Dinamita atrás y magia en los cuadros delanteros

Altuna y Mariezkurrena dominan en el Bizkaia y dejan en solo 10 tantos a Olaizola y Rezusta

25.01.2021 | 00:18
Mariezkurrena resta la pelota ante la mirada de Rezusta. Foto: José Mari Martínez

Olaizola II-Rezusta10

Altuna III-Mariezkurrena22

Duración: 51:42 minutos de juego..

Saques: 1 de Olaizola II (tanto 5) y 1 de Altuna III (tanto 19).

Pelotazos: 439 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 2 de Olaizola II, 13 de Altuna III y 3 de Mariezkurrena II..

Errores: 1 de Olaizola II, 4 de Rezusta, 4 de Altuna III y 2 de Mariezkurrena II..

Marcador: 1-6, 2-7, 3-9, 3-10, 4-12, 5-13, 6-16, 7-16, 8-18, 9-21 y 10-22..

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. Encuentro a puerta cerrada.

Bilbao – Todas las dudas del posible estado de forma de Jon Mariezkurrena quedaron borradas con su actuación de ayer en el Bizkaia de Bilbao. El parón después de su vinculación con Baiko no menguó sus prestaciones. Todo lo contrario. Llegó al Parejas con la sombra de la incertidumbre tras estar meses sin aparecer en los frontones profesionales, pero desde el primer día dejó claro que estaba listo para competir contra los mejores y en el recinto bilbaino firmó su mejor partido hasta el momento. Recital de juego que eleva su candidatura aún más. El zaguero de Berriozar cuajó un encuentro sobresaliente y Jokin Altuna hizo mucho más que acompañar. La combinación de Aspe arrolló a Aimar Olaizola y Beñat Rezusta, uno de los puntales de Baiko y que aún no conocían la derrota en este campeonato. Conocieron esa sensación con un duro golpe, un 10-22, que reflejó a la diferencia vista en la cancha.

Antes del encuentro, Altuna y Mariezkurrena solo llevaban tres partidos juntos, pero parece que comparten gerriko desde que daban sus primeros pasos con la goxua. Apenas hay malentendidos y se reparten las pelotas a la perfección. Son dos estilos de juego que encajan y cuando funcionan forman una pareja temible. El zaguero de Berriozar pone la dinamita. Abre huecos con suma facilidad y Rezusta lo vivió en sus propias carnes. El bergararra, más acostumbrado a dominar rivales que a ver sus espaldas, vivió un encuentro incómodo. En esa situación favorable, Altuna puso la magia, la chispa necesaria para reventar el encuentro. Imprevisible con sus remates y con una seguridad que hizo inútil cualquier intento de defensa colorado. Lo de Olaizola y Rezusta fue un querer y no poder. No hicieron grandes errores, pero ante el juego de Altuna y Mariezkurrena fue necesario algo más para poder plantar cara a dos pelotaris en estado de gracia. Los de Baiko lucharon contra las sensaciones y contra un marcador que se colocó muy cuesta arriba en los primeros pelotazos. El amezketarra sacó su varita mágica a pasear y desarboló la defensa colorada con remates precisos. En esa actuación tuvo mucha culpa Mariezkurrena, que le permitió a su compañero tener mucha pelota con la que desplegar su talento. Así, los azules se fueron hasta el 0-6 inicial y la pareja de Baiko fue incapaz de reaccionar. Al primer descanso el partido quedó roto (4-12), pero Altuna y Mariezkurrena no se conformaron y dejaron a sus rivales en 10. La cuarta jornada del Parejas acabará hoy en Gernika (22.30 horas). Oinatz Bengoetxea volverá a ser compañero de Aitor Aranguren frente la mejor pareja de este inicio: Danel Elezkano y José Javier Zabaleta.