Cancelan Wimbledon por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial

El británico es el único torneo del Grand Slam que cuenta con un seguro contra las pandemias

01.04.2020 | 18:06
Entrada al All England Lawn Tennis Club de Wimbledon

El torneo de Wimbledon, que se iba a celebrar del 29 de junio al 12 de julio, ha sido cancelado por la pandemia de coronavirus que asola el planeta.

El tercer Grand Slam de la temporada sufre de esta manera su primera cancelación desde la Segunda Guerra Mundial.

"Con mucho dolor la directiva del All England Club y el comité organizador de Wimbledon han decidido hoy que los campeonatos de 2020 van a ser cancelados debido a la preocupación de la salud pública ligada a la pandemia de coronavirus", dijo el torneo en un comunicado.

La edición número 134 de Wimbledon se disputará del 28 de junio al 11 de julio de 2021.

El torneo de Wimbledon es el único de los cuatro Grand Slams que posee un seguro contra pandemias, lo que cubriría las pérdidas por venta de entradas y derechos televisivos.

El All England Club, recinto donde se ubica el torneo, minimiza con este seguro las pérdidas de un torneo que genera anualmente en ingresos más de 250 millones de libras, con un beneficio antes de impuestos de casi 4,5 millones.

Según medios ingleses, el seguro cubrirá gran parte de estas pérdidas, permitiendo la supervivencia del torneo en el futuro y dando continuidad a la aportación que el All England Club hace a la federación inglesa de tenis (LTA, por sus siglas en inglés).

Esta es una de las razones que Roland Garros argumentó para trasladar unilateralmente el torneo a septiembre. Una cancelación del Grand Slam parisino supondría un duro golpe para el tenis de formación en Francia, según expuso en L'Equipe el director financiero de la federación francesa de tenis.

El seguro de Wimbledon permitirá mantener el apoyo a la LTA y al tenis de base en el Reino Unido, por lo que el impacto de la suspensión de la temporada de hierba, que en Inglaterra cuenta con otros torneos como Queen's, Eastbourne y Nottingham, será menor.

Con los derechos televisivos y la venta de entradas cubiertas, las mayores pérdidas llegarían del merchandising y de la venta de comida, entre ella, las famosas fresas con crema de Wimbledon.

Noticias relacionadas