Iberdrola crea corredores de carga rápida eléctrica

Se dirigirán a automóviles a batería en las grandes rutas de la Península Ibérica y con equipos de hasta 150 kw

11.07.2020 | 01:09

BILBAO – La compañía eléctrica vasca Iberdrola creará un corredor de carga rápida para coches eléctricos entre Madrid y el sudoeste peninsular. En concreto la empresa presidida por Ignacio Galán ya está instalando sus Estaciones Premium con puntos de recarga súperrápida para vehículos eléctricos en uno de los principales corredores de la Península Ibérica (la A5 o Autovía del Suroeste y la Ruta de la Plata) que une el centro y el sur, tanto Andalucía Occidental como Portugal, según fuentes de la sociedad de Bilbao.

La compañía eléctrica puso en funcionamiento ayer su Estación Premium en el municipio extremeño de Monesterio, con un cargador súper rápido con 150 kilovatios (kW) y cuatro rápidos y estándar (50 kW y 22 kW, respectivamente) y tendrá otra operativa con similares características en próximos días en Oropesa, Toledo.

Fuentes de Iberdrola destacan que esta infraestructura de recarga permite reducir los tiempos de carga de los modelos eléctricos a unos 10 minutos, así como los costes, puesto que se puede completar un recorrido de 538 kilómetros (Madrid-Sevilla) por "poco más de diez euros" y todo ello sin emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

Iberdrola indicó que la Estación Premium de Monesterio con cargadores súper rápidos está situada en el Complejo Leo, un área de servicio transitada por 4,7 millones de vehículos el año pasado. En Extremadura, la compañía tramita otros 18 cargadores en vía pública, uno de ellos Premium, y analiza hasta siete emplazamientos adicionales, varios de ellos de recarga súper rápida.

La firma completará "en los próximos días" la infraestructura con una segunda Estación Premium, situada en el área de servicio Saras Energía de la A5, en el municipio toledano de Oropesa.

150 millones de inversión Iberdrola recordó que, desde el pasado mes de marzo, ha acelerado su plan de movilidad sostenible, que contará con una inversión de 150 millones de euros en los próximos cinco años y que servirán para el despliegue de 150.000 puntos de recarga de coches eléctricos en hogares, empresas y en vía urbana.

Esta inyección económica también servirá para apostar por la carga súper rápida (150 kW) y ultra rápida (350 kW) en las principales autovías del Estado.