Barras de labios, protección con un toque de color

17.12.2019 | 19:17
En invierno los labios requieren una dosis extra de hidratación.

Los labios son una de las zonas del rostro más delicadas durante la época invernal, ya que se escaman y agrietan con las bajas temperaturas. Lo más aconsejable sería utilizar a diario un bálsamo regenerador hidratante, o vaselina pura, para protegerlos de los contrastes a los que están siendo sometidos. Ytambién hay otra opción: utilizar barras de labios con color que a la vez que nos protegen la fina piel nos aportan un toque de color y sensualidad en estos fríos días. Podemos escoger desde tonos dulces, como los rosas brillantes, beige o marrones con un toque dorado, hasta colores intensos y seductores, como los derivados del rojo, ayudándonos a conseguir una boca dulce, apetecible y sobre todo, protegida del frío.

Es la elección del tono y la destreza al maquillarlos lo que hace que unos labios resulten atrayentes, potenciando la sonrisa y la expresión verbal. Porque no debemos olvidar que en nuestros labios reside la capacidad de sugerir y seducir. Para maquillarlos, lo primero que debemos saber es qué forma labial tenemos, si son carnosos o delgados, y qué color es el que más nos favorece.

Finos y delgados

Lo primero que debemos saber es que obtener volumen en este tipo de bocas no es fácil, pero sí podemos realzar notablemente su apariencia perfilando suavemente y con cuidado el contorno por el exterior con un lápiz labial. Es importante elegir uno de color natural o del mismo tono que la barra de labios, evitando los perfiladores oscuros, ya que solo logran que parezcan más finos. En cuanto al color, recomiendo aplicar una barra de labios brillante y con colores claros, nacarados o rosados, puesto que los tonos mates y apagados potenciarán que tus labios tengan una apariencia delgada.

Carnosos

Los labios gruesos y carnosos resultan atrayentes por sí mismos, pero un exceso de brillo puede hacer que nuestra boca resulte poco favorecedora en invierno. Reducirles el volumen es una cuestión personal. Para ello, escoge una barra de labios satinada y perfílalos por dentro para bajar el exceso de volumen, pero sobre todo evita los tonos oscuros, porque no son nada beneficiosos en este tipo de labios. 

Prevención y cuidados

Aunque la gran mayoría de barras labiales son cremosas y protegen nuestra boca del frío, debemos cuidar y reparar la piel cuando llegamos a casa. Para ello, aplícate una capa de vaselina por la noche antes de irte a dormir, o una pequeña cantidad de crema hidratante en los labios. Así conseguirás que por las mañanas tu boca se encuentre hidratada y preparada para el frío. Además, cuando te apliques la barra de labios con color obtendrás una boca más tenue y jugosa.

Si los labios se te agrietan con el exceso de frío o se deshidratan por el calor seco de los bares, comercios o medios de transporte, procura no lamerlos, ya que la saliva tiene un pH ácido y eso hará que aún se agrieten más. Aplícate un bálsamo o cacao labial para repararlos.

Si al llegar a casa observas que los labios están secos y con pielecillas, después del cepillado utiliza el mismo cepillo mojado en agua para frotar los labios y eliminar esas pieles. Es importante que los frotes suavemente para no dañarlos y posteriormente los hidrates bien, ya que se quedarán más sensibles.