Diario de un conductor

Las multas de tráfico más tontas del verano

Llegaron el verano, los viajes a la piscina, la playa, ríos y pantanos, y con ello las imprudencias más cometidas durante la temporada estival por los conductores.

10.08.2021 | 09:35
Hay multas que nos parecen muy tontas, pero detrás de todas ellas hay una razón de ser.

Pilotar en chanclas, sin camiseta o con una toalla, sea el vehículo que sea, son actos muy peligrosos hacia los que la Dirección General de Tráfico se empeña en poner el foco con denuncias para evitar su repetición.

La DGT sigue pues poniendo énfasis en algunos de los riesgos más comunes en verano, y que derivan en accidentes de tráfico, pero que a la vez son sencillos de reducir. Hay multas que nos parecen muy tontas, pero detrás de todas ellas hay una razón de ser. Suele castigarse cualquier tipo de conducta que ponga en riesgo la seguridad vial, y eso incluye muchas cosas que a veces ni siquiera sospechamos.

A continuación repasamos algunas de las multas que te pueden imponer en verano sin que ni siquiera sepas que estás haciendo algo al margen de la legislación vigente:

* Conducir con chanclas o descalzo: Es de sentido común que esto no se debe hacer, ya que se puede perder el control de los pedales del vehículo fácilmente. Son acciones que no están explícitamente prohibidas según el Reglamento General de Circulación, pero que pueden acarrear una multa si un agente las observa. Y es que aunque en la ley no se contempla, por ejemplo, que no se pueda pilotar con sandalias, sí que se dice en la legislación vigente que está penada "toda acción que impida la conducción segura tanto para el piloto como para el resto de ocupantes del vehículo". Son acciones que no están tipificadas exactamente en el Código de Circulación, pero la DGT considera que los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos, y por ello están obligados a mantener su propia libertad de movimientos. Por eso es mejor que te asegures de llevar el calzado adecuado, que te sujete el pie y no se pueda enganchar en los pedales. Si no lo haces, te pueden multar con 80 euros.

* Conducir sin camiseta: Tampoco debes hacerlo, porque podrías sufrir quemaduras o rozaduras en caso de accidente por la acción del cinturón de seguridad o el airbag. Incluso el agente podría multarte si considera que eso incomoda la conducción por el contacto con el asiento, mermando la capacidad de movimientos, o incluso que puedes distraer a otros conductores. La sanción también es de 80 euros.

* Llevar una toalla para evitar que el asiento se moje o se llene de arena. También está penado con 80 euros. Y es que el efecto llamado submarino es el hecho por el que un pasajero sale despedido por debajo de la banda abdominal del cinturón. Basado en los mismos puntos del Reglamento General de Circulación que el ir descalzo o en chanclas, o conducir sin camiseta, más grave incluso puede ser el uso de una toalla, ya que facilita el referido efecto submarino, por el que el conductor o el pasajero que porte la toalla puede salir despedido deslizándose por debajo del cinturón. Esta última acción es una de las grandes preocupaciones de la DGT todos los veranos.

* Poner los pies sobre el salpicadero. También facilita el temido efecto submarino. Sancionado con hasta 100 euros, la multa también puede recaer no solo sobre el copiloto, sino sobre otros pasajeros si son ellos los que llevan los pies en alto para una falsa comodidad.

* Comer un helado o beber al volante: Cualquier distracción de este tipo puede suponer hasta 200 euros de multa. Siempre debes mantener tu libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención de manera permanente en la conducción, garantizando así la debida seguridad vial.

* Sacar el brazo por la ventanilla (o el codo): Peligrosa acción que también puede ser motivo de una sanción de hasta 80 euros.

* Tirar un cigarrillo por la ventanilla: Nunca debes hacerlo, pero menos aún en verano, cuando el riesgo de incendios se multiplica. La multa será de 200 euros y además te costará cuatro puntos del carnet de conducir.

* No llevar el permiso de conducir: No es excusa que vayas a la playa con solo el bañador, la toalla y las llaves. Tienes que llevar siempre contigo el permiso de conducir cuando te pongas al volante. Si no lo tienes cuando te lo pida un agente, te multará con 10 euros. Si además no está en vigor porque no te has molestado en renovarlo, la sanción será de 200 euros.

* Llevar la matrícula sucia: Mucho cuidado con el polvo y la suciedad acumulados en la matrícula de tu coche, porque si no es lo suficientemente visible, te podrán multar con 200 euros.

noticias de noticiasdealava