Los riesgos de la periodontitis

06.03.2020 | 09:25
La periodontitis es una infección que conviente vigilar.

La periodontitis aumenta las posibilidades de padecer enfermedad cardiovascular aterosclerótica, alertan algunos especialistas, que han publicado un informe de consenso para alertar a la población sobre los riesgos de esta infección bacteriana.

Los expertos venían advirtiendo de que la periodontitis eleva el riesgo de padecer en el futuro enfermedad cardiovascular aterosclerótica, pero hasta ahora no se disponía de un informe contundente, riguroso y exhaustivo que corroborase esa vinculación. Sin embargo, actualmente dos de las entidades de referencia a nivel internacional en el ámbito de la salud periodontal y cardiovascular, la Federación Europea de Periodoncia (EFP) y la Federación Mundial del Corazón (WHF), publican un consenso de gran alcance que no deja lugar a la duda.

La periodontitis o enfermedad periodontal es una infección bacteriana de los tejidos, los ligamentos y los huesos que rodean y sostienen a los dientes, conocidos como el periodonto. Tras la gingivitis, y si ésta no ha sido correctamente tratada, suele desarrollarse la periodontitis, siendo esta la segunda y más grave fase de la enfermedad periodontal. A diferencia de la gingivitis, no es reversible y a menudo tiene consecuencias graves y duraderas para la apariencia y el estado de dientes y encías. Por ello, es muy importante no dejar que las cosas lleguen tan lejos.

Los síntomas

Si sangras cuando te cepillas los dientes o usas el hilo dental, o tienes mal aliento y las encías inflamadas y rojas, padeces signos tempranos de enfermedad gingival. No los ignores. "Si sufres alguno de estos síntomas deberías consultarlo con tu higienista dental o dentista de inmediato. Ellos pueden aconsejarte sobre el mejor tratamiento antes de que el problema sea demasiado grave", insisten en señalar los citados expertos.

El informe, producto del Perio-Cardio Workshop que tuvo lugar recientemente en Madrid y que estuvo co-coordinado por el profesor Mariano Sanz, profesor de Periodoncia en la Universidad Complutense de Madrid y autor principal del informe de consenso, recoge una amplia evidencia que sustenta la idea de que la periodontitis causa un mayor riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular aterosclerótica en el futuro. Este taller reunió hace un año a más de 20 expertos de las dos organizaciones, tanto para tratar sobre la asociación entre las enfermedades periodontales y cardiovasculares, como para redactar una serie de recomendaciones acerca de prevención y terapia. Ahora se publican los resultados.

Informar al paciente

Los expertos que han elaborado el consenso no solo explican que existe una fuerte evidencia epidemiológica entre periodontitis y un riesgo aumentado de desarrollar enfermedad cardiovascular aterosclerótica, sino que también advierten sobre la necesidad de informar a los pacientes con periodontitis de que tienen un mayor riesgo de sufrir este tipo de dolencias, incluidos infarto de miocardio y accidente cerebrovascular, y que deben controlar activamente los factores de riesgo (como fumar, falta de ejercicio, exceso de peso, presión arterial y una dieta alta en grasas saturadas y azúcares refinados). 

Asimismo, quienes padecen periodontitis y enfermedad cardiovascular deben ser informados de que pueden tener un mayor riesgo de sufrir complicaciones posteriores y, por lo tanto, deben seguir los regímenes de prevención, tratamiento y mantenimiento dental recomendados.

El porcentaje de fallecimientos por enfermedades cardiovasculares es mayor en Europa frente a otros lugares del mundo, y no solo debido al envejecimiento de la población, sino también los factores de riesgo asociados con un estilo de vida occidental, como una dieta pobre, obesidad, fumar y falta de ejercicio, algunos de los cuales también son factores de riesgo para la enfermedad periodontal.

Las conclusiones del Workshop Perio-Cardio servirán de base para crear una campaña de divulgación por parte de la EFP sobre la salud periodontal y cardiovascular, que proporcionará materiales específicos a los dentistas, médicos y pacientes que visitan prácticas dentales y médicas. 

¿Qué la causa?

La periodontitis tiene lugar si la gingivitis no se trata. Está causada por la acumulación de placa bacteriana alrededor y por debajo de la línea de las encías (la zona donde la encía entra en contacto con el diente). Puede causar que el hueso y los tejidos que sostienen los dientes se dañen de forma irreversible. Ese daño del tejido puede causar que las encías se separan de los dientes y se generen pequeños espacios o bolsas en las que puede acumularse todavía más placa y empezar una infección. Cuando la situación empeora, el hueso empieza a erosionarse. Si no se trata, puede causar que los dientes se muevan y se caigan o tengan que ser retirados por un dentista especialista.

Algunas cifras

Tanto la enfermedad cardiovascular como la periodontitis son enfermedades crónicas no transmisibles. La periodontitis tiene una prevalencia global del 45-50% y su forma grave afecta al 11,2% de la población mundial, lo que la convierte en la sexta enfermedad humana más común. Por su parte, la enfermedad cardiovascular es responsable de 17,9 millones de muertes por año en todo el mundo (un tercio de todas las muertes), incluidos 3,9 millones en Europa (45% de todas las muertes), con cardiopatía isquémica, accidente cerebrovascular e hipertensión arterial que provocan insuficiencia cardíaca como las principales causas. Aunque las tasas de mortalidad están disminuyendo, los números absolutos han aumentado en los últimos 25 años debido al envejecimiento de la población.