Ramiro González / Diputado general de Álava

"Álava ha sabido salir de otras crisis. Saldremos de ésta y saldremos bien"

El diputado general ve en la actual situación una oportunidad para que Araba afronte los cambios que necesitaba el territorio

29.11.2020 | 23:41
Ramiro González, diputado general de Álava

Diputado, el Territorio se ha visto abocado a una nueva realidad desde marzo. ¿Qué cree que nos ha enseñado esta pandemia?

–No solo a Álava, yo creo que a todo el mundo, le ha supuesto una cura de humildad. Pensábamos que todo estaba bajo control. Pensábamos que éramos una sociedad poco vulnerable y hemos descubierto que un simple virus es capaz de cambiarlo todo y de condicionar por completo toda nuestra vida. Por lo tanto, la principal enseñanza de esta pandemia es que tenemos que estar preparados siempre para afrontar situaciones absolutamente inesperadas, que, se ha demostrado se producen aun con todos los avances tecnológicos y con todas las mejoras en la calidad de vida.

Se dice que de las crisis hay que buscar la parte de oportunidad. ¿Esta crisis tiene esa parte?

–Como toda crisis. Esta crisis ha hecho que todos y todas miremos más hacia las personas y sus necesidades, hacia los más vulnerables y la forma de contribuir a que tengan una vida digna. Esta crisis además nos va a dar la oportunidad de afrontar cambios que el territorio necesitaba y que estaba ya abordando, para hacerlos a otro ritmo.

¿Qué estrategia se marca la Diputación Foral de Álava para afrontar los próximos meses?

–La estrategia se va a plasmar en el proyecto de presupuestos que vamos a remitir a las JJGG en breve y tiene dos ámbitos fundamentales. Un primero es el ámbito más urgente y es el de atender y ayudar a los sectores más afectados por la crisis, con medidas concretas que van dirigidas a impulsar esos sectores y a auxiliarles en sus necesidades. Desde una segunda perspectiva, vamos a afrontar los cambios que creemos que el Territorio necesita impulsando también en el presupuesto proyectos transformadores para Álava. Son esos proyectos que la crisis ha demostrado más necesarios que nunca, que tienen que ver con los cuidados, con la transformación de nuestras empresas y con la transición energética y el cambio climático.

Habla de los cuidados. Para las personas mayores se buscará estar más en casa. ¿De qué manera?

–Mediante el programa 'Etxean bai'. Se trata de ir transformando la forma en la que se procuren los cuidados de las personas mayores y con dependencias en Álava. Ahora tienen un peso muy significativo la política residencial, que las personas mayores vayan a las residencias. Queremos que ganen peso los cuidados en casa y lo queremos hacer mejorando y prestigiando la figura del cuidador personal: mejorando la ayuda que se concede para su contratación, mejorando su formación, ayudándole en su trabajo y concediendo una ayuda suplementaria vía deducción a las familias que se acojan a esta figura. De esta manera haremos más sencillo que las personas permanezcan en su casa y que además permanezcan bien cuidadas. Este es el reto de los próximos años, que más personas puedan afrontar la última etapa de su vida junto con su familia y sus personas queridas.

La recuperación del empleo, prioridad entre las prioridades también.

–En este momento es la primera prioridad. Hace unos meses el desempleo en Álava había bajado del 10% y estábamos pensando en cómo llegar a una situación de pleno empleo. La pandemia lo ha cambiado. Ahora el reto es conseguir que las personas que se encuentran en desempleo en este momento encuentren un empleo y las políticas de la DFA se van a dirigir a esta finalidad mediante el fortalecimiento de nuestra actividad económica, mediante la potenciación del cambio que la industria necesita y mediante ayudas directas a esa contratación.

La Diputación va a acudir a un grupo de personas expertas y científicas para iniciar un proceso colaborativo de think tank que permita identificar y hacer frente a los nuevos retos del territorio. ¿Con qué objetivo?

–Ese proceso va a comenzar de forma inmediata. Pretende realizar una reflexión compartida sobre cuáles son los retos del futuro de Álava y la forma en que deben ser abordados. Para realizar esa reflexión que consideramos de gran importancia en el futuro del Territorio pensamos que resulta oportuno en este momento acudir a personas que han demostrado un alto grado de conocimiento en su ámbito de actuación. Durante la pandemia todos hemos mirado a los expertos, todos hemos escuchado da quienes más sabían y hemos confiado en sus opiniones. La DFA quiere escucharles, entenderles y compartir con ellos y ellas el diagnóstico de la situación en el Territorio y quiere de su mano proponer fórmulas que nos ayuden a mejorar como sociedad y a mejora la vida de todos los alaveses y alavesas.

Los fondos europeos, ¿serán parte de la solución o serán la solución?

–Es muy importante que Europa haya decido afrontar esta crisis impulsando la inversión. También ha sido una oportunidad para que el conjunto de administraciones públicas pusiéramos de manifiesto qué proyectos tenemos para el futuro. La cantidad que suman los proyectos desarrollados por el conjunto de administraciones públicas supera con mucho los fondos que van a llegar. Por eso tenemos que ser capaces de priorizar y analizar qué proyectos son realmente urgentes e importantes y tenemos que aprovechar esta oportunidad. Los fondos europeos, por sí mismos, no van a suponer la solución del futuro de nuestro territorio pero nos pueden ayudar.

Economía y sanidad. ¿Un equilibrio incompatible?

–No se pueden contraponer economía y sanidad. Las medidas que se adoptan pretenden defender ambas. Pretenden defender la salud de las personas y al mismo tiempo garantizar el futuro de esas personas y ese futuro sólo se garantiza si hay actividad económica y empleo. Lo que se busca por lo tanto no es contraponer economía y sanidad sino defender al mismo tiempo ambas.

Como Diputado General, ¿cuál ha sido su peor momento durante estos meses?

–Los peores momentos han tenido que ver con la situación de la pandemia tan dura en Álava en la primera fase con su alta incidencia y también con lo que supone el ámbito de responsabilidad de la DFA que es el ámbito residencial. La forma en la que la pandemia entró al principio en las residencias me afectó en lo personal. Creo que se adoptaron medidas de forma rápida y decidida y que esas medidas fueron efectivas. Independientemente de esa efectividad y del control que se consiguió sobre la situación en las residencias, en el ámbito personal me afectó de una manera importante.

¿Cuál es el mensaje a futuro?

–Un mensaje de confianza y esperanza. Álava ha salido de crisis muy duras. Ha salido de situaciones muy difíciles. Saldremos de esta situación y saldremos bien. Se recuperará el empleo. Se recuperará la actividad económica y creo que también supondrá en el futuro una transformación importante que nos ayudará a ver dentro de unos años una Álava mejor.
 

"Queremos que gane peso el cuidado en casa para las personas mayores. Es necesario mejorar la figura del cuidador personal"

"La Diputación quiere escuchar a los expertos para llegar a fórmulas que ayuden a mejorar la vida de todos y todas"

 

"La forma en la que la pandemia entró al principio en las residencias me afectó de manera importante en el plano personal"

 

"Trasladamos a las empresas la importancia de estar en Álava"

La hostelería alavesa clama porque se le ayude tras el cierre parcial de su actividad. ¿Qué puede hacer la institución al respecto?

–Esta es una labor conjunta de las instituciones. El Gobierno Vasco ya ha anunciado una línea de ayudas directas importante que servirá para paliar, aunque sea de manera parcial, las pérdidas de un sector que sin ser responsable de los contagios si se ha visto obligado a cerrar para conseguir frenarlos. La Diputación foral de Álava ya ha adoptado medidas importantes. Por un lado, puso en marcha, antes del verano, un plan 'A', que incluye también bonos y ayudas directas. Por otro lado, desde el primer momento en que comenzó la crisis se han ido adoptado medidas fiscales que han supuesto un esfuerzo muy importante para la institución foral, más de 300 millones de euros. Estas medidas fiscales afectan al sector de la hostelería y espero que ayuden a sobreponerse a esta situación. Vamos a seguir trabajando en medidas de tipo fiscal que pretenden complementar las ayudas directas del Gobierno Vasco.

Estos días estamos asistiendo a un goteo de empresas importantes como Aernnova o Mercedes que están anunciando despidos de sus trabajadores y trabajadoras.

–Algunas de las empresas más importantes del territorio están sufriendo de manera especial la crisis económica derivada de la crisis sanitaria. Hay sectores que se están viendo muy afectados, como los de la aeronaútica y el automóvil. Los pedidos han bajado de forma muy importante y todavía se desconoce cual va a ser la situación en el futuro y cuanto les va a costar recuperarse. Nos preocupa esta situación y, sobre todo, nos preocupa el mantenimiento del empleo de nuestro territorio. Las empresas tienen que garantizar su continuidad, pero también tienen que apostar por la continuidad de los y las trabajadoras. La Diputación foral de Álava está en permanente contacto con las empresas afectadas y lo que se les traslada es la importancia de mantener su presencia en Araba, ahora y en el futuro. Y también la importancia de mantener, en todo lo posible, sus plantillas.


noticias de noticiasdealava