La venta de coches se dispara en Euskadi con la suma de las ayudas vasca y estatal

Las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos superan en julio por primera vez las operaciones de gasóleo

04.08.2020 | 00:54
Las matriculaciones de automóviles crecieron un 34% en julio en Euskadi frente al repunte del 1% en el Estado. Foto: J.M. Martínez

vitoria – Aunque queda todavía mucho terreno que recuperar y el balance final del año será negativo, con menos matriculaciones que en 2019 a causa del colapso generado por el covid, Euskadi lideró en julio las ventas de automóviles en el Estado con un repunte del 34,2% respecto al año anterior frente al 1,1% de media de las comunidades.

Tras varios meses de caídas, las ventas despiertan en España gracias al plan de ayudas puesto en marcha por el Gobierno central. Sin embargo, en la CAV ese efecto coincide con el Renove activado ya a principios de año por el Ejecutivo vasco y que, en respuesta a la crisis, duplicó en junio su alcance con una subvención mínima de 2.000 euros por vehículo. La posibilidad de acumular ambos programas permite en Euskadi descuentos en los motores diésel y gasolina de 3.600 euros, ya que en el plan estatal el estímulo público (800 euros) se completa con la misma cantidad por parte del concesionario.

La ayuda alcanza los 8.000 euros en el caso de los vehículos eléctricos, que cuentan con una prima extra por parte de ambas administraciones. Los coches propulsados por carburantes siguen siendo los más demandados por los vascos –solo la gasolina copó el 56% de las compras en julio–, pero son las motorizaciones alternativas –híbridos, eléctricos o gas– las que más repuntan, con un crecimiento de casi un 190% y superando en volumen de ventas al diésel.

El mes pasado se vendieron un total de 4.707 coches en Euskadi, 1.200 más que en 2019, si bien lejos de los mejores julios de la historia. En julio de 2007, en plena fase de expansión de la economía, se rozaron las 6.000 matriculaciones, y se superaron las 5.000 en 2009 con estímulos similares en el inicio de la anterior crisis.

En esta ocasión, el Gobierno Vasco ha reaccionado mucho antes que el Estado. El Departamento de Promoción Económica, a través del EVE, tenía ya en marcha el Renove y reforzó a principios de junio las ayudas. El ejecutivo central no activó su programa hasta la segunda semana de julio y, pese a tener efectos retroactivos desde el 15 de junio, no ha tenido incidencia real en las ventas hasta bien avanzado el mes pasado.

En el mercado vasco, la mayoría de las ventas realizadas en julio fueron de vehículos de gasolina (2.663), que en líneas generales tienen un precio menor y se ven más beneficiados por los descuentos que los diésel, que alcanzaron los 911 turismos matriculados. Esa cifra es sensiblemente inferior a la registrada por las motorizaciones más limpias, que sumaron 1.133 unidades vendidas, debido que cuentan con mayores estímulos. De hecho, los coches alternativos casi triplicaron las ventas, mientras que el repunte del gasóleo fue de un 20% y el de gasolina de solo un 12,5%.

avance de los coches alternativosSe consolida de este modo el avance de las ventas de vehículos eléctricos e híbridos. En marzo, con un mercado condicionado por la declaración del estado de alerta y el inicio del confinamiento, se matricularon en Euskadi por primera vez más motorizaciones alternativas (234) que diésel (176) debido a que el desplome de estas últimas fue mayor.

La relativa reactivación del sector ha coincidido con los mayores estímulos del Gobierno Vasco a los coches verdes y en junio se vendieron solo dos vehículos diésel más. La tendencia se ha consolidado en julio con la acumulación de las ayudas vasca y estatal y por primera vez en un mercado relativamente normalizado se venden en Euskadi más automóviles limpios que propulsados por gasóleo.

El Estado está lejos de alcanzar ese escenario. De los casi 118.000 vehículos que se matricularon en julio en España, 62.953 pertenecen al segmento de gasolina, con una cuota de mercado del 54% y un retroceso de ventas del 12,5%. Las ventas diésel alcanzaron las 31.052 unidades, con un repunte del 2,1% y una cuota del 28%, mientras que el resto de motorizaciones, a pesar de un notable crecimiento del 67% en las matriculaciones, sumaron 23.924 operaciones, muy lejos todavía del gasóleo.

Más allá de los datos de julio, el balance acumulado del año sigue siendo muy negativo tanto en Euskadi como en el conjunto del Estado. En los siete primeros meses del año se han vendido 15.845 coches en los concesionarios de la CAV, lo que supone un 35% menos que en el mismo periodo del año anterior. El descenso es más acusado en el Estado, donde las entregas de automóviles acumulan un volumen de 457.782 unidades, lo que representa un descenso del 43,3%.

Los fabricantes y los concesionarios de coches destacaron ayer el impacto positivo del plan de estímulo del Gobierno central, pero mostraron cautela respecto a los próximos meses. "A pesar de que con estas cifras [de ventas] estamos viendo una recuperación en uve, hay que ser muy prudentes y la clave la vamos a tener en a partir de septiembre, que es cuando se verá el impacto de la crisis del coronavirus en los negocios y, además, es cuando el plan de contingencia que supone la prolongación de los ERTE finaliza", indicó la directora de comunicación de Ganvam, la patronal de vendedores y reparación de vehículos.

En el mercado vasco, el Plan Renove, dotado con 10 millones de euros, ha comprometido hasta ahora 2,87 millones de euros en ayudas por la compra de 1.387 vehículos. El EVE está estudiando otras 1.352 operaciones.

ventas en Araba

816

Las ventas en Araba en julio se incrementaron un 37,3%, por detrás de Bizkaia, que con 2.454 matriculaciones registró una subida del 41,1%. En Gipuzkoa aumentaron en un 22%.