Ekian realiza sus primeras pruebas de producción

Se ha realizado "con éxito" una carga completa de las baterías de un autobús eléctrico de Irizar

24.12.2019 | 06:18
Paneles sobre la planta fotovoltaica de Ekian

Gasteiz - La planta solar fotovoltaica Ekian, ubicada en Ribera Baja, ha comenzado este mes de diciembre sus primeras pruebas de producción realizando "con éxito" una carga completa de las baterías de un autobús eléctrico de Irizar. En un comunicado, Ekian ha informado de que tras una fase de instalación que se ha prolongado 8 meses, el Parque Solar ya ha tomado su forma "definitiva" y ha comenzado las primeras pruebas de producción de energía eléctrica.

Para ello, ha optado por verter la energía producida directamente en un vehículo para su aprovechamiento, un autobús eléctrico de Irizar que ha cargado sus baterías al 100% gracias a la energía solar producida. El director general del Ente Vasco de la Energía, Iñigo Ansola, estuvo presente en este proceso de carga que supone la primera producción del parque y que, posteriormente, será conectado a red para su puesta en marcha definitiva. El autocar elegido para esta primera prueba ha sido el modelo Ie Tram de la compañía Irizar, empresa socia del proyecto Ekian y que apuesta por la sostenibilidad.

iniciativa público-privada La planta solar fotovoltaica Ekian está ubicada en una finca industrial de 55 hectáreas de extensión denominada La lágrima, dentro del Polígono Industrial Arasur, en el término municipal de Ribera Baja. Se trata de una iniciativa público-privada promovida por el Ente Vasco de la Energía y Krean, y participada por 22 empresas propietarias. La planta cuenta con 66.000 paneles solares de última generación de 355 vatios cada uno, lo que en conjunto sumará una potencia instalada total de 24 MW, que duplica la potencia solar actual de Euskadi. Se prevé que la instalación a pleno rendimiento produzca aproximadamente 40.000 MWh anuales, es decir, energía eléctrica equivalente al consumo de 15.000 familias en un año. De esa forma, evitando la producción de esta energía a través de fuentes de origen fósil, se evitará la emisión de cerca de 14.600 toneladas de CO2. - Europa Press