Montefrío, el pueblo granadino que mejor se asoma al invierno (y no es por el nombre)

Descubre por qué está en boca de todos... solo te adelantamos que tiene una de las mejores panorámicas de la España rural.

08.06.2021 | 18:58
El pueblo de Montefrío, Granada

La última frontera de Al-Ándalus, el último territorio que limitaba con el antiguo reino nazarí de Granada antes de su conquista por los Reyes Católicos, está integrado en la actualidad por dos comarcas unidas en lo que se conoce como Poniente Granadino.

La comarca de Alhama al sur y, al norte, la comarca de Loja, se extienden por unas tierras diversas, cargadas de historia y con algunos paisajes tan prolijos como bellos.


fisfra / ISTOCK


Todo ello se conjuga magistralmente en Montefrío donde, lejos de acabar helados por el frío, nos quedamos atónitos ante unas de las mejores vistas panorámicas de toda la España rural.

Atravesamos los confines de los Montes Occidentales y nos encaminamos hasta esta localidad granadina en la que nos asomaremos al invierno desde lugares privilegiados.

Un pueblo que pareciera elevarse hacia el cielo

Como si del nombre de un lugar del Lejano Oriente se tratara, la sierra de Parapanda da sus últimos coletazos en una serie de estribaciones que afloran en mitad de la campiña como buques insignia que emergieran con fuerza de las aguas del océano. No obstante, nos encontramos en poniente, más concretamente en Montefrío, una de las poblaciones que se asientan en el territorio del Poniente Granadino, en una zona de relieves enfrentados por los que fluyen vivos arroyos.

José Antonio Luque Olmedo / ISTOCK


La silueta de la cresta rocosa que corona la localidad de Montefrío pareciera elevarse hacia las alturas en un intento de erguirse y llegar hasta el cielo. A sus pies, como fieles nazarenos postrándose ante su imagen, las casas predominantemente blancas adquieren la categoría de arte,  formando un conjunto cuya estampa se ha convertido en una de las más apreciadas de Andalucía.

molloykeith / ISTOCK


Famosa ya por las impresionantes vistas que nos ofrece, es aún un secreto a voces para muchas partes de España que desconocen de su existencia, a pesar de que incluso en Japón es un destino celebrado desde hace años, especialmente entre parejas que acuden hasta este majestuoso rincón granadino para contraer matrimonio, así como otros tipos de viajeros nipones que no dudan en incluirlo en sus rutas por España. No es de extrañar, por tanto, que Montefrío se haya convertido, hace poco tiempo, en el primer municipio de la provincia y u no de los pocos de Andalucía en hermanarse con una población japonesa, el pueblo de Yasuda.

José Antonio Luque Olmedo / ISTOCK

 

Un lugar para perderse y para encontrarse

 

Declarado desde 1982 Conjunto Histórico-Artístico, Montefrío destaca ante todo por la figura de la Iglesia de la Villa punteando el extremo de la gran peña, en lo que es el recinto del antiguo castillo, del que se conservan aún algunas partes. Una vetusta fortificación árabe que fue tomada en 1486 por las tropas cristianas. Un siglo más tarde, en señal de la renovada dominación católica, se erigía el templo renacentista como lugar de culto hasta que, en el último tramo del siglo XVIII, acabó por quedar en desuso debido a su difícil acceso por parte de los feligreses. Hoy en día, transformada en el «Centro de Interpretación de la Última Frontera de Al-Ándalus», continúa siendo la punta de lanza de la imagen de Montefrío, al mismo tiempo que representa un mirador excepcional de todo el entorno desde lo alto de su campanario.

Jose Carlos Serrano Ruiz / ISTOCK


Precisamente en el camino que sube hacia el castillo existen unas oquedades excavadas en la misma roca que datan del siglo XVI.  Una serie de nichos que parece que pertenecieron en el pasado a las familias más notables de la localidad, hasta que fueron trasladados sus restos al nuevo cementerio. Un curioso rincón de Montefrío que tampoco pasa desapercibido.

Jose Carlos Serrano Ruiz / ISTOCK


Mientras, cuando los oficios religiosos dejaron de celebrarse en la Iglesia de la Villa se trasladaron a otra nueva que, en la actualidad, es el otro gran templo de Montefrío. La Iglesia de la Encarnación es una peculiar construcción cuyo cuerpo responde al modelo del célebre Panteón de Agripa de Roma.  Su forma circular, sus grandes dimensiones y su impresionante cúpula hacen de ella un ejemplo único en España.

CaronB / ISTOCK

 

Más allá de otros monumentos importantes como la Iglesia y el Convento de San Antonio, con el armonioso claustro cuyo patio y fuente central a ras de suelo nos recuerda de alguna manera a la antesala del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada, hay que decir que si hay algo en lo que Montefrío sobresale es en sus miradores. Justamente, el mirador frente al Convento de San Antonio, con todo el arrabal y la peña coronada con la Iglesia de la Villa al frente, es un marco irrepetible.

Y es que, si las estrechas calles de casas encaladas de los barrios bajos son un mundo para perderse andando, los miradores representan el espacio perfecto para encontrarse dejándonos sumir en un estado de reflexión y ensoñación.

siete_vidas / ISTOCK

 

Ya en las inmediaciones del pueblo alcanzamos a situarnos en otro par de miradores que nos dejan mudos. Por un lado, el renombrado mirador National Geographic, con el recuadro que invita a fotografiar el pueblo emulando la portada de la revista.

Por otro lado, a no mucha distancia del anterior, el mirador de las Peñas sigue sin dejarnos articular palabra, incapaces de describir la perfecta postal que se muestra ante nuestros ojos, con la cresta de roca bien definida, la Iglesia de la Villa y la de la Encarnación frente a frente, como dialogando, y todo el entramado urbano de casas blancas con el contrate de los campos de olivares y las lomas rodeando la población.

Jose Carlos Serrano Ruiz / ISTOCK


Unas excelentes vistas que en invierno se tornan fulgurantes y límpidas con el manto de las nieves que cubren de blanco estas latitudes. Los más de 800 metros de altitud en los que se sitúa Montefrío ayudan a disfrutar durante la estación más gélida de paisajes completamente diferentes a los del resto del año, regalándonos el mejor balcón posible para disfrutar de los meses más tempraneros del año.
noticias de noticiasdealava