Los colores que serán tendencia esta primavera

¿Te das cuenta de que cuanto todo esto pase (que pasará) y podamos salir de casa estaremos ya en plena primavera? ¡Olvídate de abrigos y de botas!

05.05.2020 | 15:44
Dos modelos de Gonçalo Peixoto que apuestan por uno de los tonos de la temporada.

Nadie se esperaba que la primavera del 2020 la comenzáramos sin poder salir de casa, así que, con toda la ropa de invierno ya recogida en los armarios, las prendas para la nueva estación ya tendrán que estar preparadas para poder lucirlas.

¿Qué te proponemos? Color. Una explosión de color que nos alegre la vuelta a las calles y a nuestra actividad. Porque llegará, no sabemos cuándo, pero llegará. Y teniendo en cuenta que los colores comunican y transmiten información sobre nosotros a quienes nos rodean, ¿por qué no transmitimos un poco de alegría?

Amarillo


Va a ser el color ideal para esta primavera. Es alegre, optimista y recuerda a los rayos del sol. Se asocia con la felicidad, con la risa y lo desenfadado. Es un tono perfecto para dar toques de luz, aunque siempre sin abusar de él. Es positivo, creativo y enérgico. ¿Se le puede pedir más? La explicación científica es que el amarillo actúa en el cerebro liberando más serotonina (los neurotransmisores que incrementan la sensación de bienestar), acelera el metabolismo e impulsa la creatividad.

Vamos a ver, tampoco hace falta vestirlo de pies a cabeza, un simple detalle da alegría y llama la atención. Dale un toque en las rayas de una camisa, de una camiseta o en el estampando de una corbata, o en un tono más oscuro, incluso en una falda. Es la apuesta de numerosas firmas para dar la bienvenida a la primavera, y la vemos, por encima de todo, en vestidos ligeros y en prendas de aires románticos y vintage.

Un diseño de Monse.

Rojo


Fuerza, pasión, energía... Justo lo que necesitamos en estos tiempos. Pues bien, eso precisamente es lo que comunica el rojo. La explicación científica es que aumenta los latidos del corazón, por lo que para vestir este color hay que tener buen ánimo y energía. Zapatos, vestidos y lencería son las tipologías que más se comercializan en rojo. A su vez, en la cosmética es usual verlo en las uñas y en los labios femeninos.

Es un color que denota fortaleza, seguridad y poder. Se dice que cuando se combina con otras prendas motiva a las personas a tomar decisiones con mayor rapidez. El color rojo es ideal para llamar la atención, pero conviene tener en cuenta que aunque favorece a casi todos los tonos de piel, queda más luminoso en las claras.

Cuidado también, porque no se recomienda durante negociaciones o situaciones complejas, ya que puede despertar la agresividad. Y un consejo: evítalo si estás empezando un nuevo trabajo.

La actriz Scarlett Johansson.

Azul claro


Si tu armario está lleno de tonos azules, transmitirás serenidad. Es un color relajante y fresco que comunica calma, algo que nos hace falta a todos en estos tiempos. Y atención, si eres de los que te va a tocar buscar trabajo después de este parón, este tono transmite integridad, seguridad y profesionalidad. Además, favorece a casi todos los tipos de piel y es el tono por excelencia de la productividad, lo que lo convierte en muy recurrido para vestir en entrevistas de trabajo. También es el color asociado al poder, por eso lo usan por las fuerzas armadas a nivel mundial.

Esta primavera llega en diferentes versiones: desde el hielo (muy claro, casi blanco), al eléctrico y oscuro (también llamado azul noche), que hoy es el llamado nuevo negro, al que reemplaza a la perfección para las salidas nocturnas.

La modelos estadounidense Gigi Hadid.

Blanco


Vale, lo sabemos. Este color es un poco polémico: se mancha solo con mirarlo, pierde intensidad y brillo con el uso y, para colmo, sienta fatal con el tono de piel que tendremos todos una vez acabe este confinamiento. Pues bien, con todo esto en contra, en 2019 comenzó a democratizarse el uso del traje blanco, sobre todo en verano, y contra todo pronóstico comenzó a expandirse al invierno. Y de la noche a la mañana, parece que se establece como una tendencia fija (al menos durante 2020 y 2021).

La pasarela ha sido la encargada de demostrar que no hay tonalidad que pueda versionarse en mayor diversidad de estéticas: podemos encontrar apuestas híper femeninas a golpe de encaje y tul, como las de Simone Rocha, Giambattista Valli Alexander McQueenHermès, por su parte, se decanta por su versión de líneas más limpias y deportivas. Además, este color se convirtió en trending topic en la industria de la moda tras el desfile de primavera/verano 2020 de Gucci para hombre.

El blanco brillante simboliza la simplicidad, la pureza impecable y la modernidad. Refleja sobriedad, aporta frescura y luz. 

Un conjunto de Isabelle Marant.

Naranja


Azafrán, mandarina, naranja... Este color está presente en muchas tonalidades. A pesar de que durante mucho tiempo ha sido uno de los grandes olvidados en nuestros armarios, se ha hecho un hueco en el streetstyle para esta temporada. Es un color cálido, favorecedor y al que podemos sacarle mucho más partido del que pensamos. Al igual que el amarillo, aporta energía y alegría, y siendo claramente menos agresivo que el rojo, transmite la energía y vitalidad de quien se atreve a utilizarlo.

A la hora de lucirlo se puede llevar en pequeñas cantidades a través de estampados, o en accesorios como corbatas, pañuelos o carteras. Las combinaciones de los tonos naranjas son muchas más de las que nos creemos, y es un color que va igual de bien de día que de noche. Puede quedar estupendamente junto a otros colores suaves como el verde menta, aunque también resiste la combinación con tonos más potentes como el rojo, el azul, u otro de los tonos de la temporada, el morado. Es ideal para los vestidos de verano, aportando un aire fresco y festivo.

Un conjunto firmado por Custo Barcelona.

Morado


A pesar de no gozar de demasiada popularidad, el morado es la mezcla del rojo intenso y el azul. Esto es, de la energía desbordante y la calma, algo que nos hará falta a partes iguales cuando esto se acabe. El púrpura es un color majestuoso, que está clásicamente asociado a la prosperidad y la riqueza. Muestra de ello es que abunda en esos conocidos trajes de la realeza. Sugiere sofisticación, respeto y sabiduría.

Cuando el pasado 2 de febrero, en plena temporada de alfombras rojas, Londres desplegaba la suya para entregar los premios BAFTA, hubo un detalle que llamó la atención de los estilistas de medio mundo: actrices de la talla de Scarlett Johansson, Renee Zellweger y Emilia Clarke apostaban por el morado. Eso sí, fue Charlize Theron  quien lo sentenció como color de la temporada gracias a un vestidazo de Dior con un original escote.

Solo hace falta echar un ojo a los desfiles en los que se presentaron las propuestas de las principales firmas de moda para la próxima temporada para darse cuenta de que sí: esta primavera la viviremos en tonos lilas.

El púrpura es ideal para vestidos elegantes (con escote pronunciado en V, o con detalle de volantes), pero también se ha visto en muchos conjuntos de chaquetas y trajes.

La actriz Charlize Theron, que ha relanzado este color.