"Instalar un cortina de cristal en una terraza significa no renunciar a la naturaleza"

Joseba Echarri, de Proyectos Echarri, nos cuenta en esta entrevista las ventajas de las cortinas de cristal en balcones y terrazas

28.04.2020 | 08:31
Joseba Echarri, director general de Proyectos Echarri.

En los años 90, con el boom de la vivienda horizontal y la creación de nuevos barrios y zonas residenciales, nació Proyectos Echarri para acometer trabajos de jardinería integral (desde el diseño hasta la ejecución). Joseba Echarri, director general de Proyectos Echarri, explica que "fueron años en los que nos especializamos en espacios exteriores, dando salida a proyectos en terrenos difíciles que nadie se atrevía a acometer". Pero el éxito fue claro dado que " no sólo hablábamos de paisajismo sino, también, de soluciones prácticas que convertían nuestros jardines algo especial". Desde sus comienzos, Proyectos Echarri no han parado de investigar y de diseñar, " lo que nos ha hecho evolucionar de manera permanente con varios hitos que nos han convertido en lo que somos ahora", señala el gerente. "Primero introdujimos en Navarra el concepto de jardín de bajo mantenimiento, pensado para disfrutar del exterior sin trabajar y de manera sostenible: menos agua y menos energía. Después, comenzamos a trabajar un nuevo concepto de exterior con la instalación de porches para jardines, áticos y terrazas. Eso nos llevó a buscar un proveedor de cortinas de cristal para poder cerrarlos y conseguir jardines cuatro estaciones".

En la actualidad, Proyectos Echarri ha conseguido seducir a Lumon, una empresa europea que inventó el sistema de cortinas de cristal, y trabaja "mano a mano con ella" como distribuidor exclusivo en Navarra, País Vasco y la región francesa de Pirineos Atlánticos.

La instalación de cortinas de cristal está teniendo una valoración muy positiva por parte de vuestros clientes. ¿A qué se debe este éxito?

Cerrar un balcón, un porche de jardín o una terraza es algo práctico, pero esa practicidad va mucho más allá y las personas que disfrutan de esos espacios cerrados con cortinas de cristal lo saben. Ofrecemos una solución muy versátil que permite disfrutar del exterior sin quitarnos las zapatillas, de poder utilizar tu balcón, tu terraza o porche todos los días de año, de aportar calidez y protección a la vivienda y de disponer de una zona de oxigenación. De hecho, estamos hablando de una nueva manera de abordar la vida en los edificios. La construcción ha evolucionado. Vemos ahora proyectos arquitectónicos donde los balcones y terrazas son un eje fundamental. Los constructores se han dado cuenta y diseñan empezando por las terrazas. Está cambiando la manera de construir y con ella vamos a ver que los edificios proyectan la vida al exterior, algo que supone más espacio y calidad de vida para los inquilinos. Además, de cara al paseante, la sensación de caminar por una calle con balcones y terrazas es muy diferente a la de hacerlo por calles de edificios lisos, cerrados hacia el interior. Es más como ir por una calle peatonal. En las lamentables condiciones en las que nos encontramos se ha hecho evidente que es un acierto, mostrando una nueva forma de vivir gracias a los balcones y terrazas.

Más en estos días, cuando pasamos la mayor parte del tiempo en nuestros hogares debido al confinamiento, valoramos más los espacios de nuestra vivienda. Sobre todo el de nuestras terrazas y balcones. ¿Cómo consiguen adaptar estos espacios para que sean una extensión de nuestras viviendas hacia la naturaleza?

Tengo que decir que esta crisis del coronavirus para nosotros ha tenido una parte positiva, a pesar de todo. Más allá del negocio, que como todos se ha visto afectado por el confinamiento, hemos recibido muchos mensajes de clientes, fotos y vídeos en los que nos muestran cómo están disfrutando sus terrazas y balcones con cortinas de cristal Lumon. Gracias a su parcela de exterior han podido llevar más oxigenados la cuarentena. Hay que tener en cuenta que son cortinas de cristal sin marcos, lo que hace que la sensación, aunque estén cerrados, es de estar en el puro exterior. Y al tratarse de un sistema de cortina podemos abrir y cerrar el espacio a nuestro antojo.

Entonces, por lo que cuenta, no es necesario renunciar a unos metros de balcón para poder disfrutar de más espacio en el salón.

Las cortinas de cristal no hacen perder ni un milímetro de nuestro balcón o terraza. Lo que hacemos es acristalar con un sistema sin perfiles verticales, con uno de los cristales templados más seguros del mundo. Sin ese sistema, el balcón o la terraza solo nos sirven para dejar trastos. Además están condicionados por la climatología. Con cortinas de cristal, esos espacios pasan a ser zonas "de estar", una extensión de la vivienda al exterior.

Este tipo de soluciones llevan años instalándose en Finlandia y en países del norte de Europa ¿por qué cree que en España se ha tardado en apreciar las ventajas de Lumon?

Lumon invento el sistema hace más de 30 años y, a día de hoy, su expansión está siendo tremenda. Ya está montada la nueva fábrica en Canadá para servir al continente americano y desde Finlandia se sirve a Europa y Rusia. En España, precisamente, es donde más se está expandiendo la formula finlandesa. En este país, más del 80% de sus terrazas ya son Lumon y en España, con el clima tan fantástico que tenemos y lo que nos gusta disfrutar del exterior, es lógica esta progresión. En breve veremos fabricar más cerca de lo que nos imaginemos cortinas de cristal Lumon.

Las ordenanzas municipales suelen ser bastantes exigentes en cuanto a la instalación de cerramientos en las viviendas, a la que se le exige una serie de requisitos ¿Este sistema de cortinas de cristal Lumon cumple con la normativa de Navarra?

Las normativas municipales en la inmensa mayoría de provincias, comunidades y ayuntamientos contempla este sistema como una cortina de cristal, que no afecta a la edificabilidad y tampoco al alineamiento de las fachadas. No computa. Hay que tener muy en cuenta que la población pide y reclama este tipo de sistema y, además, está a años luz de la agresión estética que suponen las antiguas soluciones de carpintería metálica, en las que sí ponen trabas los ayuntamientos. En la actualidad, se están construyendo edificios con el sistema integrado en el proyecto final porque es una solución lógica que aporta todo tipo de beneficios; incluyendo los estéticos.

En estos momentos quienes estén interesados en contar con vuestros servicios, ¿qué deben hacer?

Pueden contactar con nosotros a través de www.proyectosecharri.com, donde encontrarán los datos de contacto en Navarra, País Vasco y Pirineos Atlánticos. Nos pueden seguir también en facebook e Instagram.

En la actualidad, ¿en qué proyectos están trabajando?

El hito más importante de nuestra empresa ha sido convencer a Lumon y enfocar nuestra actividad en la vivienda vertical. Ahora mismo estamos trabajando a petición de las constructoras para que sus edificios con balcones vayan equipados de obra con cortinas de cristal. Una ventaja evidente para los inquilinos y un valor añadido que remarca la calidad de los edificios. Estamos ultimando la entrega de 400 terrazas con cortinas de cristal sólo en Navarra, en proyectos de constructoras. A eso tenemos que sumar, por una parte, el trabajo con comunidades de vecinos ¬-en los que hacemos proyectos para grupos de propietarios que se deciden por contratar en bloque para abaratar costes- y, por otra, las instalaciones en viviendas unifamiliares. En este caso, enfocadas también a colocar cortinas de cristal en porches de jardín o áticos. El futuro, está en no entender un balcón sin este tipo de solución.