, eran hasta ayer una incógnita, con cerca de 2 millones de votantes independientes y una alta población hispana dividida entre los dos partidos tradicionales.

"Las urnas cierran esta noche a las 19.00 hora local (00.00 GMT del miércoles), pero todos los que estén en la fila antes del cierre tendrán su voto contado!", aseguró ayer el gobernador de Florida, Ron DeSantis. Sin embargo, ayer por la mañana el panorama en la Alcaldía de Miami Beach era desolador, los pocos votantes contrastaban con largas filas de personas y vehículos en el vecino Centro de Convenciones que esperaban para la prueba de la covid-19.

El día de elecciones, que con la pandemia y el auge de las modalidades de voto más seguras, se convirtió en "semanas", cerró ayer con una histórica afluencia anticipada de votantes: 3,5 millones de demócratas, 3,4 millones de republicanos y 1,9 de independientes, según la cifras oficiales actualizadas al mediodía. Cálculos del grupo no partidista Political Polls señalan que la votación anticipada de Florida, que aporta 29 votos al Colegio Electoral que elige al presidente, ya superó los 9,4 millones de votos totales de 2016.

La tensión por los resultados electorales en Florida, un estado con una trayectoria vergonzosa de retrasos e irregularidades, se ve en almacenes del Distrito de Diseño, en el centro de Miami, que se apresuraronayer a instalar tablones de madera para proteger las vitrinas de posibles desmanes. Como medida preventiva, DeSantis, aliado político de Trump, se unió a otros gobernadores en el despliegue de la Guardia Nacional para proteger una jornada que hasta media tarde había sido tranquila.

Los republicanos en Florida, entre ellos una mayoría de cubanos, buscan darle de nuevo la victoria a Trump en el estado y además reconquistar dos distritos legislativos clave que perdieron hace dos años y que hoy están en manos de las demócratas Debbie Mucarsel-Powell y Donna Shalala. En este proceso electoral, los floridanos renovarán también algunos de los 27 distritos electorales para el Congreso federal como también una gran mayoría del Legislativo estatal, de mayoría republicana, y otros cargos como jueces. Uno de los escaños federales más competidos es el de la congresista de origen ecuatoriano Debbie Mucarsel-Powell, que busca la reelección frente al cubano-estadounidense Carlos Giménez, actual alcalde de Miami-Dade, que ha contado con el respaldo de Trump.

Otra campaña importante ocurre en el vecino Distrito 27, que incluye buena parte de Miami-Dade, incluido el barrio de la Pequeña Habana, en manos de la congresista demócrata Donna Shalala, que reemplazó en 2018 a la republicana cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtine. Su oponente es una conocida periodista y presentadora de televisión María Elvira Salazar, de origen cubano, a la que derrotó en 2018.

Entretanto, la demócrata Daniella Levine Cava se mide al republicano Esteban Bovo, quien recibió el apoyo del senador cubano-estadounidense Marco Rubio, por la alcaldía de Miami-Dade, el epicentro de la pandemia de la covid-19, con cerca de 3.700 muertos y más de 187.000 casos confirmados desde el pasado 1 de marzo.