La UE cree que Next es una “oportunidad de oro” en la CAV

Destaca el potencial del fondo europeo de modernización y el crecimiento de la economía vasca

13.01.2021 | 00:38

donostia – El portavoz de la representación de la Comisión Europea en España, Lucas González Ojeda, expresó ayer su convencimiento de que el Plan de recuperación de la UE representa una "oportunidad de oro para Euskadi, sus empresas y sus administraciones, de modernización y de soporte del crecimiento económico y del empleo".

El representante europeo explicó en un encuentro con los medios de comunicación el impacto de las políticas de la UE en Euskadi. En su intervención, aludió a la iniciativa Next Generation EU, un instrumento puesto en marcha para impulsar la recuperación, que está integrado en el presupuesto a largo plazo de la UE y que supone 750.000 millones, de los que España recibiría en torno a 140.000 millones. Dentro del Next Generation EU, el instrumento fundamental es el mecanismo de Recuperación y Resiliencia, con una dotación de 672.000 millones, y a España le corresponderían 69.000 millones, si bien admitió desconocer el desglose que se podría dar por comunidades autónomas.

Otro programa es ReactEU, una ayuda a la recuperación para la cohesión, que tiene una dotación global de 47.500 millones, de los que corresponderían unos 10.000 millones a España. Además de todo ello, según explicó, hay complementos al Presupuesto europeo, como el programa InvestEU (5.600 millones).

En relación a los proyectos presentados por Euskadi, con los que aspira a 5.700 millones, señaló que están "al tanto" de la presentación de los proyectos, pero avanzó que no pueden valorarlos ni avanzar la cantidad que va a recibir cada una de las comunidades. González Ojeda aseguró que lo que sí está atribuido ya a las comunidades es la parte del Next Generation EU que se refiere a la porción del ReactEU y el Gobierno central dio a conocer en diciembre que a Euskadi les corresponderían 426 millones. No obstante, indicó que, con carácter general, España va a ser el "gran beneficiario", lo que calificó de "una gran noticia" también para el País Vasco porque es "una oportunidad de oro para sus empresas, para sus administraciones de modernización y de soporte del crecimiento económico y del empleo".