Nuevas movilizaciones contra el ERE de Tubacex a la espera de otra reunión

Para hoy está convocada una concentración de jubilados de Aiaraldea frente a la empresa, mientras que mañana será la segunda cita de la mesa de negociación

22.02.2021 | 00:46
Fachada del Ayuntamiento de Amurrio con pancartas contra los despidos. Foto: Firma

Amurrio – Si la pasada semana las plantillas de Tubacex en Amurrio y Llodio iniciaban una huelga indefinida en contra de los 150 despidos anunciados, con una concentración frente a la factoría laudioarra a la que acudieron cientos de trabajadores junto a sus familias, las movilizaciones de esta semana se retoman hoy lunes con idéntica convocatoria, fijada para las 8.30 horas, pero destinada al colectivo jubilado de toda la comarca de Aiaraldea; y se repetirá a la misma hora de mañana martes, pero ya enfocada a toda la población.

Asimismo y de modo fijo, se mantiene la concentración en las porterías de las fábricas, por turnos laborales, pero para el miércoles hay previsto un cambio de escenario ya que, en lugar de las caravanas de coches y marchas obreras por Amurrio y Llodio que protagonizaron las protestas entre los días 17 y 19 de febrero, la plantilla está llamada a acudir a concentrarse a la plaza Bizkaia de la capital vizcaína, entre las 12.30 y las 14.30 horas, coincidiendo con la reunión en Industria que tienen los delegados sindicales con responsables del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco. "La huelga está siendo un rotundo éxito y en esa línea tenemos que seguir, porque parar la producción es nuestra principal herramienta de lucha, aunque también queremos iniciar una ronda con todos los partidos políticos vascos para darles a conocer la situación, así como concretar fecha para una nueva reunión con Gobierno Vasco", explicó a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA el delegado sindical de ELA y miembro del comité de empresa de Tubacex, Eduardo Ibernia.

en periodo de consultas Por lo que respecta a la mesa de negociación con la directiva, se volverá a reunir mañana martes, en el marco del periodo de consultas por el ERE que se prolongará hasta el 9 de marzo, y que, de momento, en las dos reuniones previas mantenidas, se han limitado a exponer posturas y argumentos por ambas partes, sin avances ni acuerdos. El citado expediente de regulación de empleo plantea 115 despidos en las dos plantas TTI y otras 35 en la de Aceralava, al que se suma un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que la empresa quiere aplicar hasta septiembre, al 60% de la jornada laboral de la totalidad de la plantilla (en la actualidad en torno a 800 trabajadores).

En este sentido, el comité de empresa ha pedido a la compañía datos sobre las cuentas, la cartera de pedidos y la situación económica en las fábricas del grupo, con la intención de demostrar que no se justifican las causas que la dirección esgrime para plantear los despidos, ya que, en caso de no retirarse, ya han anunciado que recurrirán a la Justicia.

Por su parte, la empresa argumenta que el ERE está pensado para paliar los "problemas estructurales" que sufre debido a la "grave crisis del principal sector al que van destinados sus productos: petróleo y gas", ya que la actividad en dicho sector ha caído más de un 50% desde el año 2015 y no se espera una recuperación a volúmenes anteriores "dada la aceleración de la transición energética y la clara apuesta por otras fuentes de energía". Asimismo, el ERTE lo justifican como método para paliar las consecuencias de la covid-19, que ha provocado una caída "dramática" de la cartera de pedidos en los últimos meses. Unas causas que ya han sido rechazadas desde los representantes sindicales, que insisten en que la crisis en la empresa es coyuntural y no estructural, por lo que proponen medidas temporales en lugar de despidos.

declaraciones institucionales Por otro lado, en los cinco Consistorios del valle se están firmando declaraciones institucionales en solidaridad tanto con los 79 trabajadores despedidos en Valvospain, que se están sumando a todas las movilizaciones convocadas desde Tubacex, como con la lucha iniciada en la compañía tubera para que se lleve a cabo la retirada del ERE y se adopte un acuerdo que garantice el mantenimiento del empleo. Asimismo, instan a la Diputación de Álava, al Gobierno Vasco y al Gobierno de España, "a actuar de forma proactiva por el mantenimiento de la actividad industrial y por el empleo de calidad en nuestro tejido económico, y en particular, en aquellos proyectos estratégicos para el territorio"; y piden al Parlamento Vasco que agilice las labores de la Ponencia para la Reactivación Socioeconómica de Aiaraldea, con el fin de activar en el plazo más breve posible las medidas necesarias para hacer frente al agravamiento de la situación de la comarca.