¿Conoces estos trucos para limpiar tu hogar de forma más ecológica?

Con estos ingredientes lograrás buenos resultados a bajo coste y sin recurrir a productos químicos

03.06.2021 | 09:42
Cómo limpiar tu casa de forma sostenible.

El pasado año 2019, la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia de la Universidad de Colorado reveló que los denominados "compuestos químicos volátiles" presentes en artículos como perfumes, detergentes y champús contaminan la atmósfera "más que los coches y los camiones". En esta investigación, los expertos pusieron el foco en "actividades hogareñas básicas", y observaron que estas tendencias "modifican la química de la casa" y afectan a la calidad del aire tanto dentro como fuera del domicilio.

La mayoría de los componentes que se encuentran en los productos de limpieza tienen efectos perjudiciales en el organismo humano y promueven la destrucción de los acuíferos de nuestro planeta. De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que los más dañinos son los limpiadores para WC, los limpiahornos, los desatascadores químicos, los desinfectantes y antibacterias y los ambientadores. Te mostramos a qué ingredientes y remedios naturales puedes sacarles partido para transformar tu manera de hacer las tareas domésticas:

Bicarbonato de sodio 

Uno de los componentes más versátiles que hay. Ideal para quitar el moho en paredes y muebles, hacer desaparecer los lamparones en prendas y alfombras, desatascar tuberías y desagües, evitar la acumulación de la suciedad en los filtros de los electrodomésticos y cuidar de tus ollas o sartenes.

Y va más allá: funciona como quitagrasas para hornos. Solo tendrás que fabricar una pasta con 200 gramos de bicarbonato y una taza de agua, extiéndela sobre las paredes del horno y déjalo que actúe durante toda la noche antes de enjuagarlo. Para los azulejos, el inodoro y las juntas del baño, repite el mismo proceso.

Glicerina

Para conservar los objetos de cuero y goma y limpiar el frigorífico y el mobiliario de madera, añádele agua y jabón líquido. Si convives con niños o mascotas, también te servirá para deshacerte de las manchas de orina.

Limón

Aparte de los beneficios medicinales y gastronómicos, tiene grandes propiedades desengrasantes, desinfectantes y quitamanchas. Si quieres librarte de los malos olores, aromatizar y blanquear la ropa o limpiar los azulejos y el baño (moho de la ducha incluido), el zumo de limón te lo pone fácil.



Vinagre de manzana

Para fregar los suelos de parqué y tarima flotante. Ya que desprende un olor fuerte, es aconsejable acompañar dos partes de vinagre con una de agua y un toque de algún aceite esencial.

Agua oxigenada

Pulverizála sobre la encimera y superficies de los electrodomésticos y limpiálo con un paño. Quedarán como el primer día que los compraste.

Aceite de oliva 

Con solo unas gotitas, es capaz de quitar el polvo de los muebles de madera, pulir objetos metálicos, desengrasar estufas y ollas y hacer relucir los artículos de cuero.


Jabón líquido ecológico

Se puede obtener rescatando algunos restos de pastillas de jabón o con aceites vegetales. Además de no contener pesticidades, es un recurso multiusos: funciona para lavar la ropa, la vajilla, el suelo, el lavabo, quitar manchas, etc.

Vinagre blanco

El ácido acético que contiene lo convierte en un buen aliado para la limpieza. Utilízalo para higienizar cualquier superficie, hacer un mantenimiento casero de las cañerías, suavizar telas, quitar manchas de grasa o dejar el horno y la estufa como nuevos. Si buscas abrillantar los cristales y los vidrios, mezclálo con unas gotas de aceites esenciales incoloros y agua. 

Ambientador casero

¿Quieres fabricar tu propia fragancia de forma artesanal y libre de químicos? Reúne unas hierbas de lavanda y romero y guárdalas en una malla o en una bolsita de muselina. Si prefieres los olores refrescantes, hierve en un litro de agua las rodajas de un limón junto a una vaina de vainilla y una ramita de romero. Déjalo enfriar, cuelálo y rellena tu pulverizador.


Ronda rápida de recomendaciones

  • Presta atención a las etiquetas y procura escoger limpiadores que cuenten con certificado ecológico. En la medida de lo posible, compra estos productos a granel. ¡Menos envases!
  • Hazte con unas cuantas bayetas de microfibra. No necesitan ningún producto para funcionar de maravilla. Y para limpiarlas, solo hace falta jabón natural. 
  • Cambia las servilletas de papel de un único uso por un rollo de servilletas reutilizables de algodón. De este modo, estarás contribuyendo a frenar una de las principales fuentes de desechos.
  • Dales una segunda vida a tus camisetas y toallas viejas y aprovéchalas para limpiar cristales y espejos.
  • Viste la mesa de tu cocina o comedor con un mantel antimanchas, es práctico y facil de mantener siempre impoluto.
noticias de noticiasdealava