Kepa Arrieta Presidente de la Federación Alavesa de fútbol

"El fútbol alavés debe recuperar el lugar que merece"

27.07.2020 | 23:12
"El fútbol alavés debe recuperar el lugar que merece"

Recién elegido presidente de la Federación Alavesa de Fútbol con dos tercios de los votos, Kepa Arrieta afronta un mandato centrado en la modernización de la entidad

Vitoria – Kepa Arrieta lleva toda una vida ligado al fútbol alavés. comenzó su trayectoria como entrenador de fútbol a los 17 años, cuando empezó a hacerse cargo de equipos de niños en el colegio Calasanz. Allí pasó diez años hasta que el Aurrera de Vitoria llamó a su puerta. Durante su estancia de cuatro temporadas en Olaranbe, Arrieta obtuvo todas las titulaciones de entrenador. Después, pasó a dirigir el San Ignacio, con el que estuvo cinco años entre Tercera División y Regional Preferente, categoría en la que entrenó al Alavés B durante una campaña. Tras ello, pasó dos cursos en el Vitoria, que logró ascender a Tercera, y su última experiencia como entrenador duró tres meses, en el juvenil nacional del Alavés. En 2013 pasó a los despachos como coordinador del Betoño y desde 2017 ha estado más lejos del barro, hablando del Alavés en Radio Vitoria y colaborando con una asociación de fútbol para personas con discapacidad. Ahora vuelve al ruedo lleno de energía como presidente de la Federación Alavesa de Fútbol, siguiendo los pasos de su padre Pedro Arrieta, que ocupó el cargo entre 1990 y 2005.

¿Le sorprendió salir elegido presidente el pasado jueves?

–La verdad es que no había echado cuentas y no sabía cuál iba a ser el resultado. Pensaba que iba a estar muy ajustado entre Antonio Reguero y yo, pero no pensaba contar con tanto apoyo como para conseguir 46 de 67 votos posibles. Es muy gratificante sentirse tan respaldado por clubes, entrenadores, árbitros y jugadores, pero también conlleva una gran responsabilidad.

Uno de los puntos fuertes de la candidatura de Reguero era el apoyo del Deportivo Alavés y su amistad con Rubiales. ¿Hasta qué punto es esto un inconveniente?

–El Deportivo Alavés ha estado siempre cerca de la Federación Alavesa de Fútbol y estoy convencido de que lo va a seguir estando porque así nos lo han trasladado. Otra cosa es que el modelo de Federación vaya a ser distinto al que ellos pretendían. Las candidaturas ya están olvidadas, las puertas están abiertas para todo el mundo que quiera colaborar con nosotros. Sé que había personas muy válidas en la otra candidatura.

¿Qué es lo que ha convencido a la asamblea para apoyarlo?

–Yo creo que al fútbol alavés quiere un cambio y eso es lo que buscaba nuestra candidatura. La idea de modernización ha calado. La Federación Alavesa tiene una estructura y estatutos inamovibles, pero es necesario actualizar esos órganos.

¿En qué va a consistir dicha actualización?

–En cuanto a la gestión, no podemos crear nuevos órganos, pero hay que modernizar y profesionalizar los que ya existen. Tenemos que tener un objetivo claro, diseñar un plan estratégico a cuatro años. Vamos a analizar a fondo cuál es la situación actual y será el propio fútbol alavés el que nos marque las prioridades.

¿Qué panorama se ha encontrado en la primera reunión como presidente este lunes?

–Es pronto para sacar conclusiones, pero me ha llamado la atención la falta de liderazgo en la institución. Hay grandes profesionales que en ocasiones se han visto obligados a asumir responsabilidades que no les correspondían. Queremos delimitar cuanto antes las funciones de la directiva y de los empleados, que cada uno pueda centrarse en su labor.

¿Cuáles son las primeras medidas que va a tomar la nueva directiva?

–Aparte de la modernización de la Federación, cuyos resultados se verán a largo plazo, me gustaría que el fútbol alavés fuera respetuoso con todas las competiciones, que todas las modalidades se cuidaran por igual. Un niño o niña que empieza a jugar a fútbol sala, por ejemplo, debería tener la seguridad de que va a poder seguir compitiendo y progresando sin problemas a lo largo de toda su trayectoria, y eso no ocurre ahora mismo. No será fácil pero tenemos que intentarlo.

Ahora mismo las jugadoras que cumplen 14 años pasan directamente a enfrentarse con mujeres de 30 años en categoría sénior. ¿No hay pasos intermedios porque faltan futbolistas o faltan futbolistas porque no hay pasos intermedios?

–Lo tenemos que analizar bien, pero yo me niego a creer que no hay niñas de entre 14 y 18 años que quieran jugar a fútbol. Es significativo que tengamos 500 inscritas en categoría cadete y algo más de 300 de 14 años en adelante, hay muchas que se quedan por el camino. Hay que facilitar que existan esas categorías intermedias, aunque eso implique que durante un tiempo haya menos equipos de los necesarios para competir. Hace falta que eche a andar esa liga intermedia para que cada vez se puedan sumar más jugadoras.

¿Qué me dice del fútbol sala femenino? Hace años que ha desaparecido y los equipos se han pasado al futsal.

–Yo creo que la Federación tiene que ser el paraguas de todas las competiciones de fútbol, ya sea federado o recreativo. Hay que plantearse por qué hay equipos que se marchan a asociaciones alternativas. Son ligas económicamente más rentables porque, por ejemplo, no tienen seguro médico. Me gustaría que esas competiciones estuvieran al amparo de la Federación, hay que ir de la mano con ellas y conocer la opinión de las instituciones que las apoyan.

Uno de los temas que trató en la presentación de la candidatura fue el de la formación de entrenadores.

–Sí, este es un tema que nos preocupa y en el que vamos a poner mucho empeño. Queremos profesionalizar todo el trayecto de formación de futbolistas. Los entrenadores de todas las categorías tienen que ser sometidos a un proceso de aprendizaje. Muchos de los que entrenan a jóvenes son futbolistas de categorías superiores cuya única formación es la experiencia adquirida de quienes han sido sus entrenadores. El comité de entrenadores, la escuela de entrenadores y la Federación deben trabajar codo con codo para acompañar a esos técnicos durante su enseñanza y que las familias sientan que su hijo está en buenas manos.

¿Qué le parece que muchos de los entrenadores del organigrama del Alavés sean de fuera de la provincia?

–Me da pena que el entrenador alavés no tenga el reconocimiento que se merece, no hay entrenadores locales con altos cargos ni aquí ni en otras provincias. Creo que se trata más de un problema de no haber sabido vender nuestra marca que de falta de talento, porque tenemos entrenadores muy buenos, igual que los árbitros. Para mí es un orgullo tener un árbitro asistente como Roberto Pérez del Palomar en Primera División, necesitamos vendernos mejor, recuperar el lugar que nos corresponde.

Ander Guevara, Unai Simón, Mikel Vesga, De Marcos... ¿Por qué el talento alavés abandona el territorio?

–Históricamente no se ha valorado al jugador alavés, no se le ha dado la oportunidad de pisar el fútbol profesional, algo que sí se le ha concedido en otras provincias. El filtro de Primera División es difícil de superar, pero debe tener la ocasión de intentarlo. El ejemplo más claro es el de Martín y Manu García. Se apostó por ellos, se les puso en la lanzadera y han demostrado que tienen nivel para mantenerse ahí. Creo que en este aspecto el Alavés ha dado un paso adelante en los últimos años y hay que reconocérselo.

¿Dificultan esa labor los convenios de equipos del territorio con el Athletic, la Real Sociedad o el Eibar?

–No sé si es un hándicap o no, pero ojalá que todos estos clubes convenidos vuelvan a tener el Alavés como referencia con el paso de los años. Me gustaría que el Alavés consiga que todos los clubes de Álava remen en la misma dirección, será beneficioso para todos. La Federación va a hacer lo que esté en su mano para que esto sea posible.

Llega a la Federación en un momento muy delicado debido a la pandemia. ¿Cuál es la situación?

–Ahora mismo hay mucha incertidumbre. Tenemos varios escenarios sobre la mesa, pero serán las instituciones y las autoridades sanitarias las que tomen las decisiones. Nuestra previsión es que empezaremos a mediados de octubre, pero no se sabe nada a ciencia cierta. Tendremos novedades en agosto. Por otro lado, hablaremos con las instituciones sobre las reformas en los terrenos de juego. Lakua-Arriaga está terminado, en Aranbizkarra hubo un problema con la constructora pero parece que se terminará. El siguiente es Los Astrónomos. Habrá que ver qué ocurre, nosotros defenderemos que se continúe con el proyecto.

En su discurso repitió mucho la palabra consenso, ¿cómo se pone de acuerdo a todos los clubes?

–Se consigue siendo legales en todos los términos que marcan los estatutos. Si actuamos de una manera justa con la normativa creo que todos los equipos se van a sentir representados por la Federación, y ese es nuestro objetivo. Esto lo sacaremos adelante entre todos.

"Al cumplir los 14, las niñas pasan a jugar con mujeres de 30 años; tiene que haber una categoría intermedia"

"Hay muy buenos árbitros y entrenadores en Álava, pero no los hemos vendido bien, hay que reforzar la marca"

"Puede que el modelo de Federación no vaya a ser el que pretende el Alavés, pero trabajaremos con ellos"

"Faltaba liderazgo, tenemos buenos profesionales que han acabado tomando roles que no les corresponden"