"Es un premio a nuestro trabajo"

Un cóctel de emociones compuesto por orgullo, felicidad, éxtasis y un pellizco de incredulidad se abrió paso entre las Gloriosas

31.05.2021 | 00:13
"Es un premio a nuestro trabajo"

Mikel Crespo, que fue manteado por sus jugadoras tras el pitido final, agradece a los aficionados y a los familiares todo el apoyo ofrecido a lo largo de un ejercicio de ensueño

El día de ayer será difícil de olvidar para todas las jugadoras del Alavés femenino, pero también para el cuerpo técnico que ha sido partícipe del soñado ascenso a Primera División. "Hay que disfrutarlo. Es un premio a todo el esfuerzo que hemos hecho desde julio, no solo el que se ve en el campo, también hay un trabajo invisible que es muy importante", aseguró el entrenador albiazul, Mikel Crespo, visiblemente emocionado tras la victoria. "Todavía no me lo creo. Acaba de terminar el partido y aún estoy asimilando todo lo que ha pasado", dijo.

En su opinión, el duelo contra el Atlético fue "un partido tremendamente complicado". "Hemos tenido muchas ocasiones que no hemos aprovechado y eso nos ha hecho sufrir", admitió Crespo, que le dio mucha importancia al haber abierto la lata a los 12 minutos de partido: "Marcar el primer gol ha ayudado a que estén todas más tranquilas. Luego el segundo ha tardado en llegar y podríamos haber marcado un tercero, pero lo importante es que hemos conseguido el triunfo".

El técnico se acordó de sus "sobrinos, padres y pareja, que son los primeros en dar ánimos cuando las cosas no salen bien", y también agradeció el apoyo de todos los seguidores albiazules que se desplazaron hasta Alcalá de Henares. "La afición del Alavés es una afición diferente, estoy muy contento por ellos", dijo Crespo antes de ser absorbido por sus jugadoras, que no dudaron en mantearlo y refrescarlo con agua de las cantimploras

.
? ??? @Mik1crespo: "Me acuerdo de mucha gente, sobre todo de la familia y de mis sobrinos que les gusta el fútbol gracias a ellas"#GoazenGloriosas ?? pic.twitter.com/xs3KtW5eMs


ALEGRÍA Y GOLPE DE REALIDAD Un cóctel de emociones compuesto por orgullo, felicidad, éxtasis y un pellizco de incredulidad se abrió paso entre las Gloriosas. La capitana, Mery Ortiz de Pinedo, se mostró "llena de satisfacción" y echó la mirada atrás, poniendo en valor "todo el trabajo que se ha hecho durante los últimos 15 años, desde el Gasteizko Neskak, con la ilusión de conseguir llevar el fútbol femenino de Álava a donde se merece". La alavesa no pudo participar en el encuentro debido a que todavía se está recuperando de una rotura del ligamento cruzado de su rodilla, pero aseguró que "hay Mery para rato y si el Glorioso nunca se rinde, ella menos".

Ane Miren, única alavesa que jugó ayer y gran protagonista al marcar el 0-2, también mostró su alegría y aseguró haber chutado con todas sus fuerzas, aunque admitió que los goles costaron más de lo esperado. La otra goleadora fue Miriam, que abrió el marcador con un penalti transformado de manera impecable. "La única duda que tenía era a dónde tirarlo, no estaba nerviosa. A las jóvenes les puede pesar la presión en situaciones como esta, en las que las veteranas tenemos que dar un paso al frente y asumir la responsabilidad", explicó. Según la catalana, "ahora hay que prepararse muy bien para Primera", ya que se van a enfrentar "contra las mejores", lo cual es un motivo para que las jóvenes del equipo disfruten.

Ver Galería

A pesar del éxito, la plantilla tiene los pies en el suelo y así lo demostró la portera Cris con sus declaraciones: "Ahora es momento de disfrutar y celebrarlo, pero lo malo es que mañana hay que ir a trabajar". Todo un golpe de realidad, ya que las condiciones de las chicas, aunque el año que viene vayan a jugar en la categoría equivalente a la del equipo masculino, siguen estando a años luz de las de los chicos.

En cualquier caso, eso no impedirá a las Gloriosas saborear la miel del triunfo. "Ha sido un año muy duro y aquí nadie nos ha regalado nada. Creo que somos justas vencedoras de este campeonato", dijo Alba. En su opinión, la semana de descanso ha sido clave "para desconectar y recuperar físicamente", ya que llegaban con el depósito de gasolina en la reserva.

La que menos motivos tenía para estar alegre ayer era Marta Sanadri, que tuvo que retirarse por una lesión en la rodilla derecha. Sin embargo, la satisfacción por el ascenso se impuso al dolor. "Esperemos que sea solo un esguince. Ahora mismo estoy contentísima, hay tiempo para recuperarse". Sanadri no acertó en la primera ocasión clara que tuvo, pero su error no fue relevante. "Me ha podido la tensión, como siempre. Tenía tiempo para acomodarla mejor, pero bueno. Lo importante es que hemos ganado y estamos en Primera", sentenció.

"Hay que valorar todo el trabajo que se ha hecho desde hace 15 años en el Gasteizko Neskak"
Mery Ortiz de Pinedo. Jugadora del Alavés

"Ahora hay que disfrutar y celebrarlo, pero lo malo es que mañana hay que ir a trabajar"
CRIS. Jugadora del Alavés

"Me voy a tatuar el 21 en el brazo, ha sido el año en el que hemos conseguido lo que tanto luchamos"
Vera. Jugadora del Alavés

"Me ha podido la tensión en la primera ocasión, pero lo importante es que somos de Primera"
Sanadri. Jugadora del Alavés

"En el gol le he dado con todas mis fuerzas, ha costado marcar tanto el primero como el segundo"
ANE MIREN. Jugadora del Alavés

"No estaba nerviosa en el penalti, a las jóvenes a veces les pesa y toca dar un paso al frente"
Miriam. Jugadora del Alavés

"Esto no es el resultado de un partido, son tres años intentándolo y al final lo hemos logrado"
Urbani. Jugadora del Alavés

"Se lo dedico a mi familia y a los aficionados, siempre nos apoyan en los momentos difíciles"
Mikel Crespo. Entrenador del Alavés


Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava