El Celta se estrena en 2021 y agrava la crisis del Elche

Primera división Los ilicitanos acumulan 16 jornadas sin ganar y podrían acabar la semana colistas

13.02.2021 | 00:37
Solari y Mina celebran el tercer gol del Celta ante el Elche. Foto: Efe

Celta3

Elche1

CELTA DE VIGO Rubén Blanco; Hugo Mallo, Araujo, Murillo, Aarón Martín; Tapia; Brais Méndez (Beltrán, min. 76), Denis Suárez (Baeza, min. 89), Nolito (Solari, min 62): Santi Mina (Ferreyra, min. 76) y Aspas (Aidoo, min. 89).

ELCHE Edgar Badía; Cifuentes, Verdú, Diego González (Dani Calvo, min. 46), Mojica (Tete Morente, min. 31); Josan (Josema, min. 26), Marcone, Raúl Guti, Rigoni; Guido Carrillo (Milla, min. 85) y Lucas Boyé.

Goles 1-0 Santi Mina, min. 45; 2-0 Brais Méndez, min. 45+1; 2-1 Rigoni, min. 51; 3-1 Santi Mina min. 69

Árbitro De Burgos Bengoetxea (comité vasco).

Incidencias Partido jugado sin público en Balaidos.

vigo – El RC Celta logró este viernes su primera victoria de 2021 ante el Elche (3-1), un triunfo, con protagonismo del goleador Santi Mina, que aleja al equipo gallego de la zona de descenso y agrava la crisis de resultados del club alicantino, que acumula dieciséis jornadas sin ganar un partido de liga.

El Elche sorprendió al inicio del partido con una fuerte presión, un buen comienzo que se concretó con un potente disparo desde la frontal del argentino Lucas Boyé que desvió a córner Rubén Blanco.

La respuesta celeste fue inmediata: una rápida transición de Santi Mina desde su propia área hasta la rival, contra que finalizó con un lanzamiento de Nolito y una gran parada de Edgar Badía.

El trabajo incansable de Raúl Guti en la zona de creación hacía daño al Celta, con Denis Suárez sin espacios y con los centrales Murillo y Araujo teniendo que arriesgar en la salida de balón. Sin embargo, el Celta aprisionó al Elche, pese a que esa fase de dominio solo tuvo un tiro lejano de Brais Méndez.

El primer gol nace en un pase de Aspas a Nolito, que asiste para el tanto de Santi Mina; el segundo gol se inicia con un nuevo pase de Aspas a Nolito, que asiste para que culmine Brais Méndez.

La sociedad Aspas-Nolito abrió la segunda mitad con una nueva oportunidad que inquietó a Badía, un inicio esperanzador del Celta deslustrado al momento por un grave error defensivo que facilitó un gol del Elche.

Con la intención de evitar un córner, el portero Rubén Blanco se lanzó al suelo para meter la pelota en el campo, un acción que acabó en un regalo para Carrillo. Solo tuvo que centrar y Rigoni marcó.

Ese gol espabiló al Elche y desorientó al Celta durante muchos minutos. El equipo visitante se apoderó de la pelota, empujó hacia atrás al conjunto gallego, pero apenas formalizó todo su dominio con ocasiones, más allá de un disparo lejano de Josema.

Un pase largo y raso de Araujo para Santi Mina certificó la victoria gallega.