El FMI prevé un lustro de deuda disparada y fuerte déficit

La deuda crecería en España al 123% del PIB este año y el descuadre encadenará casi dos décadas

15.10.2020 | 01:05

washington – El FMI sigue pintando un panorama aciago en la economía española. Tras dejarla como la peor gran economía avanzada por el impacto de la crisis del coronavirus, el informe Fiscal Monitor actualizado ayer apunta que la deuda estará disparada los próximos cinco años, trepando al 123% del PIB este ejercicio, casi 28 puntos más que en el 2019 y 10 por encima de la previsión de abril. El monto se reducirá muy lentamente y para 2025, cuando acaba la proyección temporal del Fondo, estará en el 118,8% del PIB.

El panorama no es mucho mejor en el déficit. Este año cerrará en el -14,1% (cinco puntos más que lo previsto en abril) y se repetirá hasta 2025, aunque en menor medida. Para el 2021 se prevé del -7,5% y del -5,8% para el 2022. En cinco años España seguirá con déficit, del -4,4%. Teniendo en cuenta que el dato negativo se repite desde 2008, serán 18 años seguidos con déficit.

Según las últimas proyecciones de la institución internacional, la economía española no recuperará hasta 2023 el nivel anterior a la crisis de la covid-19. De las grandes economías de la zona euro, España es la que se prevé que termine el año con un mayor déficit. En el caso de la deuda, sin embargo, la supera Italia, que se estima que termine el año con un 161,8% del PIB de deuda

El hundimiento de la actividad económica y el incremento del gasto en respuesta a la pandemia dispararán este año el déficit español al 14,1% del PIB desde el 2,8% del año pasado, según el FMI, que espera una fuerte reducción en 2021 gracias al rebote de la economía, cuando bajará al 7,5% del PIB, reduciéndose al 5,8% un año después y al 4,7% en 2023, pero incrementándose hasta el 4,4% en 2025 desde el 3,9% previsto para 2024.

el paro se dispara En el conjunto de la economía mundial, el déficit en las economías avanzadas estará en el -14,4%, ligeramente por encima del dato español, pero la deuda será 25 puntos menor.

El deterioro de la actividad se reflejará también en la evolución del mercado laboral, ya que España registrará un fuerte incremento del desempleo, que subirá hasta el 16,8% en 2020, y no será capaz de devolver la tasa de paro hasta el nivel precrisis en todo el periodo estimado por el FMI.