Cristales seguros para terrazas, balcones, porches y áticos

Los cristales Lumon se fabrican en vidrio templado de seguridad y alta resistencia

21.04.2020 | 08:13
Iñaki Perurena prueba la resistencia de los cristales Lumon.

Si tiene un balcón, una terraza, un ático o un porche de jardín y se ha planteado colocar cortinas de cristal es casi seguro que se ha preguntado ¿son seguras? La pregunta no es baladí, al fin y al cabo no sólo pueden caer a la vía pública, también van a estar cerca de niños, mascotas y otros muchos factores que pueden provocar su rotura y con ello el desastre.

Hemos preguntado a uno de los fabricantes de cristal para terrazas más importantes a nivel mundial, Lumon, firma finlandesa líder en el mundo con un 80 % de cuota de mercado y que en nuestra zona distribuye Proyectos Echarri.

Según nos cuentan, sus sistemas de cristales para terrazas y porches se someten a numerosas pruebas que tienen que ver con la seguridad, a las que se aplican estándares europeos. Se estudia el envejecimiento del sistema, la presión del viento, la resistencia del conjunto y naturalmente todas las propiedades técnicas de seguridad según las exigencias actuales Europeas en materia de construcción.

Los cristales Lumon se fabrican en vidrio templado de seguridad y alta resistencia con un límite de rotura del vidrio de 6 mm de grosor de 426 MPa, mientras que el de un vidrio normal es de sólo 150 MPa. En Lumon se emplean varios gruesos -6, 8, 10 y 12mm- según las exigencias de cada obra, que se fabrican en el horno de templado más grande de Europa, con una selección de arenas silíceas para su fundido especificas. Así consigue que la dureza y rotura espontanea de sus vidrios se reduzca al mínimo.

En un vidrio templado la resistencia de la superficie se conserva, mientras las cualidades de tracción y de flexión aumentan. De hecho, son capaces de aguantar perfectamente el peso de una persona saltando sobre él, una prueba que Proyectos Echarri llevó a cabo con el mismísimo Iñaki Perurena, a pesar de la lógica sorpresa del harrijasotzaile.

Así, se consiguen cristales de la máxima confianza, capaces de aguantar cualquier cosa y colocados con sistemas diferentes según el lugar donde tengan que ubicarse, a los que se añade además una llave de protección infantil para evitar disgustos. Si se ha preguntado sobre su seguridad, no se preocupe: superan el nivel que usted mismo hubiera podido plantearse.