Un mano a mano de 23 días y entre 12

Presentación El torneo se reduce, comienza este viernes en ataun y acabará el 29 de noviembre en bilbao

04.11.2020 | 01:07
De izquierda a derecha, Darío Gómez, Iraitz Zubizarreta, Joanes Bakaikoa, Jon Ander Peña, Joseba Ezkurdia, Mikel Urrutikoetxea, Juan Pedro Badiola (CaixaBank), Iker Irribarria, Erik Jaka, Oinatz Bengoetxea, Asier Agirre, Dane Elezkano y Jokin Altuna, posando ayer en la puerta principal del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Bilbao – El calendario de la pelota aprieta y los campeonatos tratan de adaptarse de la mejor manera posible a un escenario en el que las fechas escasean y la lucha por las txapelas no se detiene. El Manomanista de la LEP.M fue presentado ayer en el Museo de Bellas Artes de Bilbao y ejemplificó la nueva situación. Será un campeonato exprés en el que el cetro más importante de la mano profesional se decidirá en un abrir y cerrar de ojos. Cuatro semanas para conseguir una txapela. 23 días. Victoria o eliminación. Sin segundas oportunidades. Además, en esta edición tampoco habrá lugar para retrasar partidos. Entre los cambios realizados por las empresas quedan descartados los aplazamientos. La final será el 29 de noviembre en el frontón Bizkaia de Bilbao y, en caso de que haya alguna lesión, será el mejor de los eliminados el que ocupe la baja correspondiente.

Debido a la reducción de partidos, la participación en el Manomanista de la LEP.M será más exclusiva que en ediciones anteriores y solo habrá 12 pelotaris en liza. Iker Irribarria defiende el título; Danel Elezkano, Joseba Ezkurdia y Mikel Urrutikoetxea serán los otros tres cabezas de serie; y Jokin Altuna, Erik Jaka, Oinatz Bengoetxea, Joanes Bakaikoa, Asier Agirre, Jon Ander Peña y los debutantes Darío Gómez e Iraitz Zubizarreta completarán el cuadro de la competición. El que no se perderá el torneo será Iñaki Artola, que tuvo que suspender su participación tras dar positivo por coronavirus.

LA pasa, en el seis y medio El formato exprés y la prohibición de los aplazamientos no serán las únicas novedades del nuevo Manomanista de la LEP.M. La pasa se situará en la línea del seis y medio con el fin de que el saque no resulte tan decisivo como en ocasiones anteriores. "Para el que va ganando será malo porque con el saque se hace menos daño, pero en el momento en el que pierdes el saque tienes más oportunidades. Pillas la pelota un poco más adelante y te puede beneficiar", comentó Iker Irribarria al respecto de la nueva norma. La otra novedad será el regreso de los botilleros. Su vuelta fue demandada por los pelotaris y la empresa finalmente aceptó la petición para este campeonato. Estos consejeros serán técnicos de la operadora y no estarán presentes cuando el duelo sea entre pelotaris de la misma empresa.

El sorteo quiso que el primer encuentro del Manomanista sea un duelo entre los dos debutantes en el campeonato de Primera. Darío Gómez e Iraitz Zubizarreta serán los encargados de dar el pistoletazo de salida a esta edición del torneo. Lo harán el viernes por la tarde en Ataun. El riojano, vigente campeón de Segunda, tuvo que ganarse la plaza disputando una previa, mientras el delantero guipuzcoano de Baiko llega con poco más de cinco semanas como profesional y se presenta en el campeonato sin ninguna presión.

Los dos vizcaínos entrarán en escena en la siguiente ronda. Elezkano se enfrentará al ganador del duelo del sábado entre Bengoetxea y Agirre y Urrutikoetxea hará lo propio ante el vencedor del choque del domingo entre Jaka y Bakaikoa. "Estoy con la ilusión de siempre, con ganas de hacerlo bien y consciente de que será un campeonato difícil porque hay grandísimos rivales", declaró Urrutikoetxea, que reconoció que llega "con ciertas dudas" debido a la falta de entrenamientos específicos. Por su parte, Elezkano buscará repetir su buena actuación del curso pasado: "En los últimos años he llegado en un momento dulce y las cosas me han salido bien. Volver a ser competitivo es mi objetivo".

En cuanto a la representación navarra, Joseba Ezkurdia ejerce de cabeza de cartel. El delantero de Arbizu aspira a la triple corona (ya ha ganado el Parejas y también el Cuatro y Medio), pero el Manomanista se le resiste. De hecho, su techo son las semifinales, una barrera que aspira a rebasar, aunque con la dificultad de haber quedado encuadrado en el grupo de Jokin Altuna. Oinatz Bengoetxea, de 36 años y bicampeón, es otro de los grandes aspirantes. Joanes Bakaikoa y Asier Agirre completan el póker de pelotaris navarros en el torneo, la cifra más baja en los últimos tiempos.

"Tengo claro que este campeonato es un paso más en un largo camino, pero estoy con ganas"

Iker Irribarria

Delantero de Aspe y defensor del título

"El objetivo es la txapela, pero lograrla es muy difícil porque te la juegas a un partido desde el principio"

Mikel Urrutikoetxea

Delantero de Baiko

"En el mano a mano hay que estar al 100% y es una faena no tener tiempo de recuperar, pero es lo que hay"

Joseba Ezkurdia

Delantero de Aspe

"Sé que los últimos años he sido competitivo en un torneo tan exigente y lo voy a volver a intentar"

Danel Elezkano

Delantero de Aspe

"Debuté hace seis semanas y ahora estoy aquí. Aún lo estoy asimilando, pero es una realidad"

Iraitz Zubizarreta

Delantero de Baiko