Granadilla10Gloriosas

Cruel final en Tenerife

Un gol de penalti en el descuento priva al conjunto albiazul de llevarse un punto

16.01.2022 | 20:38

UDG Tenerife Egatesa Granadilla: Aline, Patricia, Cristina Cubedo, B. Goad (Aithiara, 82´), A. Zaremba, N. Ramos, Paola Hernández (N´guessan, 58´), Sandra (Doblado, 76´), María José, Martín-Prieto y J. Blom.

Deportivo Alavés: Jana Xin, O. Ohale, Sonia Majarín, Auñón, Garazi, Jordán Clark, Miriam, L. Chamorro, Ane Miren, Carla Armengol (N. Nevado, 81´) y Sara Carrillo (Soliveres, 65´).

Gol: 1-0 (93´): Natalia Ramos, p.

Árbitro: Peñalver Pearce (Colegio balear). Tarjetas amarillas a L. Chamorro, Miriam y N. Nevado.

Campo: La Palmera, 150 espectadores


El Deportivo Alavés Femenino cae de la forma más cruel en su visita a La Palmera (1-0) tras un partido muy igualado y disputado donde ambos conjuntos dispusieron de sus ocasiones pero solo una pena máxima, en el último suspiro, hizo romper la igualdad que predominó durante prácticamente los noventa minutos de tiempo reglamentario.

El último enfrentamiento de la decimo octava jornada de la Primera Iberdrola 2021/2022, disputado entre la UDG Tenerife y el Deportivo Alavés Gloriosas, se saldó con un triunfo para las locales en La Palmera. Sin embargo, no fue hasta los instantes finales del encuentro cuando las isleñas pudieron adelantarse en el marcador, gracias a un penalti en el tiempo de prolongación que convirtió Natalia Ramos, y permitió a las locales sumar tres puntos, ya que las de Mikel Crespo ya no disponían de tiempo para reaccionar.

El encuentro inició con un Deportivo Alavés presionando, defendiendo en bloque medio, dificultando la circulación y el juego de la UDG Tenerife, que impedía que las locales pudieran combinar con facilidad y comodidad. Sin embargo, fueron las isleñas quienes avisaron primero. La primera ocasión de peligro llegó mediante María José, quien con un fuerte remate desde la frontal obligó a Jana Xin, la canterana del Atlético de Madrid que contó este domingo con minutos, ha reaccionar y rechazar el esférico.

Con el paso de los primeros minutos, el conjunto tinerfeño comenzó a dominar tímidamente a través de la posesión del balón. Eso sí, al menos durante el primer tiempo, se vio un juego muy trabado e interrumpido. Fue desde el balón por alto cuando llegó la ocasión más clara de los primeros cuarenta y cinco minutos, cuando una jugada ensayada entre Sandra Hernández, Paola Hernández y Aleksandra acabó en un centro que remató Jassina Bloom con una espléndida volea a la que solo le faltó finalizar en gol.

El rechace lo aprovechó María José pero su remate se fue fuera. Por su parte, las de Mikel Crespo lo intentaron con insistencia pero, más allá de algún centro envenenado que pudo poner complicaciones a Aline Reis, las babazorras apenas pusieron peligro real al área local. Así terminó el primer tiempo el La Palmera, sin apenas ocasiones claras, más allá de un larguero de las locales, en un partido muy igualado, disputado y con todo abierto para el segundo acto del duelo.

Gran parada de Jana Xin

En la reanudación, tras el paso de las veintidós protagonistas por vestuarios, el segundo tiempo siguió la misma tónica y dinámica que en los primeros cuarenta y cinco minutos. La UDG Tenerife dominando, llevando las riendas del juego e intentado sacar fruto de las pocas internadas al área visitante. Avisó bien pronto con un saque de esquina que remató limpiamente Cristina Cubedo pero que Jana Xin, en una gran actuación individual durante la matinal de domingo, salvó el tanto local con las piernas cuando el esférico se colaba por la línea de gol.

Mientras tanto, las Gloriosas seguían el plan establecido y conseguían defenderse, mostrando mucha seguridad y solvencia atrás, e intentando aprovechar cualquier mínima oportunidad en ataque. De esta forma, las babazorras dispusieron de la mejor ocasión del partido para ellas desde el balón parado. Míriam Díeguez, en una jugada a balón parado, centró el balón al área rival y, entre el buen centro y la indecisión defensiva del Tenerife, Gema Soliveres estuvo apunto de sorprender con su remate pero el disparo se encontró con una gran Aline Reis.

De esta manera, con el resultado inicial custodiando el marcador de La Palmera, se entró en el tramo final del partido. Unos minutos finales que pusieron emoción a un duelo falto de ocasiones. El conjunto local comenzó a tirar más de corazón que de cabeza o fútbol y poco a poco se lanzaron a por el triunfo. Mientras, las de Crespo se defendían como podían. Así llegó el fatídico minuto noventa y tres.

Ya en el tiempo de descuento, con ambos conjuntos yendo con todo, Ange Koko inició una arrancada, tras una magnífica asistencia de Silvia Doblado, que acabó en la pena máxima que acabó con las opciones de puntuar lejos del José Luis Compañon. Míriam Díeguez, según el colegiado, derribó al la atacante marfileña dentro del área visitante y no dudo en señalar, ya sin tiempo para más, el penalti.

Nervios. Tensión. Silencio incómodo en La Palmera... Y finalmente estalló de jubilo la afición. Natalia Ramos se encargó de convertir el tanto desde los once metros y dar, en el último suspiro de un encuentro igualadísimo, los tres puntos a la UDG Tenerife.

Tres puntos importantes para las tinerfeñas que siguen soñando con Europa. Ahora, colocadas en cuarta posición con 31 puntos, seis más que el Deportivo Alavés Gloriosa, quien se cae a la séptima posición, con 25 puntos, y espera volver a la senda de la victoria después de este fin de semana de descanso. Un fin de semana de parón liguero, sin competición a causa de los motivos internacionales que lleva a varias babazorras a concentrarse con sus selecciones nacionales. Tras recargar pilas, las de Mikel Crespo debutarán en la Copa de la Reina.

noticias de noticiasdealava